Hoy es 20 de julio

Ninguna empresa ha querido participar en el concurso

El alza de los costes deja desiertas 12 obras públicas de más de 6,5 millones de euros en la Región

24/03/2022 - 

MURCIA. Cuando el 31 de octubre de 2021 la Federación Regional de Empresarios de la Construcción de Murcia (Frecom) registró la primera gran licitación vacía, no se imaginaban que la excepción se convertiría en la norma. Ahora, casi medio año después, el vacío en los concursos de obra pública ya es una constante provocada por el insostenible incremento del coste de la obra. Y es que si este aumento no se repercute adecuadamente la rentabilidad queda resentida, de manera que las promotoras dejan de inmiscuirse en estos proyectos que les pueden hacer perder dinero.

En total, Frecom ha contabilizado un total de 12 licitaciones de más de 6,5 millones de euros de valor cada una que han quedado desiertas. Ninguna empresa ha querido participar en el concurso. Por tanto, son obras que no se van a ejecutar hasta que la administración responsable vuelva a preparar unas nuevas condiciones para la oferta.

Asimismo, también se ha registrado un importante número de desistimientos, contratos que son retirados antes de su adjudicación por el mismo organismo que los publica para sacar una nueva licitación con condiciones más favorables -y justas- para las constructoras que llevarán a cabo el trabajo. En conjunto, estas licitaciones suspendidas suman más de 12 millones de euros.

"Por primera vez en la historia reciente de la Región hay un volumen significativo de concursos desiertos. Ni un solo contratista ha querido pujar por esas obras", lamenta el secretario general de Frecom, Alejandro Zamora, y avisa en conversaciones con Murcia Plaza de las consecuencias que puede tener esta situación para el sector: "Se está paralizando la actividad de obra pública. Hay menos trabajo".

De hecho, ya en diciembre publicaba Frecom una encuesta en la que el 55% de los participantes han declarado haberse visto forzados a cancelar contratos o a paralizar las obras por culpa de la inasumible subida en los precios de las materias primas que provoca que culminar los trabajos les resulte en pérdidas. 

En específico, el incremento ha sido cifrado entre el 20 y el 25% por un estudio de la consultora CBRE, con gran relevancia del incremento en el precio de los materiales. Por ejemplo, la piedra ha subido un 68%; el acero un 55%; el hierro un 51,68%; el plástico, un 43,52%; el asfalto, un 42,90%; la madera, un 125%; y el vidrio, un 31%. 

A nivel nacional, según un informe realizado por la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), al menos 500 licitaciones públicas en España quedaron desiertas por una cuantía de más de 230 millones ante la inviabilidad de las compañías de asumir los costes. Y es que, según la patronal de la construcción, el pasado 2021 una de cada cuatro empresas de construcción tuvo que paralizar o retrasar la ejecución de alguna de sus obras, como consecuencia del fuerte aumento de las materias primas necesarias para la construcción. De media, la subida del precio de los materiales ha incrementado el coste total de las obras un 22,20%, una cifra que para muchas pymes es imposible de asumir.

Soluciones

Con el objetivo de paliar esta situación, el Gobierno central aprobó hace unas semanas un decreto para compensar a las empresas con hasta un 20% del presupuesto, cuando el precio de los materiales siderúrgicos, materiales bituminosos, aluminio o cobre haya excedido del 5% en los contratos de 2021. No obstante, la patronal no ha recibido esta medida con los brazos abiertos.

"Va a solucionar más bien poco", remarca Zamora: "La compensación máxima es del 20% cuando materiales como el acero se han incrementando más de un 50%, y que el decreto esté reducido a las obras de 2021 limita bastante su efectividad".

En consecuencia, desde Frecom solicitan a la Administración central que se establezca la posibilidad de revisar al alza los precios de los contratos públicos, así como la actualización constante de los costes respecto a los índices oficiales para poder compensar al contratista. En este sentido, demandan al Gobierno regional que no publiquen nuevas licitaciones sin que se revise el presupuesto de los proyectos.

Huelga del transporte

A estas complicaciones se suma la huelga del transporte, que también está afectando a la construcción regional: "Depende de los acopios que haya realizado cada empresa y de la fase de la ejecución en la que se encuentre el proyecto, pero sí se han dado muchos casos de obras que han tenido que parar por desabastecimiento", explica el secretario general de Frecom.

Aunque aún es demasiado pronto para calcular la cantidad de afectados y las consecuencias económicas, Zamora sí recuerda que este tipo de parones son un lujo que las compañías del sector no se pueden permitir: "El contratista tiene unas obligaciones de ejecución y unos plazos que tiene que cumplir".

Noticias relacionadas

next