Hoy es 19 de julio

varios incumplimientos

La sanción a Metro Dance Club: 50.000 euros y tres años de cierre por acumulación de multas

20/04/2024 - 

BIGASTRO. Cincuenta mil euros de multa y tres años de clausura. Esa es la sanción que ha interpuesto la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública a la empresa responsable de la gestión de Metro Dance Club de Bigastro. Una sanción que llega tras otros nueve expedientes abiertos contra la mercantil en los últimos 24 años por diversos incumplimientos, que van desde exceder el horario de apertura hasta la organización de eventos sin licencia, según la resolución dictada por la Conselleria a la que ha tenido acceso Alicante Plaza. El decreto de cierre es de abril de 2022, pero se ha ejecutado  hace apenas un mes tras varias reclamaciones de la mercantil que han sido rechazadas.

El origen de la sanción se remonta a octubre de 2021. La mercantil Yanoinma Mtro SL solicitó el 7 de octubre una autorización especial para celebrar un evento fuera del horario permitido en su licencia de apertura, que abarca desde las 17 hasta las 07.30 horas. La empresa pidió entonces un permiso para la actividad de "cafetería", con horario de 06 a 18 horas para el día 24/10/21. La Dirección General de Operativa de la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública, encargada de otorgar dicho permiso, lo denegó en fecha 19/10/2021, notificándose a la mercantil el día siguiente. La discoteca presentó un recurso de alzada, que fue nuevamente denegado dos días antes del evento. 

La discoteca, según la resolución, no canceló esta fiesta, por lo que agentes de la UCNP Comunitat Valenciana (la conocida como Policía Autonómica), se personaron en las instalaciones ese día a las 9 de la mañana. Los agentes, según consta en la resolución de la Conselleria, "comprueban que el establecimiento se encuentra abierto al público con numerosas personas en su interior, encontrándose abierta en la zona de parking un establecimiento de comida rápida y en la zona adyacente una pista de baile de unos 1.200 metros cuadrados, techada y con tres laterales abiertos, en la que se encuentran bailando unas 500 personas, encontrándose la mayoría sin mascarilla y sin mantener la distancia social, levantándose acta por este hecho". Desde la sala alegaron entonces, como mantiene ahora en las publicaciones realizadas en redes sociales en las que se defienden de estas acusaciones y apuntan a un "acoso policial" como la causa del cierre, y que las personas que se encontraban en el recinto estaban fuera del local de la discoteca, en una zona exterior, esperando a que se les devolviera el dinero recargado en sus pulseras y que no había sido gastado. 

Sin embargo, la resolución recoge que tres horas después de que se iniciara la inspección por parte de los agentes, a las 11 de la mañana, continuaba "abierto el establecimiento con gente bailando y consumiendo en la terraza del mismo y la música a gran volumen". Por tanto, para la administración, teniendo en cuenta que se había solicitado esa licencia para que el evento continuara más allá de las 07.30 horas, que se había denegado, y que aún así a las 09.00 seguía abierto, "es clara la mala fe del Administrador-explotador de la mercantilquien pretende solicitar a la Administración una actividad fuera del horario ordinario de aquella para la que tiene licencia (discoteca), con el fin de así continuar la actividad de discoteca sin límite horario".

La dureza de la resolución es tal que añade que "el interesado pretende eludir su responsabilidad argumentando que el interior de la Discoteca estaba cerrado. Pero es claro y patente, que la terraza forma parte del establecimiento, y que en realidad, la misma es una zona adyacente que forma una pista de baile de unos 1.200 metros cuadrados, techada y con tres laterales abiertos. En la terraza, según consta en el boletín de denuncia, incumpliendo dos resoluciones administrativas, se encontraban bailando unas 500 personas, encontrándose la mayoría sin mascarilla y sin mantener la distancia social, no en mesas y taburetes como pretende argumentar la parte interesada". 

