ESTUDIOS

La CHS recupera el Plan de Avenidas de los años 90 para evitar inundaciones en la Vega Baja

21/11/2019 - 

MURCIA. El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Mario Urrea, ha comunicado a responsables de Beniel, Orihuela (Alicante) y la pedanía murciana de Alquerías que el organismo de cuenca está analizando el tramo final del río Segura para mitigar las inundaciones en esta zona.

La CHS ha señalado que Urrea se ha reunido en la sede del organismo de cuenca con la alcaldesa de Beniel, Mari Carmen Morales, con el concejal de Emergencias y Agricultura de Orihuela, Víctor Valverde, con el alcalde pedáneo de Alquerías, Fernando González, con el presidente de la plataforma Presa de Tabala YA, Juan de Dios Hernández, y representantes de Asaja.

El objetivo del encuentro ha sido analizar la situación en la que se encuentran los cauces de la Vega Baja del Segura tras la gota fría del pasado mes de septiembre, así como estudiar posibles soluciones que ayuden a aminorar los riesgos de inundación en la comarca cuando se producen estos fenómenos meteorológicos.

En este sentido, Urrea ha comunicado a los asistentes a la reunión que el organismo de cuenca está trabajando en dos estudios.

El primero, que está llevando a cabo la CHS conjuntamente con la Universidad Politécnica de Valencia, tiene como objeto analizar el comportamiento del río Segura desde la ciudad de Murcia hasta su desembocadura, en Guardamar del Segura, y cómo se podrían mitigar los efectos de las lluvias torrenciales y de los aumentos de caudal que éstas llevan asociadas.

Por otro lado, Urrea ha señalado que el organismo de cuenca está trabajando en diferentes proyectos, que estaban ya contemplados en el Plan de Defensa contra Avenidas de los años 90 pero que no se ejecutaron.

Todas las actuaciones deben ser sometidas a un estudio de análisis de coste-eficacia, además de trasladarles los plazos previstos para su realización

Todas estas actuaciones, ha explicado el presidente del organismo de cuenca, deben ser sometidas a un estudio de análisis de coste-eficacia, además de trasladarles los plazos previstos para su realización.

En este sentido, ha insistido en que hay que ser muy meticulosos con todas estas actuaciones, ya que "no se puede salvar una zona pero que eso suponga provocar problemas aguas abajo".

Por último, Urrea ha destacado el compromiso de la CHS y del Ministerio para la Transición Ecológica para analizar todas las infraestructuras necesarias para paliar en el futuro los efectos de las lluvias torrenciales. También se ha comprometido a reponer el rio a una situación "mejor" a la que estaba anteriormente a la Depresión Aislada en Niveles Altos, y consolidar presupuestos anuales que de manera continuada garanticen una adecuada conservación y mantenimiento del rio Segura y sus afluentes y ramblas. 

Noticias relacionadas

next