XEITO I ESPENTA / OPINIÓN

Vacaciones políticas

Foto: EFE/MARISCAL

Se avecina año electoral y los políticos se aprestan a descansar sus mentes. Pedro Sánchez se va -cree- con los deberes hechos aunque con la rémora de la condena a José Antonio Griñán y Manuel Chaves. Alberto Núñez Feijóo se siente reconfortado por las encuestas. En Unidas Podemos sigue el desconcierto con su liderazgo, en Vox están descolocados por su estancamiento y Ciudadanos bastante tiene con gestionar su futuro 

1/08/2022 - 

El calendario electoral. El próximo curso será apasionante y veremos de todo y por su orden. ¡No lo hemos visto todo! Tras el resultado en Andalucía, el tablero se ha resituado con items significativos. Vuelco popular, fiasco socialista, desaparición 'ciudadana' y congelamiento de Vox y no digamos la división a la izquierda del PSOE. Habrá comicios municipales, autonómicos -parece que también en la Comunidad Valenciana- y a lo mejor a final de año generales tras cumplir España -Pedro Sánchez- con la presidencia del último semestre de la UE y la jura/promesa de la princesa de Asturias de la Constitución. El Gobierno de coalición se verá sometido a mucha tensión por sus discrepancias y porque tanto PSOE como Unidas Podemos tendrán que marcar y diferenciar su relato para todas esas convocatorias electorales. Se tienen que 'aguantar' unidos por el pegamento del poder porque fuera hace frío -esto es casi un chiste, con el calor que estamos pasando-. También veremos cómo habrá carreras, pisotones y conspiraciones varias para conseguir estar en esas listas y candidaturas. Algunos no seguirán y los partidos nos venderán aquello de la renovación y el nuevo impulso que precisa el país. Lo clásico de nuestra política

Las cifras del paro y la economía. La situación económica va a ser el caballo de batalla para los ciudadanos. El hartazgo es mucho porque se esperan en este próximo otoño muchas dificultades para pequeñas y medianas empresas y para los consumidores. La inflación está disparada y las decisiones económicas del Gobierno con un techo de gasto rozando los 200.000 millones -más que nunca-, y los salarios que no terminan de subir, aunque sí lo hagan las pensiones que se regularán conforme al IPC. El caso es que las cifras del paro, pasito a pasito, parecen recuperarse al menos en la estadística. Lo de los fijos discontinuos no termina de convencer porque es un lavado de cara precisamente a esas cifras. 

Sea como fuere la EPA dice que ya hay una tasa de paro del 12,48%, que ya estamos en los veinte millones y medio de los ocupados y desde 2008 bajamos de los tres millones de parados, que se ha generado en el segundo trimestre semestre una cifra de 383.300 más de ocupados y que se han dado de baja en el paro 255.000 trabajadores, aunque en la letra pequeña parece que en el último trimestre ha habido una desaceleración en la creación de empleo. Como es tradicional en estos meses tiran de la ocupación los sectores de servicios, industria y construcción.

Foto: EFE/KAI FÖRSTERLING

Impuestos a la banca y a las energéticas. Es una de las medidas más controvertidas del Gobierno. Las empresas están enfadadas, pero lo más importante es que los consumidores piensan que les puede repercutir directamente a la hora de su actividad con los bancos y no digamos con los recibos de la luz, el gas y demás suministros. La decisión gubernamental también ha provocado unos cuantos movimientos digamos peculiares. Por ejemplo, el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, critica a Repsol y Naturgy por sus beneficios cuando su compañía también ha batido récords de recaudación. También es interesante el movimiento del dueño de Inditex, Amancio Ortega que se ha hecho con el 5% de Enagas Renovable En fin, estaremos atentos, sobre todo para ver como todo el asunto del gas repercute en el día a día del consumidor. Porque lo que sí es cierto es que Iberdrola, Enagas, Repsol, La Caixa, el Sabadell, Telefonica,… Es decir, las grandes empresas están haciendo su agosto y aún no ha finalizado el año.

