Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Los dueños de bares y restaurantes de Cartagena no aguantan más: "Nos están faltando al respeto"

21/01/2021 - 

CARTAGENA. No es una imagen nueva y, de momento, tiene toda la pinta de que seguirá repitiéndose en las calles de las principales municipios de la Región. Cartagena se llenó ayer de coches de dueños de bares y restaurantes de la ciudad, que volvían a protestar por el cierre de sus establecimientos: dicen no aguantar ni un segundo más con a persiana echada, porque la ruina empieza a entrar por sus casas. Además, aseguran que con estos constantes cambios de decisiones políticas "nos están faltando al respeto".

El presidente de Hostecar, Juan José López, explicaba momentos antes de partir la manifestación que ven Comunidades Autónomas como la de Madrid "que siguen trabajando con la hostelería abierta y con los mismos porcentajes que la Región de Murcia, que está cerrada".

Recordaba que cerca de un 25% de los negocios de Cartagena, antes del último cierre, no había abierto y estimaba que entre un 40% y un 50% del sector no aguantará más. "La sensación es de desesperanza. Llevamos un año trabajando con cuatro meses cerrados a cal y canto y ocho meses con restricciones, por lo que no le vemos fin.  De ahí esa necesidad de protocolo seguro, para que la gente sepa que puede abrir de forma indefinida. Nos merecemos un respeto. El Gobierno de España debe dar un paso adelante y crear ese protocolo y plan de rescate".

"No aguantamos más, necesitamos trabajar ya. La situación es caótica; no podemos soportar esto ni un día más. Nos estamos encontrando que la economía va a menos hay menor poder adquisitivo, por lo que los servicios que tenemos ahora, como el de take-away apenas se están utilizando".

Los objetivos de Hostecar son que se establezca un protocolo sanitario que les permita trabajar con garantías, sin paralizar continuamente su actividad empresarial. Por otro lado, piden un "gran pacto nacional y regional" de rescate económico del sector de la hostelería y el turismo, al que puedan concurrir todas las empresas. El sector ve necesario un plan estratégico de reactivación post-covid. No quieren "condicionantes inasumibles por las empresas" en los ERTES.

Por otro lado, entre sus reivindicaciones también piden una reducción del IVA y con ‘cero ventas, cero impuestos". Solicitan a las autoridades suspender temporalmente la cuota de autónomos y de Seguridad Social en los periodos de cese de la actividad, así como una bajada de impuestos durante los seis primeros meses desde la reapertura.

Creen necesaria una renegociación de deudas adquiridas con la administración, a través de formas de pago o fraccionamientos, ambos libres de recargos o intereses y ayudas para sufragar los gastos de suministros y alquileres.

next