Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La mediación mejora la convivencia en el entorno del comedor de Jesús Abandonado de Murcia

18/02/2021 - 

MURCIA. La Fundación Jesús Abandonado ha creado un proyecto de mediación para mejorar la convivencia social y reducir las conductas incívicas en el entorno del comedor de la fundación. Por su parte el Ayuntamiento de Murcia ha suprimido contenedores, ampliado aceras y aumentado la seguridad en la zona, según han informado fuentes municipales en un comunicado.

En este sentido, profesionales de esta organización social actúan de mediadores con los vecinos y los comerciantes de la zona para canalizar sus propuestas y reducir las molestias. Mientras desde el Ayuntamiento han colaborado con la supresión de contenedores que se encontraban en la zona, la ampliación de las aceras, la eliminación de graffitis y la renovación de las luminarias, actuaciones que han aumentado la seguridad.

 Varios vecinos y comerciantes han mostrado su malestar por algunas conductas llevadas a cabo por los usuarios del comedor social que la Fundación Jesús Abandonado posee en el casco histórico de la ciudad de Murcia. Ello ha provocado que ambas instituciones tomarán algunas medidas.

Al respecto, la Fundación Jesús Abandonado tiene en marcha desde hace cinco meses el proyecto de mediación comunitaria, cuyo objetivo es mejorar las relaciones y prevenir conflictos entre personas sin hogar y los vecinos del entorno del comedor social de la entidad mediante la gestión positiva de conflictos, utilizando la mediación y la formación.

De este modo, los profesionales de Jesús Abandonado actúan de mediadores con los vecinos y los comerciantes de la zona para canalizar sus propuestas y reducir las molestias. La puesta en marcha del proyecto ha contribuido a que mejore la convivencia social y hayan disminuido las conductas incívicas en el entorno del comedor social de la asociación.

Es por esto que, la concejal de Derechos Sociales, Pilar Torres, ha destacado que "este proyecto de Jesús Abandonado ejemplifica la cara más solidaria de las entidades sociales y pone de manifiesto la impagable labor que realizan de apoyo a los colectivos más vulnerables y de esfuerzo para que se integren plenamente en la sociedad. Desde el Equipo de Gobierno siempre respaldamos iniciativas como esta. Es un placer y un orgullo participar en este tipo de proyectos".

Reuniones con vecinos

Durante el desarrollo del proyecto se han celebrado reuniones con comunidades de vecinos de las calles San Juan de Dios, Ceballos, Apóstoles y Pintor Villacís. Como resultado de los encuentros mantenidos, el Ayuntamiento ha procedido a retirar los contenedores ubicados en la calle Baraundillo. Tras la supresión de los mismos, el espacio liberado se usaba como aparcamiento, pero la estrechez de la zona provocaba que los vehículos ocuparan parte de la calzada.

Para solucionar este problema, la Concejalía de Movilidad Sostenible y Juventud, que dirige Rebeca Pérez, ha integrado el espacio en la acera existente empleando el mismo tipo de pavimento, formato, textura y material que estaba, por lo que se han ampliado las aceras. El departamento de Rebeca Pérez también ha colocado pilonas para prevenir nuevos estacionamientos indebidos y ha eliminado los grafitis que estaban en el entorno.

Por su parte, la Concejalía de Desarrollo Urbano y Modernización de la Administración, cuyo titular es José Guillén, también ha actuado en la zona mejorando la iluminación mediante la sustitución de las luminarias existentes de vapor de sodio por otras nuevas tipo led que liberan menos contaminantes a la atmósfera, reducen el consumo y son más duraderas.

El Ayuntamiento ha acometido estas actuaciones como respuesta a las demandas trasladadas por los vecinos de las inmediaciones del comedor social de Jesús Abandonado en las reuniones mantenidas en el marco de este proyecto de mediación.

La primera fase del proyecto ha consistido en dar a conocer el proyecto entre los usuarios de Jesús Abandonado. También ha mediado en situaciones violentas y ha intervenido ante el consumo de alcohol o estupefacientes en los alrededores.

Seguimiento diario

Los trabajadores de Jesús Abandonado salen dos veces al día por los alrededores del comedor social para realizar un seguimiento de las personas que acuden a la fundación.

El proyecto también se ha presentado a 36 comercios que se encuentran en las inmediaciones del comedor social. Los profesionales llevan a cabo un trabajo de sensibilización y median para solucionar las quejas que exponen los dueños de los establecimientos, relacionadas, en su mayoría, con el consumo de alcohol en las inmediaciones.

Otra línea de intervención del proyecto se realiza con los vecinos de la zona, con los que desde Jesús Abandonado mantienen comunicación telefónica, vía WhatsApp o a pie de calle para recoger sus impresiones. Las quejas mayoritarias tienen que ver con las conductas transgresivas de un grupo reducido de transeúntes.

Asimismo, la Junta Municipal Distrito Centro Este, cuyo presidente es Lorenzo Tomás, colabora con el proyecto y ha articulado la participación en el mismo del Grupo de Policía de Barrio de la Policía Local para que los agentes participen también en la labor mediadora que realizan los profesionales de Jesús Abandonado.

Resolución pacífica

Entre los objetivos logrados por el proyecto está orientar a los usuarios de Jesús Abandonado para la resolución de conflictos de forma pacífica, emplazar a los vecinos y a los comerciantes a que recurran al servicio de mediación de la fundación para que medie ante controversias que puedan surgir, crear conciencia entre la ciudadanía acerca de las dificultades a las que tienen que hacer frente los colectivos en riesgo de exclusión y acompañar a las personas sin hogar desde las dependencias de los Servicios Sociales del Ayuntamiento al comedor social.

El Ayuntamiento de Murcia, por medio de la Concejalía de Derechos Sociales y Familia, que dirige la edil Pilar Torres, respalda la ejecución de esta línea de intervención social aportando medios técnicos y económicos dentro de la subvención de 263.000 euros concedida para sufragar la atención que brinda esta fundación a los más necesitados.

Atención a personas mayores

Este año el proyecto de mediación va a ampliar su cobertura y también va a brindar apoyo a las personas mayores que habitan en los aledaños del comedor social. En esta actuación también participará el Servicio de Voluntariado de Jesús Abandonado, cuyos integrantes se encargarán de acompañar a los ancianos cuando tengan que hacer gestiones en bancos, farmacias, centros de salud y supermercados.

Las personas mayores también podrán acudir al servicio de mediación de Jesús Abandonado para cursar cualquier tipo de petición, que serán evaluadas para su atención.

Noticias relacionadas

next