Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

industria murciana

Inemur desarrollará en Holanda la mayor planta de envases de leche en polvo del mundo

28/05/2020 - 

MURCIA. La crisis del coronavirus ha dejado a muchas empresas heridas de muerte pero otras han salido reforzadas a pesar de una situación tan complicada. Es el caso de la murciana Inemur, dedicada a las instalaciones industriales, que ha cerrado justo en plena pandemia un proyecto para fabricar la mayor planta de envases de leche en polvo del mundo.

"A pesar de las circunstancias, no nos podemos quejar”, señala Gregorio Navarro, Ceo de Inemur. “Hemos cerrado el mayor proyecto de nuestra historia por videoconferencia durante el confinamiento y nos da confianza ante esta situación porque nos va a dar trabajo a nosotros y a varias empresas de la Región”, asegura. 

La operación la han pactado con una fábrica de latas en Holanda y consta de una línea de producción muy ambiciosa para el envasado de leche en polvo infantil. “No existe en el mundo una línea de producción así para la fabricación de las latas en las que se envasará leche en polvo, que tendrá capacidad para fabricar 350 envases de 400 y 800 gramos por minuto” destaca. Hasta el momento, la más grande, que está en Nueva Zelanda, llegaba a los 300 por minuto, que también es suya. “Hemos ganado el proyecto por tenerla mejor solución técnica. Estamos muy contentos”.

El proyecto que les va a permitir mirar de aquí a un año con cierta tranquilidad, dar trabajo a otras empresas, incluso aumentar plantilla. “Nuestro problema es encontrar personal cualificado”, apunta. El plazo para desarrollar toda la instalación es de 12 meses, y después tendrán que abordar su puesta en marcha en Holanda. Para entonces, esperan que la situación sea mejor y “las cosas se hayan calmado y no haya problemas con los viajes. Nuestras perspectivas son muy buenas porque tenemos unas condiciones privilegiadas. Podemos sobrevivir en las peores circunstancias”, subraya Navarro. 

También cuentan con otros proyectos más en previsión, aunque saben que en las actuales circunstancias "con mucha incertidumbre, pueden pararlos”. Como todas las empresas, también esta crisis sanitaria ha afectado al desarrollo de su trabajo, y en la actualidad tienen como principal inconveniente los viajes, ya que deben desplazar a los técnicos para los montajes de las instalaciones industriales y los nuevos protocolos de prevención lo complican.


Sobre la situación general, Navarro no es muy optimista. "Lo veo negro. La industria va a ser lo que soporte todo. Hay que potenciar lo que funcione para que tire de lo demás", indica. "Esto debe servir para aprender una lección y es que las cosas las tienen que gestionar la gente que sabe. En los puestos clave debe estar la gente más preparada".

Sin embargo, las crisis parecen no afectar a esta empresa murciana con 30 años de trayectoria. "En la crisis anterior multiplicamos la empresa por cuatro. Quién sabe. Con quedarme como estoy, me doy por satisfecho".


Noticias relacionadas

next