Turismo a la carta, con reserva previa en tiendas y bares, para que comerciantes y hosteleros hagan caja

4/05/2021 - 

CARTAGENA. Turismo a la carta y con reserva previa. Así es como el Puerto de Cartagena va a proponer a las navieras que puedan acceder a bares y tiendas de la ciudad los cruceristas que llegarán a partir del próximo mes de junio a la ciudad. Hasta ahora se había dicho que los visitantes descenderán de los barcos sin poder desplazarse libremente por la ciudad, a lo que han denominado burbuja social. Eso suponía que el pequeño comercio del centro de Cartagena, los bares y restaurantes se quedarían compuestos y sin poder hacer caja con los turistas al estar prohibido.

"Vamos a ofrecer a las navieras que esos grupos burbuja que bajarán de los cruceros para visitar museos y yacimientos, también lo puedan hacer en bares y tiendas de la ciudad, con una reserva previa y abierto exclusivamente para ellos", indicaba la presidenta del Puerto, Yolanda Muñoz, tras reunirse con el consejero de Turismo, Marcos Ortuño, la vicealcaldesa de Cartagena y el teniente alcalde, Noelia Arroyo y Manuel Padín respectivamente y con representantes de la hostelería y el comercio de la ciudad. 

Hay que recordar que en 2019 fueron 250.000 los pasajeros de cruceros que arribaron a las costas cartageneras, que junto a los tripulantes sumaron alrededor de 350.000 personas en un año que batió todos los récords y supuso una inyección económica para el comercio local que rondó los 8 millones de euros. Ahora, en plena crisis, el sector busca la vía de escape para volver cuanto antes al mar y la asociación 'Comercio Amigo de los Cruceros' necesita más que nunca la inyección económica que paralice cuanto antes la sangría en el cierre de negocios en el último año. 

Luz verde para la reactivación desde la CARM

La Comunidad, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha dado luz verde a la Autoridad Portuaria para la reactivación de los cruceros nacionales en el puerto de Cartagena. El documento ha sido fruto del trabajo de la Autoridad Portuaria, la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento de Cartagena, sitúa a la Región entre las primeras comunidades –junto con Andalucía y Canarias- en reactivar, con las medidas de seguridad necesarias, la actividad de los cruceros.

Marcos Ortuño considera que el visto bueno de la Comunidad "es una ventaja competitiva frente a otros lugares y facilita a las navieras la elección del puerto de Cartagena como un destino seguro y abierto al turismo responsable".

Por su parte, Muñoz ha dicho que es "Cartagena ha hecho sus deberes para ser un destino seguro con el distintivo Buenas Prácticas Avanzadas preparado Covid19, tanto en la Terminal de Cruceros como para la Policía Portuaria y con protocolos aplicados para garantizar la máxima seguridad". En la reunión, la presidenta ha explicado que "iniciamos el camino de la reactivación de los cruceros, el sector ha trabajado intensamente para establecer protocolos que les permita reanudar la actividad y garantizar que el virus no entre en el barco, y nosotros tenemos que colaborar con ellos porque la evolución de estas experiencias nacionales será definitiva para la vuelta de los cruceros internacionales, donde estamos a la espera que Ministerio y Sanidad Exterior autoricen".

Noelia Arroyo ha insistido en que "es importante no fallar en este primer paso. Lo saben las navieras y por eso se han autoimpuesto un régimen muy estricto de controles a bordo y en las visitas. Nosotros vamos a ayudarles a que salga bien porque su éxito será la garantía de que recuperemos a los cruceristas para nuestros comercios y nuestra hostelería”.

En este sentido, la presidenta de Coec, Ana Correa, ha recalcado que "vamos a trabajar con las administraciones para que esta primera experiencia sea todo un éxito para reactivar nuestra economía".

El consejero de Turismo ha informado que las navieras tendrán que integrar en sus protocolos las medidas establecidas en la normativa regional para prevención de covid19, que en todo momento estarán supeditadas a la evolución de la situación sanitaria en la comunidad. Además, los buques dispondrán de forma obligatoria de un Plan de Contingencia para la vigilancia y gestión de los casos sospechosos o confirmados que se pudieran producir a bordo. Además, será necesario que 20 días antes de la llegada a Cartagena, el crucero informe a la Dirección General de Salud Pública del protocolo de seguridad y prevención junto con la información general del buque, con el número de pasajeros y tripulación a bordo.

Noticias relacionadas

next