Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Más Trigo: el pan murciano que da la vuelta al mundo

29/08/2020 - 

MURCIA. El olor de pan recién hecho recibe a los recién llegados y los acompaña a través de todas las estancias por las que pasan. Es el mismo aroma que Salvador Pina tiene grabado a fuego desde que nació, en el seno de una familia de panaderos con obrador propio desde 1930. Él es la cuarta generación y el que hace 10 años decidió darle la vuelta al negocio y abrir un nuevo camino que le ha llevado a exportar a 35 países.

"Tenía ganas de emprendedor y de hacer cosas diferentes", cuenta en la sala de reuniones de su empresa, Más Trigo, situada en el Polígono industrial de Abanilla desde hace dos años. "Cuando le conté a mi familia lo que quería hacer, me dijeron que era imposible. Mi abuelo me dijo que estaba loco. Diez años después no pueden creer que haya salido tan bien", explica satisfecho.

Más Trigo nace en 2010. Un momento complicado para comenzar un negocio no solo porque la coyuntura económica del momento era difícil sino porque el sector de la panadería llevaba varios años pasando su particular vía crucis. "En 2005 había 600 panaderías en la Región. Hoy, apenas quedan 30. Las grandes distribuidoras han matado los hornos tradicionales y vi que había que evolucionar".

Lo que quiso hacer fue convertir un pequeño obrador con tres o cuatro trabajadores en una empresa moderna con diversos productos derivados del pan. Pero ni él mismo pensaba que, diez años después, ese proyecto se convertiría en lo que es hoy: una empresa que elabora más de 200 productos diferentes, exporta a 35 países y está presente en grandes cadenas nacionales como El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo, Día o Consum. "No queremos ser productores a precios. Nuestra apuesta es la alimentación saludable y la innovación”, asegura.

Cuentan con dos líneas de productos, panes tostados y de panes blandos, además de una línea ecológica y otra de alimentación gourmet con snacks, aceites y mermeladas, entre otros. "Intentamos hacer productos distintos, desarrollar productos a medida. Y no decir nunca que no a un proyecto por difícil que parezca", señala.

Entre los retos que han tenido destaca que lo más complicado ha sido darle la vuelta a la receta tradicional del pan, que es básicamente hidratos de carbono con un poco de proteína y grasa. Las nuevas tendencias les han llevado a elaborarla a la inversa: mucha proteína, un poco de hidratos y grasa. "Rompimos tres máquinas hasta que conseguimos dar con el quid de la cuestión", asegura. Fruto de esa innovación dieron con uno de los productos más especializados con los que cuentan y con un amplio mercado en el campo de la dietética.

La diferenciación, hacer lo que no hace el resto, ha sido la clave. "No es un secreto, es saber lo que quiere el consumidor e, incluso, adelantarte", explica José Manuel Sesma, gerente de Más Trigo. De hecho, fueron los primeros en incorporar la harina de espelta a la panadería en 2010. "Entonces, nadie la quería. Ahora es de lo más demandado", añade Pina.

El gran salto, sin duda, tuvo lugar con la nueva fábrica que está funcionando desde 2018, que les ha permitido poner en marcha nuevas formas de trabajo, y conllevó una inversión de 3 millones de euros para su nueva planta en el Polígono Industrial de Abanilla, que cuenta con 3.000 metros cuadrados y 40 trabajadores.

Ese mismo año su crecimiento fue de un 30%; en 2019, de un 100%, y en 2020, de un 40%. Fruto de este crecimiento vendieron la friolera de 3,2 millones de productos en 2019, y en lo que va de este año ya han comercializado 2,4 millones, “y eso que aún faltan los cuatro meses más fuertes y la campaña de Navidad”.

De momento, la pandemia les ha afectado poco. "Había incertidumbre al principio y nos hemos tenido que reorganizar, como todos". Pero cuentan con un ambicioso plan estratégico que pasa por convertirse en un referente en alimentación y hábitos de vida saludable en el sector de la panadería. Y se encuentran desarrollando productos específicos que no hace nadie más. "Somos muy inquietos y emprendedores y seguiremos haciendo cosas que nadie haga”, asegura Pina.

Noticias relacionadas

next