Para la Conselleria, está claro que esa licencia solicitada de cafetería para el día 24, y que no se concedió, "se trata de una actividad continuada de la Discoteca, y que mediante la solicitud de actividad de cafetería se pretendía por parte del interesado anticiparse a una posterior visita de inspección por parte de las fuerzas de seguridad y a un posible expediente sancionador, intentado obtener una “supuesta autorización para cafetería”, que luego alega ser un evento denominado cafetería, y ahora afirma que no se realizó... todo con finalidad de pretender exonerar su responsabilidad".

Situación sanitaria

La resolución hace hincapié además en que, en ese momento, continuaban las restricciones sanitarias, y apunta al administrador de la discoteca que "en ningún momento realiza la actividad solicitada de cafetería, sino que prolonga la actividad de Discoteca de mala fe sin importarle la situación de emergencia de salud pública ocasionada por la Covid-19".

Voluntad de "burlarse de la administración"

La resolución va en contra tanto de la empresa, Yanoinma Mtro SL como a su responsable, José Ramón Navarrete. Esta mercantil figura como titular de la licencia de Metro Dance Club desde agosto de 2010, pero el gerente lleva ligado al local "desde hace más de 20 años", señala el dictamen del Consell. Una situación que se ha tenido muy en cuenta a la hora de dictar este expediente sancionador, ya que existen diferentes expdientes y denuncias previas, desde marzo de 2022. Señala el dictamen que "no podemos omitir la voluntad infractora a lo largo de los años, ni que el establecimiento ha sido sancionado en multitud de ocasiones, inclusive con sanción de cierre. Y pese a todo ello, la actitud del administrador único de la mercantil es burlar la legislación aplicable al establecimiento que regenta. Pretendiendo en este expediente burlarse de la Administración alegando que las personas que están en una carpa consumiendo y bailando, están a la espera de que se les devuelva el importe pagado y no consumido previamente, o afirmando que estan en mesas y taburetes. Sobretodo, teniendo en cuenta que los agentes abandonan el establecimiento 3 horas y 30 minutos con posterioridad a la hora de cierre del mismo y la actividad en el mismo continúa"

La resolución cita hasta nueve expedientes sancionadores abiertos, la mayoría por incumplimiento de horarios, aforos y por dedicar el establecimiento a una actividad para la que no tiene autorización. Uno de estos expedientes abiertos incluye a su vez hasta 12 denuncias en dos años por el que "se impuso una sanción de 13.500 euros y la clausura del establecimiento de 1 año. Sanciones ratificadas por Sentencia número 81/2010 dictada en fecha de 16 de febrero de 2010, por el Juzgado de lo Contencioso- Administrativo número 1 de Valencia en el recurso contencioso-administrativo número 23/2009 y con posterioridad por Sentencia 627/2014 de la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, dictada el 25 de junio de 2014".

Todos estos antecedentes son los que motivan esa sanción de 50.000 euros y el cierre durante tres años del local, ya que la administración considera que "esta conducta reiterativa" merece "una sanción acorde" por "una infracción administrativa muy grave". 

Esta resolución, firmada el 1 de abril de 2022 ha sido recurrida por la discoteca, hasta que ha llegado un momento en el que se ha decretado su cierre. Todo y pese a que su gerente ha señalado públicamente que "hay un contencioso abierto" y que esperan poder abrir "muy pronto". 


Apoyos en redes y hasta del Ayuntamiento

Con el objetivo de aunar fuerzas y reivindicar su apertura, Metro Dance Club ha iniciado una recogida de firmas en la plataforma Change.org que ya ha recaudado un total de 5.500 rúbricas. También el Ayuntamiento de Bigastro ha mostrado, en un movimiento muy poco habitual en estos casos,  "su apoyo incondicional" en unas declaraciones que el concejal de Fiestas de la localidad, Manuel Giménez, ha hecho públicas en las redes sociales de la propia discoteca. Giménez ha agradecido la labor de Metro durante estos años y ha reseñado que, gracias a ello, "ha hecho de Bigastro un epicentro internacional de la cultura musical con profesionales venidos de todo el mundo".




Noticias relacionadas

next