Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La FMRM lidera el primer proyecto europeo para adaptar las entidades locales al cambio climático

3/07/2020 - 

MURCIA (EP). La Federación de Municipios de la Región de Murcia (FMRM) lidera el primer proyecto europeo para la adaptación de las entidades locales al cambio climático a través del proyecto CITYAdaP3, informaron fuentes de la organización en un comunicado.

En concreto, el proyecto consistirá en la puesta en marcha de acciones piloto en Molina de Segura, Alcantarilla y Lorquí, financiados por la Comisión Europea a través del Programa LIFE y mediante la colaboración público-privada, a través de la Responsabilidad Social Corporativa de las empresas locales.

Una de las prioridades e innovaciones de este proyecto es la implementación de acuerdos de colaboración para involucrar al sector privado de los municipios participantes, en la financiación de las acciones de adaptación al cambio climático.

Además de los municipios de la Región de Murcia ya citados, el resto de participantes en este proyecto son el Ayuntamiento de Reggio Emilia, en Italia EuroVértice Consultores y la Universidad de Murcia, a través de su Cátedra de Responsabilidad Social Corporativa. El presupuesto del proyecto es 2.302.509 euros, y está cofinanciado por la Unión Europea con 1.148.339.

LIFE CITYAdaP3 pretende mejorar la adaptación al cambio climático en el entorno urbano, mediante la puesta en marcha de planes locales de adaptación (PACES), en el marco del Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía.

Los ayuntamientos participantes (Molina de Segura, Alcantarilla y Lorquí) ya cuentan un plan de adaptación al cambio climático, por ello serán los que podrán llevar a cabo proyectos como sombraje urbano o un carril bici que conecte el centro urbano con el polígono industrial en el caso de Alcantarilla, para fomentar los desplazamientos a pie y en bicicleta y reducir la contaminación que provocan los vehículos.

Por su parte, la acción planteada por Lorquí pretende reafirmar los cabezos existentes en el centro urbano, mediante soluciones basadas en la naturaleza, reduciendo el impacto de las escorrentías provocadas por las lluvias torrenciales debidas al cambio climático.

Molina de Segura también pretende ser más resiliente frente a estas lluvias torrenciales mediante la adaptación de un parque urbano, incorporando un sistema de drenaje sostenible que sea capaz de retener el agua de las riadas provocadas por este tipo de lluvias cada vez más frecuentes y que tanto afectan a su centro urbano.

Los resultados que se esperan lograr en el proceso de puesta en marcha de este proyecto piloto son: la firma de doce acuerdos de colaboración público-privada; la realización de cuatro acciones piloto de adaptación urbana al cambio climático; una inversión de al menos de 50.000 euros del sector privado; la mejora de la resiliencia urbana en tres municipios de España y un municipio de Italia, y que este proyecto ofrezca un beneficio sobre una población de 106.000 habitantes.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Municipios, María Dolores Muñoz, ha dicho que "la Federación ha plasmado este importante compromiso con la firma de un contrato durante los próximos cuatro años, para liderar junto con estos ayuntamientos el cambio necesario, que mejorará la vida de muchas personas, y que pretendemos sirva de ejemplo y se pueda replicar en otras regiones".

Según Manuel Pato, secretario general de la FMRM, "este proyecto tiene además un carácter innovador, porque lo que pretendemos es desarrollar ese nuevo modelo de alianza público-privada en el marco de la Agenda 2030, para echar a andar de manera conjunta".

Noticias relacionadas

next