Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

comparecencia en la asamblea regional

Confapa propone implantar turno de mañana y tarde en los colegios para volver a la presencialidad

16/11/2020 - 

MURCIA (EFE). La Confederación de Federaciones de Asociaciones de Padres de Alumnos de la Región de Murcia (Confapa) ha solicitado la vuelta a la presencialidad en el sistema educativo regional durante la comparecencia de su presidente, José Antonio Abellán, durante la comisión de Educación y Cultura de la Asamblea Regional.

La Región de Murcia es la única comunidad autónoma en la que se ha implantado el modelo de semipresencialidad en Infantil y Primaria, una medida adoptada por el Gobierno regional para evitar contagios de coronavirus, de tal forma que los alumnos no asisten al centro un día a la semana, disminuyendo el aforo de los centros educativos en un 20%.

Abellán ha lamentado esta situación, afirmando que "no está teniendo buenos resultados". Tanto Infantil como Primaria, ha asegurado, son "precisamente las dos etapas más necesitadas de un contacto directo con el desarrollo de una clase".

"Ningún alumno debe de quedar atrás", ha sentenciado Abellán, "por lo que solicitamos una vuelta a la presencialidad, con todas las medidas preventivas posibles, así como que se revisen los espacios disponibles en cada centro, pudiendo bajar los ratios en las aulas, cumpliendo así con la separación de seguridad entre alumnos".

Abellán también ha solicitado que se desdoblen "las aulas en Primaria con el fin de bajar el número de alumnos en la misma clase, no pasando de 15 alumnos por unidad", como una medida para "reducir el número de contagios en el caso de darse algún positivo". Además, ha señalado, "la disminución de ratios facilita la enseñanza personalizada, que tan necesaria es para mejorar el rendimiento del alumnado".

Para conseguir esta disminución de ratios, una de las propuestas que el presidente de Confapa ha puesto encima de la mesa ha sido la de implantar turno de mañana y tarde en los centros educativos "para aprovechar más los espacios". "Esto evitaría que se estén quedando alumnos dos y tres días a la semana sin atención presencial", ha señalado.

Abellán también ha demandado "la disponibilidad de más autobuses escolares para evitar aglomeraciones en el transporte", para añadir que "es necesario reconocer que, aunque la enseñanza de Bachiller y FP no es obligatoria pero sí necesaria, se debería contemplar el uso del transporte escolar para estos niveles".

Otra de las medidas que ha criticado en durante su comparecencia en la Asamblea Regional es "la suspensión de las cantinas de los institutos, anulando un servicio que consideramos necesario para aquellos alumnos que no todos los días pueden llevar el almuerzo desde sus casas, un servicio que se puede realizar con todas las garantías de seguridad".

Además, Abellán ha pedido la presencia de "una enfermera escolar en todos los centros educativos de la comunidad, con el fin de poder tener controlados los posibles brotes" y la creación de una "mesa de diálogo activo y permanente y que el Gobierno regional se siente a negociar con toda la comunidad educativa".

Por parte del PP, la diputada Inmaculada Verdú ha asegurado que "el inicio de curso ha sido todo lo bueno que se podía esperar debido a los buenos datos de contagios" y que "la semipresencialidad está funcionando desde el punto de vista sanitario, que es la prioridad para el Gobierno regional".

"Es hilarante que la gente piense que juntar a 15 personas durante horas en una clase no tiene problemas sanitarios", ha apuntado el portavoz parlamentario de CS, Juan José Molina, para añadir "nos parece más interesante y más factible la propuesta de los turnos de mañana y tarde".

El diputado socialista Antonio José Espín ha lamentado que el sistema de semipresencialidad deja "a las familias dos opciones: dejar de trabajar o contratar a una persona en casa".

Ha lamentado que el Ejecutivo regional "vendió las aulas canguro a bombo y platillo y que finalmente han quedado en agua de borrajas. Se pierden 5 millones de euros que deberían haberse usado en garantizar la presencialidad".

En la misma línea, la diputada de Podemos María Marín ha asegurado que el plan educativo del Gobierno "consistía en despedir alumnado en lugar de contratar a profesorado" y ha calificado la situación de "desesperada".

Por último, la diputada de Vox Mabel Campuzano ha calificado de "absurdo" la situación de las aulas canguro, "que ni se han llegado a implementar y ahora tenemos cinco millones que no se sabe ni cómo se van a usar".

Noticias relacionadas

next