Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

CATEDRAL DE MURCIA

Vuelve el 'sí, quiero' ante el altar de la Catedral

10/07/2020 - 

MURCIA. Después de meses de organización, han sido muchas las parejas que han tenido que suspender sus planes de boda debido a la llegada de la pandemia por la covid-19. Las restricciones que se deben cumplir durante el acto de unión, han hecho que se quieran esperar a que todo esté más calmado y puedan celebrar la boda de sus sueños.

Sin embargo, no todos deciden postponer uno de ‘los mejores días de su vida’ pese a las circunstancias. La Catedral del Murcia se preprara para la celebración de la boda de Fernando María Martínez y Reyes Villar, prevista para final de mes. Será la primera pareja en casarse en la Catedral desde que se retomaron las celebraciones litúrgicas. “Lo verdaderamente importante para nosotros es nuestra unión en Matrimonio y no la fiesta que la rodea, aunque está claro que poder celebrar nuestra boda con familiares y amigos es una alegría muy grande”, explica Fernando María Martínez.

Con la llegada de la alerta sanitaria, el futuro matrimonio no tenía claro si iban a poder casarse o, si se pudiese, cómo iban a hacerlo. No obstante, ellos tenían claro que, mientras que fuera posible, todo lo demás se iría resolviendo poco a poco, a pesar de la incertidumbre.

Afortunadamente, los contrayentes no han tenido que modificar la lista de invitados, ya que, siguiendo con las medidas de prevención la Catedral de Murcia, tiene, actualmente, un aforo de máximo 200 personas. Aseguran que la Iglesia les ha facilitado en todo momento la celebración del enlace, en la medida de lo posible.

Para esta pareja la decisión de casarse en este templo responde a un motivo muy diferente: “Teníamos planeado casarnos en el santuario de la Fuensanta, pero cuando nos enteramos de que la Virgen se quedaba en Murcia, decidimos celebrar nuestra boda en la Catedral, porque nos hacía mucha ilusión poder casarnos delante de nuestra patrona”, aclara el futuro novio.

Falta poco para el enlace y, después de todo lo que han vivido en estos últimos meses, los novios se muestran confiados. “Pese a las circunstancias, estamos ilusionados con nuestra unión y no estamos más nerviosos de lo habitual en estos casos”.

Actualmente, la Catedral de Murcia cuenta con una veintena de bautizos previstos hasta septiembre y, por el momento, dos bodas.

La Catedral sigue un estricto protocolo para garantizar la seguridad de los fieles en todas las celebraciones litúrgicas: para entrar es necesario el uso de mascarilla, se dispensa gel hidroalcohólico en la puerta y los asientos están marcados con una cruz; además, también se han incrementado las medidas de limpieza y desinfección del templo, siguiendo todas las recomendaciones sanitarias para la prevención del virus.


next