Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

presenta el libro 'Argonauta' en Cartagena, Murcia y los alcázares

Un viaje por los océanos con el cartagenero Pablo Rodríguez: "Argonautas son los que protegen el Mar Menor"

9/10/2020 - 

MURCIA. El oceanógrafo cartagenero Pablo Rodríguez Ros no se ha puesto ningún pendiente en la oreja al pasar el Cabo de Hornos, como se hacía antiguamente; pero se ha fotografiado rodeado de pingüinos que no desconfían de una especie tan peligrosa como la humana, porque por allí solo aparece de vez en cuando algún científico investigando el cambio climático. Tampoco ha oído cantos de sirenas en sus largas travesías por los océanos, pero sí que ha escuchado algo tan inquietante como es el más absoluto silencio... Y así, durante expediciones y campañas oceanográficas para investigar el cambio climático por todo el mundo, el cartagenero se ha enterado de curiosidades como que llaman Tierra de Fuego a un lugar frío y lluvioso por las hogueras que hacían sus habitantes en la costa o que cada isla de la Polinesia tiene un tiburón que la guarda y al que hay que pedir permiso para llegar a ella... 

Con tantas experiencias vividas con sólo 29 años en expediciones científicas, que se han convertido en apasionantes aventuras, Pablo Rodríguez se ha lanzado a otra gesta como es la de escribir el libro de viajes Argonauta (Peripecias modernas entre el océano y el cambio climático), una narración en primera persona con la que hilvana relatos desde la no ficción y con la que quiere llevar a cabo un trabajo de divulgación. 

Con este libro publicado por la editorial murciana Raspabook bajo el brazo, el cartagenero vuelve a casa -actualmente reside en Mallorca- para hacer triplete: presentará la obra este viernes en el Centro Luzzy de Cartagena (20 horas), en el marco del programa Cartagena Piensa; y este sábado en el Centro Párraga de Murcia (12 horas) -organizado por la Feria del Libro-, y en el Paseo de la Feria de Los Alcázares (20 horas).

Precisamente, el primer capítulo de Argonauta está dedicado al Mar Menor, del que Pablo Rodríguez dice que "su ecosistema es muy distinto después de la Dana de 2019, está en un momento de transición hacia otro Mar Menor que será distinto". En este sentido, el oceanógrafo cartagenero sostiene que "hay que proteger la biodiversidad de la laguna, pero eso no significa que tenga que ser una piscina de aguas transparentes; eso es un error". Igualmente, indica que "no podemos evitar el cambio climático, pero estamos a tiempo de prevenir sus peores consecuencias. Es un poco como elegir entre susto o muerte". Por eso le gustaría que "Cartagena mirase más al mar, no sólo para el turismo y la ingeniería, también en cuanto a la investigación. La Región tiene un gran potencial para las ciencias marinas". 

Así como habla, es como Pablo Rodríguez ha escrito Argonauta, para que el contenido científico que contiene resulte accesible. "Es un libro para aprender ciencia. Los capítulos siguen una línea narrativa y hay que leerlo entero, porque cada capítulo sirve para entender el siguiente", explica, al tiempo que se muestra satisfecho de que le esté gustando también a un público adolescente.

"La Antártida es como otro planeta"

Pero no sólo hay divulgación en este libro de viajes, porque Pablo Rodríguez también ha querido trasladar las vivencias y emociones que ha experimentado en estas expediciones. ¿Cómo se siente uno en la Antártida, por ejemplo? "Es como estar en otro planeta. También te sientes un privilegiado, porque muy poca gente ha estado allí", comenta. Además, asegura que "cuanto más lejos estoy y cuanto más cosas veo fuera, más me preocupa lo poco que conocemos y cuidamos lo que tenemos cerca, como es el caso del Mar Menor".

Vale, que son experiencias increíbles, apunta Pablo Rodríguez, pero también tienen una parte menos amable: son viajes muy largos, lejos de la familia y los amigos, sin comunicaciones... "De hecho, para la Antártida te hacen una evaluación psicológica", recuerda. 

Respecto al título del libro, que ya de por sí evoca gestas heroicas de la mitología griega, el cartagenero explica que los argonautas eran marineros que se embarcaban en misiones imposibles. "Se les consideraba héroes cuando volvían, pero no cuando embarcaban. Al final lograban su objetivo gracias a la ayuda de aliados inesperados o del azar. Es semejante a lo que ocurre con la investigación científica de los océanos y el cambio climático. No son solo importantes los que navegan, también los que trabajan en tierra firme o cogen un bote pequeño para tomar muestras. Para mí son argonautas toda la gente concienciada en proteger el Mar Menor".

Colaborador del Cartagena Oceanographic Research Institute (CORI), además de las expediciones por mar, Pablo Rodríguez ha tenido estancias formativas en distintos países y en la actualidad se decanta por seguir trabajando e investigando sobre el cambo climático desde tierra firme. De hecho, una de las cosas que más le apasiona de los océanos es todo lo que queda por descubrir. "Es uno de los motivos por los que he escrito este libro, para mostrar lo mucho que queda por saber".

next