Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

algunos tenían un 50% de ocupación prevista para este puente

El confinamiento destroza a los hoteles: todas las reservas anuladas y cierre técnico 15 días

31/10/2020 - 

MURCIA. Las perspectivas eran optimistas dentro de las circunstancias, adversas, que la pandemia ha creado para el sector turístico desde que llegó a la Región a principios de marzo. No esperaban hacer el agosto pero este puente de Todos los Santos se había activado el interés y muchos hoteles veían, con cierto alivio, como se sucedían las reservas. Pero el cierre perimetral de la Comunidad y de sus 45 municipios ha destrozado las previsiones a corto y medio plazo de los establecimientos hoteleros.

"Había unas perspectivas de ocupación que alcanzaban el 50%, incluso más en algunas zonas, y la campaña que tenemos en marcha con Turismo iba relativamente bien", explica Soledad Díaz, presidenta de Hostetur, la Asociación de Empresarios de Hoteles y Alojamientos Turísticos de la Costa Cálida. "Todo se ha anulado. El cierre entre municipios ha caído como una bomba", añade con resignación.

Díaz señala que desde muchos establecimientos podían esperar que se confinara la Comunidad pero no calcularon que se realizaría la misma restricción con todos los municipios regionales.  "Se podía haber sobrevivido con la gente de la propia Región, con dos fases de ocupación, viernes y sábado o domingo y lunes, dependiendo del perfil de edad”, señala. "Pero así es imposible. ¿Quién va a ir a dormir a un hotel en su propio municipio? En la práctica, es como si nos hubieran obligado a cerrar".

El turismo rural, por su parte, "se ha vaciado entero", indica Jesús Jiménez, presidente de Hostemur, patronal del turismo regional. "Todas las reservas previstas para este puente se han anulado. El confinamiento impide incluso desplazarse a una segunda residencia".

Así, los hoteles van a estar vacíos en unas fechas en la que debían recuperar parte de su actividad gracias al puente en varios municipios. "Pero nadie va a ir a un hotel de su propia ciudad. Cualquier actividad turística desaparece", lamenta.

Y es que el confinamiento perimetral de la Región, unido al de los municipios, actúa sobre el sector como si tratara de un confinamiento total, como señala Juan Carlos García, responsable de la Asociación de Hoteles de la Región. "Dadas las restricciones, estamos en una especie de vuelta al confinamiento estricto en los que respecta a nosotros. Si la gente no se puede desplazar, no tenemos clientes y no hay actividad", explica.

Tal y como indica, en los 175 alojamientos turísticos reglados y otros 75 entre campings, apartamentos turísticos y casas rurales de la Región, "se ha caído todo". Sólo los hoteles de ciudad, con un perfil de cliente más empresarial, tendrán algo de actividad en las próximas semanas, "pero mínima", indica. "El panorama es desolador. Estamos abocados a la ruina", lamenta.

Falta de previsión

Para la presidenta de Hostetur la valoración es muy negativa, con una "imprevisión total y la economía no puede funcionar así. Supone un daño muy grande económicamente, pero también emocionalmente. Y los responsables políticos deben ayudar. Respeto la autoridad sanitaria y somos conscientes de que esto hay que pararlo, pero hay que gestionarlo todo y hay que tener más previsión".

García asegura que después de 25 años en este negocio, nunca había visto una situación similar. "Cualquier calificativo se queda corto. No se puede soportar mucho tiempo más. Entendiendo la situación, lo que demandamos es que sepan gestionarlo. Si cuando teníamos un nivel de contagios bajo se hubiera gestionado la situación de otra forma, ahora no estaríamos así".

Ahora muchos se plantean el cierre durante los próximas dos semanas porque no tienen demanda ni las perspectivas son halagüeñas más allá de este confinamiento. La propia Díaz, que tiene un hotel en Puerto de Mazarrón, ha optado por cerrar a la espera de ver el devenir de los acontecimientos.

Grandes pérdidas para el sector

El sector hotelero acumula desde principios de años una merma de ingresos en los establecimientos de un 70% de media con respecto al año pasado, asegura García. Ahora, "lo que vamos a hacer la mayoría de empresas es seguir asumiendo las pérdidas que esto va a suponer. Va a ser la puntilla de una temporada muy mala".

Con estas cifras, le preocupa la complicada situación en la que quedan los hoteles y que la mayoría no puede acogerse a un ERTE durante estos 15 días porque ya han estado inmersos en uno y han sacado a parte de su plantilla del mismo. "De aquí a unos meses veremos desaparición de cientos de empresas, ERES y un crecimiento desaforado del paro en el sector", augura.

Noticias relacionadas

next