Hoy es 20 de julio

el palacio del XVI será la sede de la Fundación Lorquimur 

Final de tres años de obras en la Casa Irurita: comienzo de un centro para las artes y el patrimonio en Lorca

15/01/2020 - 

MURCIA (EFE).  La Casa Irurita de Lorca, una histórica construcción del siglo XVI, ha sido restaurada tras tres años de obras que han permitido resolver su ruinoso estado de conservación tras un incendio, agravado después por los terremotos de 2011. La recuperación del palacio urbano, que será sede de la Fundación Lorquimur, dedicada a la promoción y difusión de actividades relacionadas con las bellas artes, la cultura y la conservación del patrimonio arquitectónico, ha precisado una inversión que ronda el millón de euros.

Los trabajos han contado con una subvención de algo más de 428.000 euros de la Comunidad Autónoma a los propietarios al tratarse de un inmueble protegido.

La rehabilitación del inmueble se incluyó por el Gobierno regional en el Plan Director de Recuperación del Patrimonio Histórico de Lorca dañado por los seísmos y el resto de los costes de recuperación han sido asumidos por la propiedad, en parte con la indemnización recibida en su día por el Consorcio de Compensación de Seguros.

Ubicada en el número 67 de la calle Corredera, la Casa de los Irurita o de los Pérez-Monte, también conocida como edificio Castelar, es una construcción del siglo XVI de estilo renacentista que ha sufrido numerosas reformas y que, antes de los seísmos de 2011, ya presentaba un importante estado de abandono y deterioro, por lo que se llegó a barajar su derribo.

Durante la restauración del edificio de tres plantas, que fue mandado a construir por el capitán Sancho Martín Leonés con el fin de que albergara la residencia familiar, ha aparecido sobre la crujía de la planta alta un mirador con pilastras de ladrillo tallado y cubierto por una artesa de madera.

Aunque definían los huecos de la fachada no eran balconadas, sino una 'loggia' o galería exterior cubierta con una armadura de cuatro paños con escudetes en los lados menores.

El proceso de recuperación ha conseguido devolver a este palacio la categoría perdida, al descubrir todos los techos de artesonado de madera de gran calidad, además de restos de arcos, hornacinas, puertas, sillerías talladas y pinturas que representan barcos, parejas de soldados a pie y personajes ataviados con vestidos de época.

El edificio ha sido recorrido este martes, en una visita guiada para los periodistas, por la concejala de Cultura, Ángeles Mazuecos, el director general de Bienes Culturales, Rafael Sánchez, y representantes de la empresa Lorquimur, que ha ejecutado las obras de restauración.

Noticias relacionadas

next