espacios sin acceso a las viviendas

Cartagena pone el ojo en la expansión desmedida de las terrazas y castigará a quien sobrepase lo permitido

21/09/2021 - 

CARTAGENA. El Ayuntamiento de Cartagena ha decidido actuar ante el incremento desmedido en los espacios públicos destinados a las terrazas de hostelería en el casco histórico de Cartagena y someterá a control las zonas donde esta situación es más recurrente y problemática, sobre todo para los viandantes. De esta manera, se inspeccionará los establecimientos situados en la Plaza San Francisco, calle Honda, Cañón y Aire, principalmente donde hay más masificación y actuarán "con más contundencia" sobre aquellos que incumplan los permisos limitando el distanciamiento entre mesas y sobrepasando el aforo recomendado.

"Es fundamental que se respeten los permisos perimetrales para instalar las terrazas. Si se incumplen es cuando surgen los problemas. Se impide el paso a los vecinos a su lugar de residencia o se obstaculiza el paso para el que tiene que rodar, pero es que no se puede cerrar estas calles. Vamos a revisar desde Vía Pública los permisos que tienen en sus terrazas y a exigir el cumplimiento de lo que tienen aprobado. Hay que apelar a la responsabilidad, porque es imposible tener un policía por local y un dispositivo específico por cada calle", explicaba la alcaldesa de la ciudad, Noelia Arroyo.

"Hay que apelar a la responsabilidad, porque es imposible tener un policía por local y un dispositivo específico por cada calle", explica la alcaldesa 

"Lo que no se puede es ampliar sin tenerlo autorizado". Eso sí, dijo que mientras sigamos en un escenario de covid y las medidas afecten al sector “vamos a seguir dando las facilidades a la hostelería, pero hay que cumplir lo que está tramitado por Vía Pública, y al que está incumpliendo se le penalizará".

Arroyo ha vuelto a hacer un llamamiento a la responsabilidad de los ciudadanos para cumplir con las recomendaciones y evitar aglomeraciones en determinadas calles del centro, como Aire, Honda, Cañón o Plaza San Francisco, que es donde se han observado los comportamientos más infractores, como no usar mascarilla o consumir alcohol en la vía pública.

next