era explotado por Cbre y cuenta con 66.000 metros cuadrados

El grupo francés Frey compra Parque Mediterráneo de Cartagena por 83 millones de euros

7/07/2022 - 

CARTAGENA. El grupo francés Frey se ha hecho con Parque Mediterráneo por 83 millones de euros, hasta ahora propiedad de Jose Luis Sanchez y Gerardo De la Torre en una operación en la que ha sido asesorado por Pérez-Llorca y Arcadis, tal y como avanza hoy el diario Expansión.

Parque Mediterráneo era explotado por Cbre y cuenta con 66.000 metros cuadrados y tiene operadores como Carrefour, Decathlon, Media Markt, Burger King o Leroy Merlin entre otros. Añade la información desvelada por el periódico económico que el centro cuenta con unas cuentas anuales garantizadas de más de seis millones de euros y una tasa de ocupación actual del 94% y la posibilidad de añadirle otros 6.000 metros cuadrados más.

La intención de los nuevos propietarios es modernizar el centro con más zonas verdes y un diseño "eficiente". "Esta operación marca la aceleración de nuestra estrategia de expansión para respaldar nuestra ambición de convertirnos en el líder europeo en comercio sostenible", indicaba para Expansión Antonio Frey, presidente y Consejero Delegado de Frey.

El CC Parque Mediterráneo fue inaugurado en mayo de 2006 y tiene una superficie bruta alquilable de 54.000 metros cuadrados, que se distribuye de la siguiente forma: 27.856 dedicados a establecimientos comerciales, 4.497 a restaurantes, 6.013 al ocio y finalmente 10.000 ocupados por el hipermercado Carrefour.

Competencia con Tomás Olivo en el CC La Rambla

Desde hace más de dos años que los propietarios buscaban posibles compradores del terreno en una operación que ha venido a cristalizarse ahora, en unos momentos en los que otro coloso de los centros comerciales, Tomás Olivo, está a punto de poner en marcha su superficie comercial, en este caso el antiguo Eroski. El empresario busca grandes marcas para establecerse en La Rambla.

Negocia la llegada de una gran cadena de alimentación, pero además también irá una cadena de bricolaje, un establecimiento de moda, un gimnasio y se plantean la posibilidad de abrir cines, tal y como ocurriera años atrás en este mismo lugar. Tomás Olivo tiene abierta la negociación con diferentes empresas para decidir quién se asentará en La Rambla. A estas cabezas tractoras les acompañarán otros establecimientos comerciales más pequeños.

next