ha duplicado su fábrica y está operativa casi al 100%

Marnys endereza un 2020 pandémico y da un salto cuantitativo y cualitativo en su producción con sus nuevas instalaciones

17/10/2021 - 

CARTAGENA. La empresa cartagenera Marnys ha sabido capear con solvencia el 2020 pandémico y afronta el futuro con moderado optimismo. La puesta en marcha, casi al 100% de operatividad, de sus nuevas instalaciones, que han duplicado las existentes, ha supuesto un salto cualitativo y cuantitativo en su producción, eminentemente exportadora. El 80% de su producto -más de 400 referencias- sale de nuestras fronteras, principalmente Oriente Medio (Arabia Saudí o Kuwait donde son líderes del mercado), Estados Unidos y Europa. Hasta 66 destinos internacionales tienen los complementos alimenticios, cosmética natural, aceites esenciales y nutrición deportiva que comercializan.

La firma, fundada por José Martínez Nieto en 1968 y dedicada entonces al envasado de miel y polen de abejas, facturó el pasado 2020 30,5 millones de euros, un 19,59% más que en 2019, según indica la empresa en las cuentas del ejercicio 2020 depositadas en el registro mercantil. La firma valora muy positivamente estos números, ya que, además, ha conseguido mantener y mejorar los estándares de innovación, sostenibilidad social y medioamiental. Aunque el proyecto de ampliación de las instalaciones finalizó en 2019, fue durante el pasado año cuando se procedió a la instalación de maquinaria, ya operativa casi al completo en su fábrica ubicada en el polígono Los Camachos de Cartagena.

La ampliación ha supuesto duplicar el espacio -de 12.500 metros cuadrados a 23.500-, en una apuesta por convertir sus laboratorios en los más avanzados de la industria de la nutrición y cosmética natural del continente. La familia presume de haberlo conseguido y estar en el top de empresas dedicadas a este sector en Europa. La ampliación de las instalaciones les ha supuesto una mejora en la competitividad y productividad con las que proseguir la política de expansión marcada por sus propietarios. Además, Marnys ha crecido con la contratación de catorce personas más, por lo que son ya cerca del centenar los trabajadores de la firma.

De esta manera, Marnys tratará de incrementar su cifra de negocio con la apertura de nuevos mercados, principalmente en Corea del Sur y Estados Unidos -donde tienen una presencia menor-, y consolidar otros en Europa, como Francia o Alemania. Además, han abierto la puerta al mercado polaco y, al duplicar sus líneas de producción, tratarán de pugnar por los contratos financiados por los gobiernos a los que hasta el momento no han podido pujar. "Nuestro reto es crecer a dos dígitos", explica José Martínez Nieto, mientras que el director general de la empresa, Roberto Martínez Moeckel, destaca, por su parte, que el efecto covid ha proporcionado cierta reacción del cliente a cuidar más su salud, lo que ha repercutido de forma directa en una mayor venta y producción de determinados productos de su ampliísimo catálogo.

Según la investigación de BENEO, casi 1 de cada 3 consumidores en Europa ha lidiado con el cansancio y la falta de energía durante la pandemia. Con el objetivo de mejorar sus niveles de energía, la mitad de este grupo ha declarado que ha estado buscando alimentos y bebidas para ayudarles a afrontar el día a día (un 28 % en España).  El cuidado de los hijos durante la pandemia también ha dejado su huella, con 7 de cada 10 consumidores europeos con niños diciendo que han recurrido a alimentos para aumentar sus niveles de energía -el 34 % de los encuestados españoles afirma consumir bebidas energéticas-. Además del aumento cada vez mayor de la fatiga, la pandemia también ha hecho que las personas sean más conscientes de la fragilidad de su salud y la necesidad de cuidarse.

La planta fotovoltaica mitiga, en parte, los altos precios de la energía

La instalación de una planta fotovoltaica de la que se enorgullecen de ser la más grande de la Región en 2019 ha ayudado a mitigar, en parte, la factura mensual de consumo energético. El precio de la energía de este año va a ser el más elevado de los últimos 14 años, superando un 12% al del 2008 (antiguo máximo) y más del doble que el año pasado.

Los altos precios están lastrando los números de las grandes compañías y Marnys no se salva de esta dramática situación. No obstante, su planta, que genera 1.250.000 kwh/año es consumida al 100% dentro de la compañía, lo que está facilitando a mitigar, en parte, este encarecimiento de los costes.

Noticias relacionadas

next