Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

rechazan su impugnación de las primarias

Alfonso Galdón se da de baja de Vox y creará un nuevo partido: "No hacía falta que me humillaran"

5/10/2020 - 

MURCIA. "Hay que saber perder". Alfonso Galdón se da de baja de Vox. Después de conocer que el partido ha desestimado su impugnación de las primarias de Vox en la Región, el que fue presidente del Foro Español de Política Familiar y Social y que concurrió a las primarias para renovar la dirección regional de Vox ha decidido abandonar la formación que preside Santiago Abascal. Los miembros de su candidatura también dejarán de ser afilados

"No voy a perder ni un minuto más pensando en Vox. Esto ha sido, como dicen en la huerta, una mata que no ha echado", declaraba a Murcia Plaza. "Estaba en el sitio equivocado". Alfonso Galdón, de hecho, ha decidido crear un nuevo partido político que tendrá, asegura, vocación nacional. 

Galdón había impugnado las elecciones de Vox porque aseguraba que tenía pruebas que demostraban que "se ha vulnerado el principio de igualdad" en el proceso. Sin embargo, la dirección nacional concluye que "no ha lugar a las pruebas". Precisamente José Ángel Antelo, que fue el único candidato que reunió a los avales necesarios, ha sido proclamado este lunes como presidente del Comité Ejecutivo Provincial en Murcia.

Galdón afirma que en el proceso de elección se ha "vulnerado" la ley de protección de datos. "Mi mujer recibió una llamada para avalar a una candidatura", asevera. "Y no creo que sea culpa de Antelo. Pero se ha equivocado al no cesar a su equipo". Galdón sostiene que "algunos concejales, como José Palma "se han mofado de él, "con vídeos burlándose". En su opinión, "no era necesario, si sabíamos todos que Antelo iba a ganar. No hacía falta que me humillaran y metieran miedo a la gente".

Otra de sus quejas ha sido "el apoyo explícito de cargos públicos y orgánicos de Vox" al candidato del aparato, Antelo. "Hay pantallazos que lo demuestran". También lamenta "la utilización del censo electoral para contactar con afiliados y la utilización de los recursos del partido para la recogida de avales".

Sin embargo, una vez conocido el rechazo a su impugnación, ha optado por no seguir batallando. "Para qué vamos a presentar un contencioso, como ha sucedido en otros partido; para qué vamos a seguir peleando unos dos años; estaríamos apartados en el partido y sería muy duro", admite, apostillando: "Hay que saber perder". 

Noticias relacionadas

next