apelan a la unidad

Los críticos de Ciudadanos entierran el hacha de guerra: "Ahora debemos ir todos a una"

10/03/2020 - 

MURCIA. "La militancia ha hablado muy claro y acepto disciplinadamente los resultados", admitía José Luis Martínez un día después de conocerse el escrutinio de las primarias para la Presidencia de Ciudadanos. Los afiliados secundaron con un apoyo masivo a Inés Arrimadas como nueva líder de la formación liberal. El 77% de los militantes votó a la portavoz naranja en el Congreso; en la Región de Murcia, el respaldo fue ligeramente menor pero igualmente mayoritario: el 71% de los murcianos optó por la dirigente catalana frente a un 28% que se inclinó por Francisco Igea. Asumido el chasco, los críticos, que reclamaban un cambio de rumbo, han bajado el hacha de guerra, acatando los resultados.

"Toca cerrar filas e ir ahora todos juntos a una", apelaba José Luis Martínez, en declaraciones a Murcia Plaza. El aguileño, que fue diputado en el Congreso entre 2015 y 2019, era una de las caras más conocidas de la facción crítica de la Región, junto con el senador autonómico Miguel Sánchez y el también exparlamentario nacional Miguel Garaulet. El propio Francisco Igea le había incluido en su propuesta de ejecutiva, al igual que a la concejala de Beniel, Silvia Muñoz. "Hemos tenido nuestros roces y nuestras diferencias, como pasa en todo proceso interno; pero tenemos que trabajar en la misma dirección", insistía Martínez. 

Los críticos murcianos defendían las tesis del vicepresidente de Castilla y León, que promulgaba una enmienda a la totalidad de los estatutos de Ciudadanos. "Pedíamos ciertos contrapesos que aquí no había", señala Martínez. "Queríamos más participación de la militancia y más autonomía de las direcciones autonómicas", en contra de los postulados de Arrimadas, que rechaza descentralizar la estructura con el argumento de que no quiere convertir a Ciudadanos en "un partido de 17 PSC". La corriente crítica pedía además que los militantes eligieran a los líderes y las ejecutivas territoriales. Y reivindicaba un viraje en la estrategia de los acuerdos electorales. "Yo nunca fui partidario de pactar con el PP en la Región", subraya Martínez, aunque matiza: "Ahora bien, no soy partidario de romper el Gobierno regional. Una vez que se decidió pactar con los populares, hay que ser socios leales. No se pueden dar bandazos", opina Martínez, quien, eso sí, reclama que Ciudadanos "tenga perfil propio" dentro del Ejecutivo: "Decisiones como el 'pin parental' no me han gustado". El exdiputado también discrepa sobre aplicar la misma estrategia electoral de aliarse con al PP como socio preferente en los comicios gallegos, vascos y catalanes. "Eso nos pone en la trinchera, cuando precisamente nosotros hablábamos de superar a rojos y azules".

Durante más de dos semanas, las dos facciones se enfrentaron, confrontando dos modelos de partido, con debate incluido. En Murcia, los dirigentes críticos se dejaron ver por primera vez en un acto de Igea en Murcia, con la presencia de un centenar de afiliados afines al castellanoleonés. Los críticos también mostraron su fuerza al solicitar a la gestora nacional que habilitara urnas para las votaciones, para lo que se logró reunir unas setenta firmas. Pero, finalmente, las dos consultas internas arrojaron sendas victorias del oficialismo. La agrupación de Arrimadas se hizo primero con los catorce compromisarios y después barrió en las primarias. En ambos casos, la tónica fue la misma: los críticos vencieron en el voto presencial, pero los oficialistas fueron un vendaval en el voto telemático. En total, Arrimadas recibió 401 votos murcianos por los 160 que cosechó Igea

El siguiente y definitivo paso tendrá lugar en Madrid, en la V Asamblea General que proclamará a Arrimadas y su nuevo equipo. El congreso, cuya celebración estaba anunciada para este fin de semana pero finalmente se ha suspendido indefinidamente por la amenaza del coronavirus, también fijará la estrategia y el nuevo modelo de estatutos. La catalana -aunque nacida en Jerez- ya anunció que cuenta con Ana Martínez Vidal, elegida en el número 24, e Isabel Franco, en el puesto 25, como miembros de su ejecutiva. Los principales dirigentes de la Región se posicionaron a favor de Arrimadas: desde los cuatro consejeros naranjas del Gobierno murciano hasta el portavoz en la Asamblea Regional, Juan José Molina, pasando por los concejales de municipios importantes como Mario Gómez y Paqui Pérez (Murcia), Manuel Padín (Cartagena) y Francisco Morales (Lorca). También se unieron Jerónimo Moya y David Sánchez, dos de los tres miembros de la actual gestora regional. 

Derrotados y sin apoyos suficientes, los críticos apelan ahora a la unidad. Porque, al fin y al cabo, el proyecto es común y el partido se juega mucho en el corto plazo, reconoce el aguileño. "En el 80% de las ideas, defendemos lo mismo", sostiene. "Ciudadanos vive una situación muy delicada. Y una opción de centro, progresista y liberal es más necesaria que nunca en una sociedad polarizada, con Vox muy fuerte en el Congreso y con el Gobierno en manos de Podemos", aduce Martínez, que recalca que el panorama no es boyante para su formación. "Acabamos de sufrir un descalabro que no tiene precedentes en la política española", dice, recordando la pérdida de 47 diputados en apenas seis meses. "Ni con la UCD pasó eso".

Al poco de conocer los resultados de las primarias, Francisco Igea también llamaba a trabajar para "ofrecer a los españoles un partido que supere la dinámica de trincheras" y terminaba su mensaje citando precisamente las palabras que nombran la candidatura de Arrimadas: "Unidos y adelante". Falta por saber si la nueva presidenta decide integrar a los miembros de Igea. "Lo normal es que sí lo haga, porque los partidos deben coser y unirse, aunque Igea ha manifestado que no quiere integrarse", apunta Martínez. En su caso, afirma no sentirse preocupado. "No me preocupa mi futuro, yo ya he vuelto al mundo empresarial. Y ahora sólo soy un militante de base que está a disposición del partido".

Noticias relacionadas

XEITO I ESPENTA

Vacaciones explosivas

Volvemos a revivir situaciones pasadas. Se nos dijo que habíamos superado la curva y los picos, decayó el estado de alarma, nos lanzamos a hacer nuestra vida; pero los contagios a pesar de la vacunación se disparan y no solo entre los jóvenes. Los que inician ahora vacaciones se van con toda la incertidumbre. Mientras, las políticos participan en sus últimos actos antes de disfrutar de unos días de asueto y dejando unas cuantas tareas para septiembre.

next