Hoy es 24 de julio

SÓLO LOS FERTILIZANTES SUBEN HASTA UN 300%

La guerra diaria de los agricultores murcianos contra los costes: "O repercuten en los precios o no sobreviviremos"

5/11/2021 - 

MURCIA. El sector agroalimentario regional se tambalea ante el aumento en los costes que viene produciéndose en las últimas semanas. Como consecuencia de la inflación general provocada por el precio de la energía, las materias primas han llegado incluso a duplicar su precio desde el año anterior, con la consiguiente amenaza para la rentabilidad de agricultores y ganaderos.

Así pues, encontramos incrementos anuales de entre el 200% y el 300% en fertilizantes y de hasta un 150% en abonos. No obstante, la subida también ha conseguido afectar a aquellos recursos más básicos como el combustible (+78%), el agua (+33%) o la energía (+270%), de acuerdo con los datos recogidos en el informe de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), correspondiente al mes de octubre de 2021.

"Si el aumento en los costes no se repercute en el producto final para poder ganar algo de margen el sector no sobrevivirá", sentencia el presidente de la asociación agraria Coag, Miguel Padilla. En este sentido, explicaba que esta condición, aunque imprescindible, no depende de los agricultores porque ellos no deciden cómo llegará el producto al consumidor, por lo que quedan a expensas de los intermediarios. Por tanto, "la preocupación y la incertidumbre son enormes", lamenta Padilla.

De hecho, "los precios se están viendo afectados pero a la baja", aclara Pedro Gomariz, agricultor citrícola murciano: "Entre la subida en las materias primas y los precios bajos encontramos que casi todos los productos agrícolas tienen pérdidas en estos momentos".

No obstante, no solo el coste de los insumos está causando problemas en el sector, pues también existe una escasez de productos que genera una inflación aún mayor, especialmente de aquellos que entran a la Región por barco. 

En consecuencia, la calidad y la cantidad de las próximas cosechas acabará por verse afectada. Al fin y al cabo, la situación de las materias primas provoca que no se estén empleando todos los recursos que serían necesarios ni se esté plantando al ritmo que debería ser habitual, de acuerdo con Gomariz.

"regar y abonar los árboles hay que hacerlo sí o sí"

Ante esta situación extraordinaria, el presidente de Asaja, Alfonso Gálvez, lamenta que no haya más equilibrio entre la producción y la comercialización, pues asegura que el kilo de limones se sigue vendiendo al cliente por una cantidad muy superior a la que perciben los agricultores.

Asimismo, Gomariz insiste en la importancia de "no entrar en pánico y hacer acopio", pues eso provocaría un desabastecimiento aún mayor que a su vez repercutiría de nuevo en la inflación: "No debemos olvidar que los precios suben cuando hay escasez", recuerda.

Por otro lado, alude a la energía solar como la principal alternativa a la que pueden recurrir en el sector para abaratar el coste de la energía. No obstante, lamenta que con productos como los fertilizantes "poco se puede hacer", ya que "regar y abonar los árboles hay que hacerlo sí o sí".

Así crecen los precios en la agroalimentación

Los insumos agrarios, aquellos productos que se compran como materia prima, han experimentado un crecimiento desorbitado en las últimas semanas como consecuencia directa de la crisis energética en la que estamos sumidos en estos momentos. Aunque la subida es común a todos los elementos, el fósforo, el potasio y el nitrógeno son los más afectados, siendo este último el más destacado. En consecuencia, esta ha pasado a ser "la campaña más cara de la historia", según indica Asaja.

En concreto, dos de los fertilizantes más demandados han disparado su precio en 239% y en 307% en tan solo un año, mientras que el abono ha aumentado un 150% en este periodo. Por su parte, las semillas de cereales aumentan alrededor del 20%, mientras que los híbridos (maíz, girasol) suben entre un 10% y un 20%. También los ganaderos se están viendo afectados por esta situación, pues el coste del pienso ha crecido un 27%.

En cuanto a los costes energéticos, destaca especialmente el precio de la electricidad en un 270%, aunque tampoco se queda atrás el gasóleo B con un incremento del 72,74%, mientras que el agua sube un 33%. El resto de materia primas también se ven afectadas por la inflación general, como los plásticos o la maquinaria, que ven crecer su precio un 46% y entre un 10% y un 25% respectivamente, dependiendo este último incremento de las marcas fabricantes.

Como ejemplo práctico, resulta destacable que un camión de 2.500 kg suponía en octubre del pasado año 4.000 € de coste y a día de hoy alcanza los 10.000€. En el mismo sentido, si una tonelada del fertilizante NAC 27 costaba 179€ en octubre de 2020, ahora pasa a costar 550€.

Noticias relacionadas

next