Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Y Urbamusa se quedó con el contrato de los tres millones de euros... tras bajar los brazos Mario Gómez 

El cambio de gestión definitiva sale adelante con los votos de PP y Vox, y la abstención de Ciudadanos, tras mostrar la formación naranja en numerosas ocasiones su desacuerdo con el proceso 

25/09/2020 - 

MURCIA. A mediados de octubre del año pasado, el servicio de aparcamiento de la ORA en Murcia pasó a estar gestionado directamente y de forma temporal por el Ayuntamiento a través de la empresa municipal Urbamusa, que asumió a los 53 trabajadores que formaban parte del mismo con la anterior concesionaria. Desde entonces, y pese a que el servicio se ha desarrollado con normalidad, lo que no ha sido fácil es la aprobación definitiva por el pleno municipal de esta remunicipalización de los aparcamientos regulados. Hasta que ha salido adelante en el pleno de este mes de septiembre.

Tanto el PSOE como Podemos se han mostrado muy críticos desde el principio, no con la municipalización del servicio, sino como el modo en que se ha llevado a cabo el proceso para ello, que consideran que no se ajusta a la legalidad vigente. Además Ciudadanos, con su portavoz, Mario Gómez, a la cabeza, tampoco estaba de acuerdo, y se resistió a aprobarlo de primeras, lo que propició que en el pleno de julio se decidiese posponer su aprobación

Aunque finalmente este jueves, y precisamente por la abstención del partido naranja, pese a que había manifestado su intención de que se volviese a retrasar la decisión definitiva, el PP y Vox votaron a favor y será finalmente la empresa Urbamusa la que se quede con este contrato, que reporta unos beneficios anuales de 2,9 millones de euros.

El PP evita así una importante 'patata caliente', ya que un rechazo en el pleno a la remunicipalización hubiese conllevado la obligación de promover un contrato público para la gestión del servicio, un proceso largo que quieren evitar desde el partido de Ballesta, ya que consideran que la gestión directa de Urbamusa "conlleva distintas ventajas tanto en transparencia, como en rentabilidad económica, capacidad de adaptación y respuesta a las necesidades de los ciudadanos y mejora en la optimización y calidad".

Desde el PSOE, que ya había amenazado con llevar a los tribunales el proceso no se ha cambiado la postura en ningún momento, de hecho el concejal socialista Juan Vicente Larrosa, ha insistido en que no se han seguido "los cauces reglamentarios" para asumir el servicio, pues el cambio de gestión de los mismos es competencia exclusiva e indelegable del pleno, pero la decisión se adoptó en la junta de gobierno a pocos días de vencer el contrato con la concesionaria.

Por ello, ha insistido en que es necesario reiniciar el expediente para aprobarlo conforme a los procedimientos establecidos, una opinión que ha compartido el portavoz de Podemos, Ginés Ruiz Maciá, que ha lamentado la "inseguridad jurídica" que se ha generado con la actual situación y ha lamentado que se pida a la oposición "bendecir un trámite que está mal hecho desde el primer día".

Por contra, la iniciativa ha salido adelante con el voto favorable de Vox, cuyo portavoz municipal, José Ángel Antelo, ha destacado que el nuevo modelo supondrá mejoras para la plantilla y para los usuarios, por lo que oponerse al acuerdo solo puede reflejar "interés personal" o intención de trabajar en las concesionarias de este servicio una vez finalizada la carrera política.



Noticias relacionadas

next