Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Han creado una camiseta con motivo del 8M

Cuando la ropa es el mensaje: Las CulpaSS cumplen diez años diseñando "con rabia y cariño" un discurso feminista

8/03/2020 - 

MURCIA. “Hacemos ropa unisex, camisetas y pistoleras con un discurso de lucha feminista y reivindicativo. Todo con rabia y cariño desde Murcia”, dicen las murcianas Alexandra Cánovas y Martaé Martínez, o lo que es lo mismo Las CulpaSS, nombre de la marca de ropa que este año cumple diez años y que se ha posicionado en el mundo del diseño a base de un discurso diferente y, sobre todo, coherente con valores como el de la autogestión, la producción ética, el reciclaje creativo, la moda sostenible y el compromiso social. “Hay otro modo de hacer las cosas y queremos que la gente lo sepa”, sostienen las jóvenes diseñadoras, que fueron seleccionadas recientemente para participar en la feria de Madrid Producto Fresco y que han logrado que el nombre de su marca traspase las fronteras de una Región “donde no todo es Vox, pin parental y cosas así. En Murcia hay proyectos muy guays y gente apoyando cosas que molan mucho. Lo de ser de Murcia lo ponemos en todas partes y estamos como muy orgullosas de ser de aquí. Queremos contribuir a que nos quiten un poco ese estigma”.

 Este 8M más de una feminista llevará puesta por las calles de Murcia la camiseta que Las CulpaSS han diseñado para este día, para lo cual se marcaron el reto de conseguir un número mínimo de encargos con el fin de realizar una edición limitada que fuera sostenible; y, por supuesto, lo lograron. “Nos habían preguntado por qué no teníamos camisetas moradas. Y decidimos hacer una edición muy especial de cara al 8M y a nuestro décimo aniversario. Pero antes queríamos saber si la gente las iba a querer, porque intentamos mantener un modelo de producción lo más sostenible posible y tampoco queremos imponer necesidades a nadie”. El resultado fue la camiseta Feminist fighters, en la que aparece una cara con Las CulpaSS tatuada en la boca, el 8M en un dedo y el símbolo transfeminista en otro.

Comunicando valores

 

Y es que todas las prendas de Las CulpaSS son un mensaje en sí mismas, mantienen un discurso y representan una forma de trabajar. “Es lo que nos diferencia, aunque debería ser lo normal; de hecho, cada vez hay  más gente que hace y busca cosas así”. Su mensaje “se encuentra en los lemas que ponemos a las camisetas y los parches, pero también en pequeños detalles como las etiquetas, tanto las del precio como las de las propias prendas”. Además, está presente en toda la comunicación que rodea a la marca. “La comunicación es superimportante y necesitas tener una imagen de marca. La que proyectamos tiene que cumplir con esos valores. Nosotras, por ejemplo, no utilizamos modelos superheteronormativos con cuerpos superestandarizados, ni retocamos sus fotos”. De hecho, los modelos que muestran la ropa de Las CulpaSS “son gente normal”.

Cada colección que estas diseñadoras han sacado durante estos diez años “gira en torno a un tema sobre el que queremos poner el foco de atención, como la menstruación, roles de género, los micromachismos,… esos temas no sólo los usamos para diseñar, sino también para crear un discurso que sirva para la reflexión y para que la gente diga: oye, ¿de que están hablando estas chicas?”.

“Todo lo que hacemos intentamos que sea acorde a nuestros valores, no vamos diciendo una cosa y haciendo la contraria. Queremos que todo tenga un sentido”, aseguran Las CulpaSS, quienes cuentan, en este sentido, que “usamos cuero, pero nunca lo hemos comprado, sino que nos lo dan de excedentes de fábrica; nunca hemos tenido que comprar botones, porque reciclamos un montón de una fábrica que cerró; intentamos trabajar siempre con talleres locales; confeccionamos nosotras, aunque cada vez tenemos más volumen y ya no podemos hacerlo todo; las hebillas y todas las cosas de metal las fabrican en Alcantarilla,...". Igualmente, apuntan que  "trabajamos con Proyecto Abraham, que nos ayudan a reciclar vaqueros, y con el Costurerico, que es el taller que tienen y en el que emplean a mujeres en exclusión social”.

Reduce, reutiliza y recicla

Todo esto se ve reflejado en su última colección, GRRRL, para la que han utilizado “todos los restos de telas que teníamos en el almacén. Conceptualmente, hemos creado como una especie de videojuego en el que los personajes representan los tipos de personas que se incluyen en el mundo de nuestro proyecto, mostrando cómo funcionamos. Uno de los personajes recicla materiales, otro es una jefa que encarga el trabajo artesano y local, está el artesano que trabaja con ese material reciclado,... Es una forma de representar nuestro trabajo y nuestra forma de pensar, de una forma dinámica y divertida”.

Las CulpaSS empezaron en esto “muy crías ¡Si nos conocemos desde el instituto!”; y, ya por entonces, se decantaron por un nombre que les sonaba a grupo de música y les recordaba al de Las Vulpes. “Nos hizo gracia; además enlazaba con el discurso feminista y contra esa idea de que la mujer siempre ha sido culpable de todo". “Al principio, fue un proyecto más artístico, para dar rienda suelta a lo que nos apetecía hacer con unos valores feministas y de producción local y ya se ha convertido en nuestro trabajo y en nuestro día a día”, explican.

“Hemos ido creciendo, pero no nos paramos a pensar en todo lo que hemos hecho durante estos diez años. Eso sí, estamos bastante contentas y emocionadas porque esto va a continuar, por lo menos, diez años más. Y, sobre todo, estamos superagradecidas a la gente que nos ha apoyado, porque estamos aquí por todos ellos”, aseguran.

Noticias relacionadas

next