las playas siguen llenas de materia orgánica

Cartagena pide ayuda económica ante el grave problema de biomasa en la costa: "Es un gasto inasumible y nos desborda"

17/11/2021 - 

CARTAGENA. La presencia de biomasa en la costa cartagenera, principalmente en la zona sur del Mar Menor, se ha convertido en un problema prácticamente insalvable para los vecinos de la zona. La continua producción y llegada de la materia orgánica a la zona provoca malos olores, mala imagen e inseguridad sanitaria para los bañistas, pero, para la administración municipal, no solo es eso, es un asunto "estructural y constante", por lo que ha pedido al resto de administraciones ayuda económica para solucionar un grave problema medioambiental y se ven "desbordados" para resolverlo.

"No es solo la limpieza, la imagen de ver las playas así o los problemas sanitarios que puede originar a los usuarios, este asunto debe formar parte de las estrategias de protección del Mar Menor", reclama Noelia Arroyo, alcaldesa de Cartagena, quien añade que "las necesidades desbordan a la capacidad del Ayuntamiento". Recordaba la propia alcaldesa que en breve saldrá un gran contrato municipal, en el que se destinará un millón de euros anuales a la retirada de la biomasa, pero pide un soporte económico mayor. Recordó que en agosto se retiraron 120 toneladas de biomasa de la costa, por lo que avisa que esto es una preocupación "permanente y estructura y debemos pedir que se ayude a financiarlo".

Proyecto para fangos y secos

Por otro lado, explicó que la Comunidad Autónoma llevará a cabo una transferencia de 300.000 euros para elaborar el proyecto de retirada de fangos y secos, una cuestión en la que las competencias para su actuación han hecho que desde 2019 las administraciones nacional, regional y local hayan estado lidiando para saber quién debía acometer el problema. Ahora, una vez que el Ayuntamiento tiene las garantías jurídicas para poder actuar sobre estos fangos y secos, se tramitará el proyecto que determinará el método y el presupuesto para empezar a hacerlo, por lo que su actuación se retrasará aun más en el tiempo, a pesar de que,  por otro lado, sí que se tenga claro quién debe poner la solución. "Ante la inacción del Gobierno de España, nosotros hemos decidido pasar a la acción", indicaba la propia alcaldesa.

Noticias relacionadas

next