Hoy es 22 de julio

entrevista a la candidata de Podemos en la Región

María Marín: "Antes o después volveré a estar curando animales como veterinaria"

18/05/2023 - 

MURCIA (EFE). María Marín (Cartagena, 1968), o 'Marisica' como la llamaban de pequeña, entró en política cuando se creó Podemos porque al mirar a su alrededor "todo estaba mal y por fin había un partido dispuesto a impugnar muchas cosas que antes se daban por sentadas". Asegura que no está en política por ambición personal y que cuando no sea útil lo dejará. "Soy lo que veis, no hay puerta de atrás", afirma.

Cumplió su sueño de niña y es veterinaria, aunque ahora ejerce de política con el miedo de no estar a la altura, que suple con su palabra favorita 'valentía' y con el objetivo de acabar con lo que más detesta, "el no se puede". Dice que llora a menudo porque relaja el alma, y lo que más le entristece es la injusticia social.

Esta bailarina de jazz en la juventud, que afirma que no confía en quien no ha cambiado nunca de opinión, se considera buena cocinera por herencia materna y cree un "lujo" poder tomar una cerveza con un caldero junto al mar, aunque si solo pudiese elegir un alimento para el resto de su vida, éste sería el chocolate.

Si no existiera su partido, ¿a cuál votaría?

Podemos nació en 2014 porque nuestro país necesitaba un cambio que no estaba representado en ninguna papeleta. En estos 9 años, la política ha cambiado mucho y en gran parte gracias a lo que ha aportado Podemos. España tiene un gobierno de coalición y hemos desterrado un bipartidismo que hacía imposible cualquier cambio en favor de las mayorías sociales, porque las cuestiones fundamentales jamás se tocaban.

¿Cuál es la primera medida que adoptará si gana las elecciones?

En primer lugar, hay que acabar de una vez con las listas de espera en la sanidad. También hay que garantizar que regresan a las aulas los 3.000 docentes despedidos en la anterior crisis y que jamás volvieron a su puesto. Y por supuesto, una medida apremiantemente urgente es declarar Parque Regional al litoral del Mar Menor, porque o nos tomamos ya en serio que hay que tomar medidas para defender la laguna de los vertidos y las agresiones urbanísticas o no habrá nada que hacer para salvarlo.

¿Cómo le gustaría que la recordaran de presidente?

Como a alguien que ha puesto los intereses de su tierra y de los ciudadanos y ciudadanas que la habitan por encima de cualquier otro interés. Y por supuesto, como una presidenta a la que nadie, por muy poderoso que fuera, pudiese llamar por teléfono para decir "ponme esto en esta ley" o "retírame tal requisito para poder dar un pelotazo". Eso lo hemos visto demasiadas veces estos últimos cuatro años y me parece una vergüenza.

¿Qué le llevó a entrar en política?

Mirar a mi alrededor y ver que todo estaba mal y que íbamos a peor. Cuando decidí formar parte de Podemos es porque, por fin, un partido venía a impugnar muchas cosas que hasta ese momento se daban por sentadas, como que los candidatos y candidatas se elegían a puerta cerrada, en lugar de en primarias. Hoy parece que las primarias son algo que han asumido, con mayor o menor entusiasmo, casi todos los partidos. Podemos es una fuerza que no debe nada a nadie, que financia sus campañas con microcréditos de sus militantes y que, por lo tanto, tiene las manos libres para señalar los problemas reales de nuestro país sin que nadie pueda doblarle el brazo.

¿Qué circunstancia le llevaría a dejar la política?

Yo no estoy aquí por ambición personal. Dejaría la política en el momento en el que creyese que no puedo ser útil a mis vecinos y vecinas, pero de momento, me veo con fuerzas y ganas de representar un proyecto de cambio para esta región. Eso sí, yo antes o después volveré a estar en mi sitio, curando y ayudando a los animales en mi trabajo como veterinaria, que es lo que llevo haciendo décadas profesionalmente.

¿Hay algún tema vital sobre el que haya cambiado de opinión con el paso del tiempo?

Malo sería que no fuese así. Si bien he mantenido desde muy joven los mismos principios, claro que hay temas en los que antes podía tener una opinión y ahora otra. No confiaría nunca en alguien que diga que jamás ha tenido una opinión equivocada o que nunca ha cambiado de idea respecto a nada.

¿Qué le gustaría que dijeran de usted en su fiesta de jubilación?

Me gustaría que no fuera necesario hacer fiesta cuando te jubilas porque todo el mundo tiene un trabajo digno donde está a gusto y cobra un sueldo digno, y que el día que te jubilas sea un día más

¿Qué es lo mejor que le puede pasar durante su mandato? ¿Y lo peor?

Lo mejor sería ver al menos el inicio de la recuperación del Mar Menor. Y digo inicio porque quien diga que esto lo puede arreglar en 4 años, o está mintiendo o es un ignorante. Lo que tenemos por delante es un trabajo de décadas y no va a ser sencillo. Han llevado a la mayor laguna salada de Europa a una situación límite y los cambios van a ser lentos.

