Hoy es 24 de julio

El 'Maestro arrocero' o cómo mezclar la pasión por la cocina con la pedagogía... y vivir de ello 

6/01/2020 - 

MURCIA. "Yo ofrezco experiencias gastro-educativas". Con estas palabras resume a la perfección José Albes o 'El Maestro arrocero' cómo ha conseguido encauzar su vida profesional mezclando sus dos pasiones, la pedagogía y la cocina. Y es que este cartagenero de 45 años fue profesor de Primaria por vocación antes de pasarse al sector de la hostelería. Unas experiencias que le han llevado a convertirse en emprendedor con un proyecto que combina lo mejor de los dos mundos.

Aunque los profesores del colegio en el que estudió de niño le dijeron a su madre que no serviría para estudiar y le recomendaron que "hiciese una FP". Tras realizar un módulo de Informática en Formación Profesional, Albes hizo la carrera de Magisterio en la Universidad de Murcia (UMU), donde fue premio Fin de carrera por su excelente historial académico. Y curiosamente terminó dando clases durante 9 años en ese colegio en el que le auguraban un pobre futuro académico, el Patronato del Sagrado Corazón de Jesús de Cartagena.

Tras nueve años dio un giro a su vida y buscó trabajo en la hostelería, donde comenzó fregando suelos, después pasó a ser pinche de cocina hasta que una casualidad le hizo convertirse en el arrocero del Club Náutico Dos Mares de La Manga. "Un verano el cocinero que hacía los arroces se quemó la mano y me pidió a mí, que era su ayudante, que los hiciera siguiendo sus indicaciones. Así me enamoré de los arroces", explica a Murcia Plaza.

Aunque después "de tres años y miles de arroces", su vocación de profesor seguía presente y decidió unir estas dos habilidades emprendiendo una aventura casi más arriesgada, empezar en el mundo de los autónomos, creando 'El Maestro arrocero'. Su propia empresa y con la que ofrece sus citadas "experiencias gastro-educativas". "No es un Masterchef deja claro". Y es que su proyecto va mucho más allá, "yo no cocino, lo hace el cliente", destaca.

Entre estos clientes tienen un lugar privilegiado los niños. "En los colegios hacemos principalmente paellas de pollo y arroz, pero lo importante es enseñar a los chavales a trabajar en equipo, a comer bien y de forma saludable y por supuesto cómo se hace el arroz, pero con la ventaja de que conocen de primera mano cómo son y como se trabajan las verduras, tan importantes en la Región".

No sólo los colegios están entre sus clientes, también lleva sus "experiencias" a empresas y particulares que lo deseen. Y es que el maestro arrocero se traslada al colegio, empresa o particular con todos los ingredientes necesarios para elaborar el plato, que son de primera calidad y comprados en el mercado y en los pequeños comercios utilizando el menor número posible de plásticos". Además deja claro que se aprovecha todo, pues "lo que sobra se los doy a mis gallinas". 

Lo que está claro es que el proyecto de este emprendedor va mucho más allá de la cocina y seguro que cundirá su ejemplo. Quienes quieran aprender a hacer buenos arroces y a trabajar en equipo lo tienen fácil, sólo han de vivir una de sus "experiencias gastro-educativas".



Noticias relacionadas

next