conferencia este miércoles en el Luzzy

Los acabadores, un siniestro oficio del pasado para ayudar a morir: el escritor Santi García te lo cuenta en Cartagena

19/10/2022 - 

CARTAGENA. El del 'acabador' fue un oficio del que se tienen noticias desde el siglo XVI en España, cuya tarea consistía en 'ayudar' a morir a personas moribundas. En Cartagena se sabe de la existencia en el siglo XVII de uno de ellos de nombre Fulgencio Sevilla, afincado en La Aljorra. De este siniestro trabajo y de este personaje en particular hablará el arqueólogo e investigador cartagenero Santi García este miércoles (20 horas), en la biblioteca Josefina Soria del Centro Cultural Ramón Alonso Luzzy de Cartagena. Lo hará durante la conferencia que ofrecerá, con entrada libre, bajo el título 'Oficios malditos en Cartagena: los acabadores', enmarcada dentro del programa de la Concejalía de Cultura 'Leer, Pensar, Imaginar'.

Cuenta Santi García que en la Región se tiene constancia del paso (solían ser itinerantes) de tres acabadores, el mencionado Fulgencio Sevilla, Dorotea la Bruja en la zona del Guadalentín (principios del siglo XVIII) y María la Gila en Murcia (finales del XVIII). No obstante, este oficio que estuvo auspiciado por la Inquisición (y perseguido cuando esta desapareció) perduró hasta mediados del siglo XX, habiéndose encontrado algún caso en Galicia en los años ochenta.

Lo que hacían no era otra cosa que acabar con la vida de una persona agonizante y sin posibilidad sobrevivir. Para ello, explica el autor, los acabadores tenían que haber superado una serie de pruebas que demostrasen que Dios estaba con ellos (como beber agua bendita y escupirla para apagar de una sola vez un fuego). Una vez 'certificada' su capacidad, eran demandados sus servicios para acabar con el sufrimiento de las personas moribundas. En el caso de Fulgencio Sevilla, en muchos casos se trataba de individuos atacados por perros rabiosos.

Rituales

Había todo un ritual en su trabajo, ya que tenían que purificar todo lo que rodeaba al enfermo con agua santa -que ellos mismos bendecían como 'trabajadores' del Santo Oficio-, vinagre y sal. Asimismo, se rezaban dos oraciones: una para invocar a los antepasados del moribundo y otra para que la Virgen lo guiase. Después se le daba un brebaje con cicuta y se le ladeaba la cabeza, de tal forma que el acabador le pudiera dar un solo golpe certero y mortal en la nuca con un martillo de madera

Durante la conferencia, lo interesados podrán conocer estos y otros muchos datos curiosos sobre esta profesión y sobre los ritos que realizaban estos hombres. Se calcula que Fulgencio Sevilla, por ejemplo, pudo aplicar "esta especie de eutanasia aceptada" cerca de doscientos veces.

Se trata de un oficio del que Santi García habla, además, en su último libro, titulado Murcia Región Sobrenatural. Este escritor, dedicado al mundo de la investigación desde hace más de dos décadas, desarrolla su actividad en lugares muy dispares. Ha sido miembro de la Escuela Española de Arqueología en Roma (CSIC) en el proyecto Tusculum. 

El autor cartagenero está dedicado al misterio histórico desde el 2014, además de ser colaborador habitual en medios especializados como Ángulo 13, La Red del Misterio, Al Final de la Escalera, 75 Escalones, Extraña Dimensión, Espectro Magazine y Revista Española de Antropología 25, entre otros. También ha dirigido y presentado durante cinco temporadas el programa sobre arqueología y misterio 'La Fíbula'. En la actualidad combina su labor investigadora con la formación y la coordinación en la asociación que preside, GAIA Cultural. Guía de Rutas Misteriosas para Cartagena, La Unión y Elche.

El evento estará presentado por Xus JC, presidente de Asociación de Investigación Vestigium, y la entrada es gratuita hasta completar aforo.

Noticias relacionadas

next