Hoy es 21 de julio

reforma de dos42 estudio

Una casa colonial estadounidense en la Murcia del siglo XXI: elegante, luminosa... y con un vestidor de ensueño

27/03/2022 - 

MURCIA. "Las fotos son chulas, pero en vivo la casa sorprende todavía más", aseguran desde Dos42 sobre el resultado de esta reforma llevada a cabo en pleno corazón de Murcia. Y es que en la llamada Vivienda Post-Colonial, para la que se han unido dos pisos en un céntrico edificio, el estudio murciano de arquitectura y diseño ha recreado un ambiente clásico, elegante y señorial, bañado de luz y donde la estética de salón colonial norteamericano se combina con las comodidades y tecnologías actuales. Todo son detalles -nada se ha dejado al azar- en una intervención en la que la carpintería cobra un especial protagonismo, que asombra en cada rincón sin perder el equilibrio y que cuenta con un vestidor de ensueño (había que mencionarlo).

Este encargo de una joven pareja, que sabía muy bien lo que buscaba, fue "un lindo reto" para los arquitectos Alejandro Martínez y Adrián Riquelme, quienes la primera vez que entraron en la vivienda antes de la reforma quedaron sorprendidos por lo lúgubre que era. "El apartamento era generoso en metros cuadrados y tenía bastante superficie a fachada, por lo que uno esperaba encontrar un espacio luminoso, aunque hubiera que renovarlo", señalan. Pero nada más lejos de la realidad, ya que el acceso se encontraba en el lado opuesto a la zona de día, así que para llegar hasta el salón había que atravesar un pasillo kilométrico y falto de luz natural. Además, añaden, la excesiva compartimentación convertía el apartamento original "en una especie de laberinto sin sentido". "Había que repensarlo todo, absolutamente todo", aseguran.

Así, estos profesionales se plantearon dos desafíos de base. En primer lugar, conseguir conectar la zona de día con el acceso sin la necesidad de tener que cruzar un gran pasillo. "Para ello, juntamos cocina y salón creando un gran espacio final luminoso y ventilado, y partimos la casa por la mitad con otro gran espacio abierto que aloja el despacho (ellos son médicos) y una sala de asueto. Este gesto, junto con la decisión de utilizar el blanco de manera generalizada, hace que el apartamento se destaque por la luminosidad", explican. 

En segundo lugar, "tuvimos que hacer frente al reto que nos planteaba la clienta: trabajar con molduras, a poder ser, muchas molduras. Las referencias eran viviendas coloniales estadounidenses. En un inicio tuvimos que hacernos al lenguaje pues no lo habíamos trabajado antes, pero también teníamos claro que debíamos traer esa arquitectura al siglo XXI y trabajarla de una manera contemporánea. En definitiva, no podía parecer que la casa era vieja".

Para ello, Dos42 utilizó como principal baza "el uso de la iluminación, lineal e indirecta, cálida y siempre integrada en la carpintería". Las molduras son de madera lacada y no de escayola, lo que facilitó poder curvarlas y convertirlas así en un elemento menos rígido. "Toda la casa está modulada y usamos esa cuadrícula aportada por las propias molduras para integrar las salidas de las instalaciones (las rejillas del aire acondicionado, la domótica o la chimenea panorámica)", apuntan los arquitectos, quienes aportaron algún que otro guiño con otros materiales, como la chapa de acero espejada o el papel pintado que aparecen en puntos localizados de la vivienda. En cuanto a los baños, el vestidor y la cocina, fueron tratados íntegramente como elementos modernos y ejecutados en tono minimalista.

"El proyecto de la Vivienda Post-Colonial nos ha dado una nueva perspectiva del interiorismo y de nosotros mismos como arquitectos. Hemos aprendido mucho durante el desarrollo de sus innumerables detalles singulares, en encuentros de materiales, planillas de madera, etc. Y sin duda ha sido una de las obras más divertidas de dirigir", comentan los profesionales de Dos42, quienes en un tono un poco jocoso se definen como "arquitectos sin estilo". Hacen referencia de este modo a los proyectos tan dispares, en cuanto a lenguaje arquitectónico, a los que han tenido que enfrentarse a lo largo de su carrera. 

"Hemos querido romper desde un inicio con ese estilo ortodoxo que a veces se respira en las escuelas de arquitectura. Nos gusta que el cliente nos plantee un reto desde el inicio y abordar el proyecto al gusto del propietario para llevarlo a ser una pieza singular. Con este ejercicio conseguimos espacios como el Flag Flat o esta Vivienda Postcolonial, con personalidad propia y en los cuales el cliente se siente identificado".

Dos42 es un estudio de arquitectura y diseño establecido en Murcia desde 2014. Tienen como lema abordar sus proyectos con una visión creativa, entusiasta y global. Cuentan para ello con un equipo técnico de arquitectos con experiencia en estudios internacionales y en proyectos a todas las escalas. "Nuestra pasión por la arquitectura y el diseño nos permite ofrecer un seguimiento de todo el proceso y obtener resultados personalizados y adaptados a cada cliente", afirman.

     

Noticias relacionadas

next