salvador marín | coordinador GENERAL del Consejo de Economistas DE ESPAÑA  

"Hay que echarle una mano a las pymes y a los autónomos; porque eso es crear futuro"

25/01/2021 - 

MURCIA. Salvador Marín Hernández sabe bien lo que es estar en primera línea de la actualidad económica desde hace décadas. Nacido en Cartagena y criado en la pedanía murciana de Corvera, donde vivió siete años, es el actual coordinador de Internacionalización del Consejo de Economistas de España y presidente de la Federación Europea de Contables y Auditores para pymes.

Pero su amplio currículum también incluye su paso por la política, ya que fue consejero de Universidades, Empresa e Investigación del Gobierno de la Región de Murcia entre 2008 y 2011; así como consejero de Economía y Hacienda, cargo que ocupó hasta enero de 2012, cuando tomó las riendas de Cofides, una sociedad público-privada que ofrece apoyo financiero a las inversiones de las empresas españolas en el exterior.

Marín conoce muy bien las pequeñas y medianas empresas y cree que deben tener ayudas para superar esta crisis, ya que "son la gran fuente de empleo del país". Además valora en esta entrevista el futuro de las exportaciones de la Región ante el Brexit, así como la importancia de la internacionalización para que las empresas mantengan su crecimiento y superen los efectos secundarios tras la crisis covid. 

-¿Qué futuro le ve a la economía española que, como el resto de las europeas, está golpeada por la pandemia?

- La economía española ha caído entre un 11 y un 12% por la pandemia y otra serie de circunstancias, que es una barbaridad, y más si se compara con otras economías europeas como la francesa y la italiana (que han bajado un 9%). Si hemos caído por encima del 11 y no creo que recuperamos más del 5%, queda mucho camino por hacer. Hay que esperar a que se recupere la movilidad con la inmunización por la efectividad de las vacunas. No creo que vaya a ocurrir en el primer trimestre ni el segundo, esperemos que la recuperación empiece en el tercero. Además creo que más qué pensar en cuanto vamos a crecer, hay que qué pensar en cómo vamos a crecer y cuáles son las prioridades de la recuperación.

-¿Cree que va a bajar el peso de la internacionalización en las cuentas de las empresas de la Región tras la pandemia?

- La internacionalización vino para quedarse, es una reforma estructural. También lo hicimos en la Región, donde se llevó a cabo un plan muy potente que se sigue utilizando. Las empresas se han dado cuenta de que sus productos funcionan muy bien en otros países. En la Región de Murcia las exportaciones tuvieron una caída de un 7,5% durante la primera parte de la pandemia frente a un 12,6% a nivel nacional. Sectores como el de frutas y hortalizas tuvieron un comportamiento bueno, al igual que el sector industrial, que tienen bastante peso en nuestro PIB. En un futuro habrá que incluir nuevos escenarios, pensar cómo resolver la logística, buscar más acuerdos o joint ventures entre países, algo a lo que las empresas murcianas están habituadas. La internalización va a ser una parte importante del crecimiento. Soy muy partidario de incrementar los acuerdos en destino, por exportación, para establecimiento comercial o para actividad productiva. La logística va a tener un papel muy importante, las empresas logísticas hoy en día, con la inteligencia artificial y las tecnologías nos permiten tener controlados nuestros productos y servicios en cualquier momento. Hay que seguir utilizándolas y la Región de Murcia lo va a seguir haciendo.

"En la Región las exportaciones tuvieron una caída de un 7,5% en la primera parte de la pandemia frente a un 12,6% a nivel nacional. Sectores como el de frutas hortalizas tuvieron un comportamiento bueno, al igual que el industrial"

-¿Cómo van a afectar los acuerdos por el Brexit a la Región?

- La Región seguirá colocando sus productos en Gran Bretaña tras resolverse el tema de los aranceles. Sería mejor que no hubiera habido Brexit, está claro, pero como lo hay, se debe ser pragmático y adaptarse. Están más interesados los británicos en que nuestros productos se pongan allí. Los ingleses son los primeros interesados y ellos van a presionar a las autoridades para que ello ocurra. El mercado de las empresas británicas también es Europa y una firma británica que quiera colocar sus productos o servicios en España por ejemplo, al final va a tener que cumplir las reglas europeas o no lo va a poder hacer. Si una empresa del Reino Unido quiere llegar a un acuerdo con una compañía española por ejemplo para hacer una joint venture en China o Asia, va a tener que cumplir nuestros requerimientos, antes podían influir y ahora van a tener que aceptar lo que les venga desde la Unión Europea. No ha sido un buen negocio para ellos.

