Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

'la última tourné' llega al TEATRO romea

Alaska: "Hago de la vedete cómica que contaba chistes picantones ¡Fíjate! Yo, que me muero si tengo que contar un chiste"

30/01/2020 - 

MURCIA. “Hago de la vedete cómica que contaba chistes picantones ¡Fíjate! Yo, que me muero si tengo que contar un chiste”, comenta Olvido Gara, Alaska, sobre su personaje en La última tourné, la comedia musical escrita y dirigida por Félix Sabroso que revivirá el teatro de variedades en el escenario del Romea, durante las tres funciones que tendrán lugar este viernes (21 horas), el sábado (21 horas) y el domingo (19 horas). La icónica Alaska asegura que todos los que participan en esta obra -Mario Vaquerizo, Bibiana Fernández, Manuel Bandera, Cayetano Fernández y Marisol Muriel- “tenemos mucho cariño por este género y hemos afrontado este trabajo con mucho respeto y como un homenaje a las artistas de aquella época". 

Olvido se resiste a referirse a La última tourné como una comedia musical “porque realmente es una pieza de teatro con una serie de canciones para ilustrar la historia”. Lo que se cuenta “es la historia de unos pobres desgraciados que en el año 1991 tienen una compañía de variedades, de aquellas que había en España, que tenían éxito y llenaban los teatros. Pero de repente se encuentran con que el mundo ha cambiado y la gente va a ver a La Fura dels Baus. Todos les dicen que se han quedado anticuados y que ya no tiene gracia lo que hacen”. Y ante este nuevo escenario, “a estos pobres no se les ocurre otra cosa que hacer una obra de Lorca muy complicada”. Es una comedia, sí, afirma Alaska, pero que invita “a hacer una reflexión, un poco triste, al ver como unas personas se ven obligadas a cambiar sólo porque creen que lo suyo se ha quedado atrás y la gente les empuja a hacerlo”.

A veces te tienes que pelear por tus cambios, porque normalmente la gente que es amiga y el público en general es conservador

Ella que ha sido el paradigma del cambio, de la reinvención y del a quién le importa lo que yo haga, señala que “todos cambiamos y todos evolucionamos. A veces, incluso, te tienes que pelear por tus cambios, porque normalmente la gente que es amiga y el público en general es conservador. Pero tú tienes que cambiar porque quieres, no porque te digan que ahora no se lleva aquello o lo que sea”. Alaska es un buen ejemplo de esto: “Yo he hecho lo que he querido en cada momento”. Entre otras cosas, porque no se ha encasillado en ningún estereotipo. Y es que “una cosa es lo que la gente puede creer que eres y otra lo que eres realmente”.

De hecho, la cantante y actriz recuerda que “al principio de Fangoria -ahora cumplimos treinta años desde que formamos el grupo-, no se entendía lo que hacíamos; nos decían que por qué no seguíamos con Dinarama. Pero cuando quieres hacer una cosa, la haces y a veces ni siquiera te tiene que ir bien para que eso te haga feliz”. En este sentido, asegura que “ninguno de los que estamos en la obra hemos cambiado nuestras vidas porque nos hayan obligado”.

Nada que ver con su personaje, Paca Castellón. “No tengo nada en común con ella, lo que es bueno porque puedo construir el personaje de cero. Paca está llena de miedos y ha perdido la gracia. No tiene nada que ver conmigo y eso es lo divertido cuando tienes que hacer teatro, cine o televisión: poder crear un personaje para el que no te puedes agarrar en algo tuyo. Lo que más me costó es que Paca va un poquito sedada para poder sobrellevar su vida, pero a su vez el teatro tiene un ritmo que no le permite estar como muy caída. Esa conjunción resultó algo complicada”, comenta riendo.

Entre amigos, mejor

   

Vedetes, camerinos, plumas, lentejuelas,… invitan a esta fiesta en el teatro y que uno puede imaginar que continua fuera del escenario. “No porque sean amigos trabajas bien con ellos; siempre he dicho que hay muchos amigos con los que no se puede trabajar. Pero en este caso son amigos con los que disfrutas más allá del propio trabajo”. Además, a ella le encanta lo de viajar de una ciudad a otra. “Hay gente que no hace conciertos o teatro porque no soporta estar hoy en un sitio y mañana en otro. No te voy a decir que no me guste estar en mi casa, pero me hace muchísima ilusión pensar que tengo que preparar las maletas para salir para Murcia, por ejemplo. Mario en eso es igual que yo y es muy saludable que compartamos lo mismo y lo disfrutemos por igual”.

Precisamente, sobre su marido, Mario Vaquerizo, recuerda que “es el manager de Fangoria desde hace 20 años y ahí nos llevamos muy bien, porque es tan cuadriculado como yo. Cuando es manager es muy serio, muy metódico, muy duro, igual que yo. Pero cuando hacemos programas de televisión, lo tienes que dejar que sea él y ahí lo llevamos peor. Porque a mí me gusta tenerlo todo planificado y a él no; necesita improvisar. En el teatro es otro método de trabajo, tienes que aprenderte un papel, ensayar, convertirte en un personaje, y ahí volvemos a encajar perfectamente”.

Y en cada teatro, además, esta troupe se encuentra con un público de todas las edades y “eso es genial". "Viene gente muy joven que se hizo seguidora nuestra con el reality y que está descubriendo lo que es el teatro de variedades, otra gente que por edad conoció este género, público más de nuestra edad...”. Algo que también ocurrirá en el teatro Romea de Murcia, una ciudad donde Alaska volverá muy pronto, esta vez con Fangoria, para participar en el Warm Up.

next