Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

FÚTBOL

Los jugadores del Murcia y el Cartagena verán sus contratos ampliados los días que duren los ERTEs

30/03/2020 - 

MURCIA. Los jugadores del Real Murcia y el Fútbol Club Cartagena verán ampliados sus contratos los días que duren los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs) a los que se han acogido ambos clubes que militan en el grupo IV de Segunda División B como consecuencia de la expansión del coronavirus COVID19, que tiene paralizada la competición.

La prórroga de los contratos es la consecuencia de la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del sábado del Real Decreto-Ley 9/2020, por el que se adoptan medidas complementarias en el ámbito laboral para paliar los efectos derivados de esta pandemia que afecta a toda la sociedad y evidentemente también al mundo del deporte.

Aprobado un día antes por el Gobierno central este decreto complementa el Real Decreto-ley 8/2020 de 17 de marzo, tres días después de declararse el estado de alarma.

Real Decreto-ley 9/2020

Artículo 5. Interrupción del cómputo de la duración máxima de los contratos temporales. La suspensión de los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo e interinidad, por las causas previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, supondrá la interrupción del cómputo, tanto de la duración de estos contratos, como de los periodos de referencia equivalentes al periodo suspendido, en cada una de estas modalidades contractuales, respecto de las personas trabajadoras afectadas por estas.

Esta tesitura afecta a los trabajadores con contrato temporal, que en el caso de los futbolistas son todos al no haber con ellos relaciones contractuales indefinidas, y esto tiene especial repercusión a corto plazo para quienes finalicen su vínculo el próximo día 30 de junio, que son la mayoría.

Esa fecha podría alargarse en Segunda B, además de en muchas otras categorías, porque la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) desconoce todavía el día en el que se reanudará el campeonato y esto dependerá de la evolución de la pandemia en España.

Cabe recordar que faltan diez jornadas para que concluya la Liga en el grupo IV y posteriormente se disputará la fase de ascenso a Segunda -dos o hasta seis partidos más, según la clasificación en el torneo regular-, la cual a día de hoy disputaría el Cartagena como líder.

Así pues, si se vuelve a retomar la competición, es muy posible que se rebase esa fecha del 30 de junio para llegar a su término.

Lo que no afecta a los futbolistas ni al resto de trabajadores temporales es el hecho de tener asegurado el puesto de trabajo en los 180 días siguientes a la extinción del ERTE.

En el caso de que la competición no se reanudara esta temporada, una decisión que ya se ha adoptado, por ejemplo, en las ligas de voleibol en España o en el fútbol inglés no profesional, tanto el club como el jugador podrían rescindir el contrato de mutuo acuerdo pues esto propiciaría tener un vínculo laboral sin que se celebrasen partidos y eso, sin duda alguna, agravaría la situación económica de las entidades deportivas.

Noticias relacionadas

next