El Tablero

  • PSOE: Pedro Sánchez y la agenda judicial. ¿Cómo administrar la decisión del Supremo de ratificar las condenas de los ERE, en especial, la de prisión de José Antonio Griñán? El indulto parece que se acerca, pero podría perjudicar en los intereses electorales. Los barones del PSOE están preocupados y tampoco se creen que los nuevos cambios en la estructura del partido sumen. Es más, quieren que les dejen actuar con autonomía. Sánchez piensa que se va con los deberes hechos. Buenas cifras del paro, impulso en el partido con sus nuevas caras, éxito de la cumbre de la OTAN,... Todo positivo. Otra cosa será el futuro. Para cerrar el curso político, la próxima semana Sánchez se reunirá en Mallorca con el Rey Felipe VI en el tradicional despacho estival. Después el presidente y familia disfrutará de tres semanas de vacaciones en Lanzarote y Doñana.
  • PP: Alberto Núñez Feijóo y su balance. Apenas unos meses en el liderazgo del PP han bastado para dar la vuelta a las encuestas y que todo aquel que habitualmente está con el poder se acerque a él oliendo el triunfo. Apenas hay runrún interno, huelen ese poder y no es momento de moverse. Es más, los que dejaron entronizados el equipo Casado/García Egea respiran tranquilos porque no es momento de cambios. Otra cosa será el resultado que obtengan en las próximas elecciones. Muchos esperan vuelcos por ejemplo en la Comunidad Valenciana, en Castilla-La Mancha,... De momento han pasado por Moncloa los recientes presidentes de Andalucía, Galicia y Castilla y León. Los tres han hablado de financiación autonómica y de ayudas para los incendios. Feijóo en su balance ante la prensa, exposición y sin preguntas. ¡Qué manía tienen todos! Dice Feijóo que el Gobierno es inestable y que en España hay ganas de cambio. Pues nada, animación para el curso que viene.
Foto: MARTA FERNÁNDEZ/EP
  • Vox: Santiago Abascal va buscando relato. El resultado de Andalucía le ha bajado los humos y están a la búsqueda de un nuevo discurso. Parece que se van a centrar en los asuntos económicos, pero esto tiene un doble riesgo. Feijóo ha optado precisamente por esta línea en apariencia con gran éxito de aceptación. El discurso duro de Abascal y compañía es difícil de colocar y juegan con ese extremismo que todavía no ha sido cooptado por el PP. Será interesante esta batalla por el espacio político. Si Feijóo representa el centro recogiendo votos de Ciudadanos, incluso del PSOE, pero también recupera adeptos de Vox, Abascal tendrá que hacer un esfuerzo si quiere mantener a los suyos
  • Unidas Podemos: Yolanda Díaz y sus sombras. Hay una maravillosa canción gallega que se llama Negra sombra basada en un poema de la gran Rosalía de Castro que habla de la negrura y la tristeza del futuro, eso que dicen de los gallegos y el 'meigallo'. Díaz apostó por su proyecto Sumar pero el futuro es incierto y parece que lucha con sus propios compañeros de batallas. La 'gente' de Unidas Podemos no está por la labor y torpedea todos sus movimientos. Que en su presentación está el secretario general del PCE, Enrique Santiago, a la sazón secretario de Estado con Ione Belarra, pues se le destituye y se pone a la afín Lili Verstrynge, y así todo. Habrá más tropezones. Es la política. Y Sumar no arranca con buen pie. Lo del fuego amigo, lo dicho, un clásico. De momento con todas estas sombras, Díaz da una de cal y otra de arena. Hay días que está a piñón fijo con Sánchez y otras no. Se ha mostrado muy contenta con las cifras de la EPA, pero, a cuenta de la sentencia de los ERE, no le secunda. Dice que es muy "grave" y que los ciudadanos están cansados de tanta corrupción.

Yolanda Díaz. Foto: JESÚS HELLÍN/EP

  • Ciudadanos: Inés Arrimadas desencadenada. ¡Vaya tuits cuelga en redes! Por momentos se confunde hasta con Vox. Lo de la "refundación liberal" no termina de cuajar. Y mientras los pocos alcaldes que tiene la formación piden que haya en otoño una asamblea general extraordinaria precisamente para valorar el liderazgo de Arrimadas. O sea, que no vienen buenos tiempos. En el PP de manera discreta se piensa ya en rescatar a alguno de sus valores. La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, intenta mantener la llama del debate de ideas en la formación, pero no parece que obtenga mucho éxito. El valor y la intención se le reconocen

Las frases de la semana

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno: "Griñán y Chaves no se llevaron ni un céntimo, pero pagan justos por pecadores. Se analizará el perdón en el marco de la ley". ¡La historia se repite y a algunos les viene mal porque hay elecciones en breve. Si se deciden a gestionar el indulto de Griñán habrá problemas!

Yolanda Díaz, vicepresidenta y ministra de Trabajo: "Las grandes empresas tienen que dar un paso. Les pido que arrimen el hombro porque está en juego su reputación". ¡Seguimos en clave electoral. Necesita armar su discurso frente al PSOE e incluso frente a sus 'colegas' de Unidas Podemos!

Alberto Núñez Feijóo, presidente del PP: "Aplaudo al Gobierno cuando acierta como en el caso de la cumbre de la OTAN". ¡Le acusan de prometer y vender muchos acuerdos de Estado, pero como es lógico está jugando su papel. Quiere llegar a La Moncloa!

Joan Ribó, alcalde de Valencia: "Dije que debería haber un límite de ocho años en un puesto, pero he cambiado de idea". ¡Lo de la memoria en política es efímero y los políticos con descaro siempre se olvidan de lo prometido!

Foto: JORGE GIL/EP

Donald Trump, expresidente de EEUU: "Nuestro país ha sido puesto de rodillas. Este país se va al infierno". ¡Esperemos que tenga una iluminación y no decida presentarse a las próximas elecciones como amenaza!

Noticias relacionadas

next