¿Cuál es su rutina al despertar?

De cabeza a la ducha y al café

¿Cómo es su relación con el teléfono: cuánto tiempo le dedica al día?

Mucho más del que me gustaría. Ahora mismo en campaña imagina, prácticamente todo el día respondiendo mensajes a los compañeros y compañeras, hablando con medios, con asociaciones, etc…

¿Y su relación con las redes sociales...?

Creo que son útiles. Procuro responder a todo el que tiene alguna consulta, eso sí, siempre que se hable con educación. El problema de las redes y el anonimato es que hay quien las utiliza para insultar, difamar, esparcir odio o difundir bulos. Pero también son una herramienta valiosísima para hacer más fácil la comunicación.

¿Con qué líder de otro partido mantiene amistad?

Amistad con ninguno, valoro mucho a mis amigos. Son conocidos con los que tienes que tratar porque la ciudadanía te ha puesto ahí para dialogar con todo el mundo.

¿Cuál es su palabra favorita? ¿Y la que detesta?

Mi palabra favorita es valentía, porque sin ella no se cambian las cosas. La palabra que más odio, o más bien la expresión, es "no se puede". La historia ha demostrado que los pueblos cuando se mueven siempre pueden cambiar el guion que los poderosos tienen escrito

¿Le gusta bailar? ¿Y la música? ¿Qué canción ha marcado su vida?

Me encanta la música y sobre todo bailar. De hecho, de joven practiqué durante varios años la danza Jazz, es un ejercicio fantástico para cuerpo y mente. Tengo muchas canciones favoritas de rock y de cantautores sobre todo.

¿Prefiere cerveza o vino? ¿Dulce o salado?

Depende de la ocasión. Pero una cerveza en algún lugar cerca del mar y un buen caldero de pescado, es un auténtico lujo.

¿Cuál es el plato que mejor sabe cocinar?

Se me da bien la cocina, mi madre me enseñó bien y como persona que disfruta comiendo suelo hacer comida de cuchara, cocina mediterránea, potajes, salsas, arroces de todo tipo....

Si solo pudiera comer un alimento el resto de su vida, ¿cuál sería?

¡Chocolate! Jajajaja

¿Cómo le llamaban de pequeña?

Marisica

¿Cuál es la asignatura que más le gustaba en la escuela?

Ciencias naturales

¿Con qué profesión soñaba en la infancia?

Siempre me ha gustado mucho todo lo que tiene que ver con la naturaleza y los animales, así que parecía claro que acabara en veterinaria, que es una profesión muy vocacional

¿Cómo sería un día perfecto para usted?

No lo sé, ojalá algún día tenga alguno para poder saberlo (ríe)

¿Duerme la siesta?

Nunca duermo siesta, no me sienta bien. De hecho, lo pondremos en el debe como buena española.

¿Qué le da miedo? ¿Qué le da vergüenza?

No estar a la altura de lo que la gente espera de mí. Me esfuerzo cada día, pero nunca se satisface a todo el mundo. Vergüenza me da la gente sinvergüenza como los tránsfugas y los vendidos.

Lo que más le alegra es...

Un día relajado en casa con la familia, con mis seres queridos y mis animales

Lo que más le entristece...

De siempre la injusticia social, ver como este mundo lo sostenemos a pulso entre los currantes mientras otros se aprovechan

¿Cuándo fue la última vez que lloró?

Esta misma mañana. Lloro a menudo, relaja el alma.

¿Qué es lo que más le molesta de otras personas?

R: La indiferencia, creo que los indiferentes matan el mundo

¿Cómo se definiría en cuatro palabras?

Soy lo que veis, no hay puerta de atrás

¿A qué edad se fue de casa?

Muy joven, me fui a estudiar a la universidad y desde entonces....

¿Tiene alguna fobia?

No, ninguna.

¿Cómo se mantiene informado de la actualidad?

Por todos los medios a mi alcance, fundamentalmente las redes sociales.

¿Qué le parece que abran las tiendas los domingos?

No lo veo bien. Normalmente esta medida va dirigida a grandes superficies con las que las pymes y los negocios familiares no pueden competir.

¿Qué opina de la semana laboral de cuatro días?

Podemos ha sido el primer partido en poner esta cuestión en agenda desde 2020 y vamos a apoyar por supuesto cualquier medida que suponga un avance en la conciliación de vida laboral y familiar. A la hora de aplicarlo habría que estudiar varias opciones, porque la jornada de 4 días funciona bien en una gran ciudad en la cual te puede costar mucho tiempo desplazarte del trabajo a tu casa y donde quizá lo mejor es reducir un día de la jornada semanal. En cambio, en ciudades pequeñas en las cuales el trayecto al trabajo es mucho más corto podría ser más interesante para la conciliación, en lugar de quitar un día, reducir la jornada un par de horas diarias para que las familias puedan llegar antes a casa todos los días. Nosotros pensamos que eso debería poder elegirlo el trabajador. 

Noticias relacionadas

next