Hoy es 25 de julio

trabajo del lifum en el museo de la UMU

Fotografías que hablan de vida en tiempos de guerra: una exposición en Murcia viaja a la España del 37 

6/10/2023 - 

MURCIA. Son 23 fotografías en blanco y negro, con muchas carencias técnicas -a veces desenfocadas o mal encuadradas-, que muestran desde un bautizo a escenas cotidiana y de camaradería. Son momentos atrapados en el tiempo que hablan de la vida en una escenario de muerte y confrontación, ya que fueron tomadas durante la Guerra Civil española, entre 1937 y 1938 por un fotógrafo amateur. El Laboratorio de Investigación Fotográfica de la Universidad de Murcia (LIFUM) expone esta interesante colección, tras su recuperacion y estudio, bajo el título Las otras guerras en la Sala Pequeña del Museo de la UMU. Comisariada por José Fernando Vázquez Casillas, se podrá visitar desde este viernes 6 de octubre hasta el 30 de noviembre de 2023.

Antes que nada, recordar que el LIFUM está considerado como uno de los grupos punteros en la protección y puesta en valor del patrimonio fotográfico documental, tanto en la Región como en el resto del territorio nacional. En esta ocasión, su proyecto expositivo es esta crónica en imágenes que un fotógrafo no profesional realizó de aquellos tiempos difíciles. 

"Un período de confrontación que, sin embargo, no es el epicentro de gran parte de estas representaciones. Por el contrario, la gran mayoría, posan su mirada en la vida; en el día a día de los diferentes protagonistas que aparecen en ellas y que forman parte de la extraordinaria cotidianeidad del autor. Un artífice, posiblemente César Real de la Riva, que posiciona su objetivo frente a los compañeros de viaje de aquel periplo. Es por ello, este archivo, el registro de una realidad, de su propia verdad y odisea. Documentando, a modo de álbum familiar, su particular entorno", señalan desde LIFUM. Son historias ordinarias, pero tambiñen extraordinarias históricamente, añaden.

Historia de unos negativos

Las imágenes fueron adquiridas en el año 2012, localizándose dentro de un sobre contenedor de negativos. Una carpetilla de dos ranuras –con publicidad de la marca Kodak–, que indica, gracias a la información personalizada, que fueron procesadas químicamente en la ciudad de Salamanca. Concretamente, en el local regentado (en aquel momento) por Miguel Santos Baz, comerciante del municipio que estaba ubicado en la Plaza Mayor. Se trataba de un establecimiento que, como era común en la época, además de ser joyería, platería, relojería y óptica, se dedicaba a realizar todo tipo de labores fotográficas, como son el revelado, el positivado y ampliaciones para aficionados.

De las 32 piezas que contenía este sobre, se seleccionaron 23 para llevar a cabo un ejercicio de investigación que hace retroceder a un momento complejo de la historia de España. Son piezas con grandes carencias técnicas, pero que "merecen ser conservadas y expuestas. Esto es así porque sobrepasado el hecho doméstico, y gracias al distanciamiento temporal, se convierten en fuentes documentales precisas, con su particular narrativa". Así, por ejemplo, se pueden contemplar retratos individuales y colectivos, y de los lugares que visita el autor.

El comisario de la muestra ha querido ordenarlas visualmente para narrar de forma lineal diversas micro-historias. Unos relatos que, unidos, hacen viajar al espectador por ciudades como Ávila y Salamanca; o espacios naturales como la Sierra de Guadarrama. Y muestran las vivencias del fotógrafo, que incluye el divertimento del grupo, incluso celebrando un bautizo, y su trabajo habitual como militares; así como otros aspectos cotidianos.

"Este tipo de obras forman parte imprescindible de la narración universal de la España del siglo XX. Razón por la que su conservación es indispensable para el conocimiento adecuado de dicho periodo", apunta LIFUM, que recuerda que la fotografía no profesional, entendida en sus variantes domésticas, es una fuente valiosa de información para conocer y descodificar gran parte del siglo XX

Noticias relacionadas

next