Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Los alumnos que se examinen de Ebau este año no podrán llevar relojes, colgantes, collares o broches 

Las pruebas de Selectividad serán del 3 al 5 de junio tras la decisión de que los exámenes de septiembre se hagan en julio

22/01/2020 - 

MURCIA. La Evaluación del Bachillerato para el acceso a la Universidad (Ebau), antigua Selectividad, se ha vuelto más exigente. Al menos en cuanto a lo que podrán llevar los estudiantes para hacer la prueba. Y es que este año no se pueden usar colgantes, collares, broches o relojes (en este último caso salvo que no haya en el aula) mientras se hacen los exámenes. 

La Universidad de Murcia (UMU), institución que coordina y organiza la Ebau, ha informado a los centros de enseñanza Secundaria de la Región de Murcia de las novedades que tendrá la prueba este año. Otra novedad de la Ebau es el cambio de fechas de la prueba, tras la decisión de que los exámenes de septiembre se realicen en el mes de julio. Esta decisión se tomó "con el fin de armonizar el calendario con el de la mayoría de comunidades autónomas". Por ello, la Ebau de junio se realizará los días 3, 4 y 5; mientras que la convocatoria extraordinaria tendrá lugar del 1 al 3 de julio.

Por otra parte, y como consecuencia de un proyecto desarrollado conjuntamente con los equipos técnicos de la dirección general de Innovación Educativa y Atención a la Diversidad, la Universidad de Murcia ha actualizado para este curso las medidas de adaptación para alumnado con necesidades educativas especiales. 

El cambio más destacado en este sentido es que tendrán 30 minutos de tiempo extra para terminar cada examen; cuando hasta ahora era de 15 minutos. De esta manera la UMU unifica criterios con otros distritos universitarios. Esta modificación hará que cambien ligeramente con respecto a otros años los horarios de los exámenes, ya que habrá más descanso entre pruebas para todo el alumnado.

Por lo que respecta al desarrollo de la prueba, algunas de las novedades explicadas a los institutos están relacionadas con las medidas para evitar el fraude en los exámenes. En este aspecto se introduce la prohibición de llevar cualquier objeto en las muñecas, que tendrán que estar completamente despejadas. Tampoco podrá hacerse el examen con colgantes, collares o broches. Solo en aquellas aulas en las que no haya reloj en la pared se permitirá un reloj en la mesa que, en ningún caso, podrá ser un reloj inteligente

Rastreos de frecuencias ante dispositivos fraudulentos

Además, "el alumnado deberá tener continuamente despejados y visibles durante el examen los pabellones auditivos. Estas nuevas medidas se añaden a las ya conocidas que prohíben el uso de calculadoras no homologadas y tener móviles o tabletas durante la realización de los exámenes. En todo caso, si los móviles o tabletas entran en el aula, deberán dejarse en las mochilas y no bastará con que estén en silencio o en modo avión, sino que tendrán que estar completamente apagados", informan desde la UMU. 

Durante la reunión se recordó que "existe la posibilidad de que se efectúen rastreos de frecuencias en las aulas en cualquier momento, con el fin de detectar dispositivos electrónicos que, de manera contraria a la norma, permanezcan encendidos", informan desde la UMU. El incumplimiento de cualquiera de estas cuestiones o la detección de cualquier medio fraudulento vinculado a la realización del examen, comportará la anulación de la prueba de la persona o personas implicadas.

El profesorado que se encargue de la corrección de las pruebas "ya no recibirá los exámenes una vez que finalice la prueba, sino de forma escalonada para que quienes evalúan los ejercicios del primer día por la mañana tendrán 48 horas más para corregir

Por lo que respecta a la corrección, "se podrán en marcha este año algunos cambios orientados a la mejor gestión de la organización de los tribunales. En concreto, se aumentan los tiempos de corrección de algunas materias especialmente voluminosas".

El profesorado que se encargue de la corrección de las pruebas "ya no recibirá los exámenes una vez que finalice la prueba, sino de forma escalonada; de manera que quienes evalúan los ejercicios del primer día por la mañana tendrán 48 horas más para corregir, y 24 horas más quienes se encargan de los exámenes del primer día por la tarde y del segundo día".

Por último, también se informó durante la reunión de los cambios ya conocidos que este año entrarán en vigor y que afectan a la ponderación de algunas asignaturas. "La tabla de ponderaciones vigente en 2019 de la Universidad de Murcia ya no está en vigor. La nueva, publicada hace meses, contempla un tratamiento más homogéneo en títulos afines, refuerza el valor del segundo idioma como mérito de acceso a los títulos, y reconoce la transversalidad de las matemáticas en todos ellos; además de otros cambios puntuales".

           


Noticias relacionadas

next