Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

en el pavon teatro kamikaze de madrid

Una hora a solas con el murciano Jaime Lorente: produce e interpreta el monólogo 'Matar cansa' 

4/10/2020 - 

MURCIA. Decía Jaime Lorente recientemente en una entrevista que "hay que seguir y hay que apostar". Y es lo que parece que está haciendo el actor murciano. Sin parar. Porque en este 2020 de locos no sólo se ha metido, nada menos, que en la piel de El Cid (en la serie que se estrenará en Amazon Prime), sino que también se prepara para el estreno el 8 de octubre del monólogo Matar Cansa en el Pavón Teatro Kamikaze de Madrid. Para el que considera su mayor reto interpretativo, el actor formado en la Escuela de Arte Dramático de Murcia se subirá solo al escenario de este espacio artístico de referencia para, durante una hora, dar voz al admirador de un asesino en serie, sacando a la luz esa fascinación por el mal que de alguna forma es colectiva. 

Un total de 26 páginas del monólogo escrito por el dramaturgo y cineasta argentino Santiago Loza son las que Jaime Lorente lleva a la escena en esta obra, que estará en cartel hasta el 22 de noviembre en la sala principal de este teatro de Madrid, ciudad que no vive sus mejores momentos con las restricciones de movilidad. Pero el murciano -que alcanzó la fama por papeles como Denver en La casa de papel y Nano en Élite- no sólo se enfrenta a un reto actoral, también asume riesgos, ya que Matar Cansa es una producción del propio Jaime Lorente en colaboración con Buxman Producciones.

"Una víctima seduce, provoca. Una víctima aguarda el momento, toda una vida, atrae despacio a su asesino", dice la confesión del protagonista de la obra, que se presenta como el admirador desmesurado de un criminal. Se trata de "un relato que navega de manera visceral, poética e incluso evangélica a través de los acontecimientos que llevaron a este asesino a convertirse en una figura temida por el mundo y venerada por nuestro narrador", dicen desde Teatro Kamikaze (Premio Nacional de Teatro 2017). Jaime Lorente asegura, por su parte, que "todo lo que envuelve al texto es de una naturaleza tan terrible como hermosa, desde las palabras de Santiago Loza, construyendo formas en la noche, hasta el último aliento antes de terminar la función".

El morbo que late escondido

En Matar cansa, un hombre reconstruye -en un espacio desprovisto de objetos- la historia de un tipo al que admira incuestionablemente: un asesino en serie que busca a través de la muerte el significado de su vida. "Nuestro narrador es un fanático acérrimo de este carismático criminal. Se define como un cobarde frente a los hechos cometidos, se le ve opaco y solo se apasiona cuando describe las acciones del otro y hasta lo hace con los detalles más pequeños y sórdidos", informa Kamikaze.

Tal es la empatía, que en ocasiones las líneas que separan al narrador y al personaje narrado llegan a confundirse. "Nunca llegamos a saber quién es este hombre tan apasionado. ¿Su mejor amigo? ¿Su víctima?  Desde luego, provoca incomodidad escucharle hablar sobre la muerte y la veneración que le profesa". De hecho, "el personaje principal está situado justo al lado de un gran acontecimiento –ni delante ni detrás–, en ningún momento es partícipe de nada. Solo de ser un espectador, un admirador, el cual está sumergido en un mar negro del que solo puede escapar a través de la inmortal luz del asesino que le da sentido a su gris e insulsa vida", aseguran desde el teatro.

Igualmente, añaden que Matar cansa "nos expone un punto de vista diferente al que estamos acostumbrados" y saca a luz ese "morbo escondido que nos lleva a mirar debajo de una sábana manchada de sangre, el mismo que te ancla a la butaca para escuchar los hechos atroces narrados de una forma tan bella y honesta como la de nuestro protagonista. ¿Para qué? Para descubrirnos a nosotros mismos, tanto debajo de la sábana como sujetando el cuchillo". 


Noticias relacionadas

next