Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

martÍnez vidal reclama su cabeza

Terremoto político: la portavoz del Gobierno (Cs) exige la dimisión de Villegas por ponerse la vacuna

Podemos y Vox también piden la renuncia del titular de Salud y el PSOE requiere a Miras que dé explicaciones urgentemente

19/01/2021 - 

MURCIA. Tormenta política en el Gobierno regional tras conocerse que el consejero de Salud, Manuel Villegas, se ha puesto la vacuna contra la covid-19, junto con altos cargos y funcionarios del Servicio Murciano de Salud (SMS). Apenas dos horas después de saltar la noticia -desvelada por el diario La Verdad-, la portavoz del Gobierno regional y líder de Ciudadanos, Ana Martínez Vidal, enviaba un misil directo al seno de su propio Ejecutivo: exigía la dimisión del titular de Salud por su comportamiento "inadmisible". El Gobierno regional pedía así la renuncia de un miembro de su mismo Gobierno.

"El protocolo es muy claro en la Región de Murcia", esgrimía Martínez Vidal a través de las redes sociales. "A los consejeros no nos corresponde vacunarnos todavía y es muy importante que seamos ejemplares". Por esa razón, apostillaba, "el consejero de Salud debe asumir su responsabilidad y dejar el cargo". Minutos después ampliaba sus palabras en un comunicado: "Un consejero de Ciudadanos ya habría presentado su dimisión o habría sido cesado. El consejero de Salud tiene que asumir su responsabilidad y confiamos en que deje el cargo". Y, finalmente, preguntada por la Cadena Ser, trasladaba públicamente su petición al presidente de la Comunidad: "López Miras tiene que cesar a Villegas inmediatamente. Esta situación es muy grave".

La portavoz del Gobierno y líder de Ciudadanos, Ana Martínez Vidal, y el consejero de Salud, Manuel Villegas, en una imagen de archivo. Foto: MP

La portavoz, que ha compartido numerosas ruedas de prensa con el titular de Salud a lo lago de la pandemia, argumentaba que "hay sanitarios de primera línea que aún no han recibido la vacuna y están esperándola". "Son muchos los abuelos, las personas mayores y más de 4.000 dependientes que están esperando su turno". El protocolo del Ministerio de Sanidad deja claro que en la primera etapa se vacunaría a las personas que desempeñan su labor en "los centros sanitarios y sociosanitarios", como son los residentes, los trabajadores de las residencias y el personal que trabaja en la primera línea. El propio Villegas, sin embargo, justificaba su vacuna por su condición de médico -es cardiólogo en excedencia- y desde la Consejería de Salud argüían que los altos cargos que se vacunaron lo hicieron "para evitar brotes", pues, aducen, "el equipo directivo forma una parte esencial dentro de la gestión de la pandemia".

La noticia ha levantado una oleada de críticas políticas, no sólo del propio socio de Gobierno del PP, Ciudadanos. También han reclamado su dimisión desde la oposición: Vox y Podemos censuraron esta actitud y pidieron su cabeza. "Es un disparate injustificable que se vacunen Villegas y su equipo, que trabajan en un despacho", criticó el líder de Podemos, Javier Sánchez Serna. "Villegas abusa de su poder, se salta las normas y repudia a los murcianos que necesitan la vacuna", recriminaba por su parte José Ángel Antelo, líder de Vox.

Desde el PSOE también reprocharon duramente el comportamiento de Villegas, pero no pidieron su dimisión. Al menos no lo verbalizó el partido, porque sí lo hicieron numerosos diputados regionales en las redes sociales. Por su parte, el portavoz socialista, Francisco Lucas, exigía a López Miras que diera explicaciones de manera urgente "por haber permitido que a un miembro de su Gobierno no contemplado en el protocolo de vacunación, como es el consejero de Salud, se le haya administrado la vacuna".

Precisamente Villegas tenía previsto comparecer este miércoles en la Asamblea Regional para dar cuenta la evolución de la covid-19 y rendir cuentas sobre la gestión del Ejecutivo regional. El escándalo no ha podido llegar en peor momento, con las cifras desatadas en la Región: más de 16.705 contagiados y 852 murcianos ingresados, 119 en la UCI (que rozan el lleno con una ocupación del 99%).

Noticias relacionadas

next