Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

una tasa de 161 casos por cada 100.000 habitantes en siete días

El confinamiento por Navidad se esfuma (por ahora) en la Región: la incidencia se desploma tras un mes de 'cerrojazos'

24/11/2020 - 

MURCIA. El control del coronavirus en la Región de Murcia todavía no es una realidad y el peligro de un colapso sanitario aún persiste, pero, al menos, la incidencia de la covid-19 ha cambiado. Hay otra tendencia. La expansión del virus, que se descontroló a finales de octubre, tocando máximos nunca antes vistos en la Comunidad, se ha frenado tras un mes de 'cerrojazos'. 

El panorama era muy preocupante el 28 de octubre, cuando el Gobierno regional decretaba el doble cierre perimetral de la Región y sus 45 municipios, una medida drástica y sin precedentes. Aquel día, el balance de Salud deparaba 911 positivos. Poco antes el Ejecutivo nacional había declarado el estado de alarma y la propia Comunidad había insaturado el toque de queda. 

Por entonces la tasa de afectados de los últimos siete días se situaba en 363 positivos por cada 100.000 ciudadanos. La incidencia en catorce días, además, alcanzaba 640 casos por cada 100.000 habitantes. Los hospitales acogían a 500 'pacientes covid', de los que 87 enfermos se encontraban en la UCI. Estas cifras todavía crecerían aun estando en vigor las restricciones, pues el efecto de los nuevos contagios en los hospitales se conoce con el paso del tiempo.

Pero la prohibición de la movilidad general no parecía una medida suficiente. Siete días después de anunciar el aislamiento perimetral, la Consejería de Salud ordenaba el cierre de toda la hostelería, cuya actividad quedaba reducida al take away. La Región se unía así a la lista de comunidades que echaban el candado a los bares. Aunque no todas las autonomías tomaron esa decisión. En Orihuela, a apenas 10 minutos en coche de Beniel, la hostelería seguía funcionando.

Esta medida acarreó la indignación del sector y duras críticas de la oposición. Centenares de afectados salieron a la calle para mostrar su repulsa. Protestaron incluso cuando el Gobierno regional firmó un plan de rescate con la patronal y los representantes de la hostería.

Tres semanas después, y tras varios días avisando de que la "curva estaba consolidándose", al final se confirma la tendencia: los casos han bajado en la Comunidad. Hasta el punto de caer hasta los 81 positivos, como sucedió este domingo, si bien esa cifra no es la habitual dado que en fin de semana desciende considerablemente el número de PCR realizadas.

La tasa de incidencia ahora se sitúa en 161 infectados por cada 100.000 vecinos en los últimos siete días y en 478 habitantes por cada 100.000 habitantes en las dos últimas semanas, según apunta el Servicio de Epidemiología. "El esfuerzo de toda la sociedad murciana está dando resultados", destacaba este lunes el portavoz técnico del Comité de Seguimiento de la Covid-19, Jaime Pérez, que recordaba que la pasada semana la tasa estaba en 311 casos por cada 100.000 murcianos (en siete días).

La reapertura de los bares ya se ha puesto en marcha en 29 municipios: diez que ya empezaron el pasado sábado a servir en sus terrazas y otros 19 que lo harán a partir del miércoles. El pulso hostelero volverá a latir en las ciudades más pobladas: Murcia, Cartagena (que ya lo hace desde el sábado), Lorca y Molina de Segura. Otros municipios siguen esperando, para disgusto de sus afectados, como Los Alcázares, San Javier, San Pedro y Alcantarilla, entre otras localidades. 

El objetivo de esta nueva 'desescalada' es llegar a las fiestas navideñas en las mejores condiciones posibles. "Si seguimos así", auguraba Jaime Pérez, "podremos pasar unas fiestas seguras y con un menor índice de saturación de los hospitales y en las UCI". De continuar la buena senda de los contagios, la amenaza del confinamiento se disipará. No obstante, es una carrera que se mide día a día. Y no hay que olvidar que el peligro permanece en la Región: la Comunidad se mantiene en fase 2, pues hay cerca de 500 hospitalizados (473), de los que 103 reciben tratamiento en la UCI. 

Noticias relacionadas

XEITO I ESPENTA

Demasiada tontería

Los ciudadanos están atónitos. Políticos que se saltan la cola para vacunarse con explicaciones atrabiliarias. En la situación que vivimos, tonterías las justas. Es demasiado importante, urgente y grave que la responsabilidad política de quienes tienen que ser garantes de nuestra seguridad se salten los protocolos

next