-¿En qué situación cree que quedarán las pymes tras la pandemia?

-Creo que quedarán tocadas, a las pequeñas y medianas empresas siempre hay que mimarlas y cuidarlas, porque generan muchísimo empleo y mucha actividad en el día a día. En las pymes hay muchas categorías, está la micropyme, la pyme y la mediana, hay que ver su comportamiento por sectores. El sector turístico está muy afectado, al igual que el de restauración y comercio, habrá que ver cómo se colabora con ellos para que salgan de esta situación. Hay una reforma pendiente. Yo cuando he tenido capacidad de gobierno siempre lo he tenido en la mente, a una pequeña o mediana empresas hay que ayudarlas para que crezcan y que crecer no sea una traba para ellas. Muchas se van a quedar en el camino, tenemos que ayudarles para que cuantas menos se queden, mejor. Siempre lo he dicho a nivel nacional, creo que había que dedicarle más tiempo a las medianas empresas. No hubiera pasado nada al haberlas eximido de más impuestos o haberle dado ayudas más directas, porque al final son el músculo que genera empleo en España y yo creo que teniendo un presupuesto público importante no hubiera ocurrido nada. También hay que echarle una mano a los autónomos, porque eso es crear futuro.

"Muchas empresas se van a quedar en el camino, tenemos que ayudarles para que cuantas menos se queden mejor"

-¿Cree que han sido excesivas las medidas que se han tomado a nivel nacional o regional con el cierre de la hostelería para frenar los contagios de covid?

-No tengo una opinión desde el punto de vista técnico, ya que se mezcla con lo sanitario. Yo sí soy partidario de que si se toma una medida hay que pensar en el apoyo a ese sector afectado. Esta crisis es diferente a la anterior, en la que no había liquidez, las empresas caían una detrás de otra, pero esta es una crisis sanitaria, liquidez existe, tenemos los resortes para ayudar a estas empresas con opciones financieras mientras dure la pandemia, pues es un sector afectado con cierres, totales y/o parciales. A nivel nacional hay que hacer como se hizo en la Región, ayudas directas (plan de rescate y otras opciones), para que el montante de ayudas sea mayor. Y desde luego donde hay mas potencia de ayuda es a través del presupuesto nacional. Incluso habría que apostar por incentivos fiscales y otras variables.

-¿Qué aporta para estas pequeñas y medianas empresas la 'Guía sobre mercados cotizados para pymes'?

-Esa guía lo que viene a que decirle a las medianas empresas más que a las micro, es que diversifiquen sus fuentes de financiación. Creo que hay que diversificar, tanto en los países como en las empresas. Tras la crisis financiera de 2007 y 2008, se fue introduciendo financiación alternativa y se han potenciado los mercados alternativos bursátiles. Si a una empresa le hablas de Bolsa, piensa que es para las compañías grandes del Ibex, pero hay otros mercados, que permiten a las compañías más pequeñas tener financiación alternativa a la de la banca. Y es muy bueno porque profesionaliza las medianas empresas. Es un mercado que te exige por un lado, pero te hacer ser mejor. Esta guía da las pautas para hacerlo. Es el principio de diversifica tus fuentes de financiación, que vas a nuestra mejor.

"Si a una empresa le hablas de Bolsa, piensa que es para las compañías grandes del Ibex, pero hay otros mercados, que permiten a las COMPAÑÍas más pequeñas tener financiación alternativa a la de la banca"

-¿Echa de menos la vida política o estar en primera línea, como cuando fue consejero?

-El ser consejero fue una oportunidad que siempre agradecí que me la dieran, para pasar desde mi atalaya de economista a la aplicación real. Está bien hacer estos tránsitos desde la universidad o desde los despachos profesionales a la política y luego volver a la actividad. Yo he estado muy contento con mi actividad y luego estuve 7 años presidiendo Cofides, una institución semipública que ayudaba a las empresas españolas que invertían en el exterior. Y me ha permitido tratar con centenares de empresas españolas y de muchos países. Mi etapa en el Gobierno fue de cuatro años. Hicimos el primer plan de pagos a proveedores, que luego en 2012 fue acogido como nacional, con el modelo similar al nuestro, apoyamos muchísimo a las empresas en el ámbito internacional y me rodeé de un equipo muy bueno. Aquella etapa fue muy buena y me permitió tener experiencias muy positivas. Yo siempre estoy dispuesto a ayudar a la Región.

Noticias relacionadas

next