Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el 27 y 28 de julio

El "hartazgo" lleva a Froet sumarse a los dos días de paro nacional en el sector del transporte

20/07/2020 - 

MURCIA. La suerte está echada. La patronal regional del transporte, Froet, se suma a los dos días de paro patronal previsto para los próximos 27 y 28 de julio en todo el país, ante el "hartazgo" por la situación que sufre el sector del transporte y el "ninguneo" del Ministerio de Transportes a sus reivindicaciones en los últimos dos años, así como por los"abusos continuados" por parte de los cargadores.

Así lo ha denunciado en rueda de prensa este martes el presidente de la patronal, Pedro Díaz, que ha manifestad el "descontento" del sector por el trato del Gobierno central, al que reprochó su "nula interlocución" porque no se han atendido las reivindicaciones planteadas.

"Nos han abandonado a nuestra suerte y sólo se han acordado de nosotros para trabajar más durante la pandemia, sin apoyos, y en condiciones muy duras y penosas para los conductores, para que no faltara ningún producto", comentó Díaz, quien recordó que "parece mentira que hace sólo unos días resulta que éramos un sector estratégico".

Díaz relató la situación de maltrato que sufren los conductores, "degradados hasta la saciedad, haciéndoles descargar sin medios, sin protección, soportando unos tiempos de espera todavía mayores de los que ya sufríamos, y en unas condiciones pésimas".

En este sentido, el secretario general de Froet, Manuel Pérezcarro, recordó que "ahora mismo hay una clara posición de abuso de la mayoría de los cargadores respecto al transportista, porque incumplen la Ley, porque no respetan las condiciones que se establecen en la Ley: ni la carga y descarga,ni los plazos de pago, ni las paralizaciones, ni la revisión del precio del transporte en función del precio del combustible”.

"Lo que estamos pidiendo es que se cumpla la Ley y que por lo menos nuestras empresas no se carguen de ineficiencias, ni de costes que corresponden a otros”, subrayó Pérezcarro, quien calificó de "disparate" que la patronal de las grandes distribuidoras y empresas de carga haya cifrado en 2.000 millones de euros los costes que les supondría asumir la carga y descarga que actualmente obligan a realizar a los camioneros.

Igualmente, pidió sanciones para quienes incumplan la Ley "al igual que ocurre cuando un vehículo lleva exceso de peso”. 

Los transportistas, que son el eslabón más débil y acaban admitiendo las condiciones que les imponen porque de lo contrario no vuelven atrabajar con esa empresa, están sufriendo accidentes laborales por hacer un trabajo que no les corresponde”, denunció el secretario general.

De hecho, mencionó el caso de un transportista murciano fallecido en MercaBarna o el grave accidente ocurrido en la plataforma logística de una gran cadena de distribución nacional “que le llevó a parar estas prácticas,pero ahora, con la pandemia y al ver que sus competidores siguen exigiendo la carga y descarga, han vuelto a ponerlo otra vez”.

Medidas sin contar con el sector

Otro de los motivos de protesta del sector es el anuncio del Gobierno central de aprobar las 44 toneladas y los 4,5 metros de altura para los camiones (actualmente son 40 toneladas y 4 metros), como medida de apoyo al sector automovilístico, “pero sin contar con el sector que va a verse directamente afectado, que es el del transporte”, comentó el presidente de Froet.

A juicio de Díaz, "no se puede hacer más eficiente un sector, aunque sea el de la automoción, haciendo mucho menos eficiente otro sector, en este caso, el del transporte por carretera".

A su vez, advirtió que esta medida “va totalmente en contra de la seguridad vial y de la seguridad de nuestros conductores, pues conlleva vuelcos, accidentes por alcance a la hora de la frenada, además de un incremento en el consumo de combustible y un impacto en las infraestructuras viarias que no se ha tenido en cuenta”.

Precisamente, Pérezcarro alertó del “alto impacto” que tendría esta medida en el sector del transporte regional. “Sería la puntilla para elsector frigorífico, pues para transporte internacional sólo están autorizados las 40 toneladas y los 4 metros de altura actuales, lo que obligaría a las empresas a tener doble flota para poder competir en el mercado nacional”, advirtió.

Los transportistas, que en caso de que el Gobierno no atienda sus demandas convocará en septiembre nuevas medidas de protesta “más contundentes”, solicitan también otras medidas como la confirmación de que no se aplicará la Euroviñeta (pago por el uso de las carreteras) sin el consenso del sector, el cobro obligatorio a 30 días, el pago inmediato de las cantidades adeudadas del céntimo sanitario, o la devolución mensual de gasóleo profesional, entre otras.

Noticias relacionadas

next