Hoy es 22 de julio

La continuidad de Montoya, en el aire

Dimite el gerente de Orihuela Cultural, de Vox, tras su enésima polémica: acusado de acoso laboral

23/04/2024 - 

ORIHUELA. El gerente de Orihuela Cultural, el asesor de Vox Ramón Gabín, ha dimitido después de su enésima polémica. Gabín ha sido acusado de acoso laboral, lo que ya habría provocado la baja de algunos empleados, según una carta que ha enviado uno de estos empleados al alcalde de Orihuela, Pepe Vegara, y a la que ha tenido acceso Alicante Plaza. Gabín ha remitido su dimisión por escrito a Alcaldía, ya que es el primer edil el encargado de nombrar y cesar al gerente de la empresa municipal, dedicada a la gestión de los espacios y eventos culturales de la localidad. 

La dimisión llega tras la misiva dirigida por uno de los empleados al alcalde, y días después de que la oposición pidió convocar un consejo extraordinario de Orihuela Cultural para pedir su cese, después de la polémica por la venta de entradas para un concierto de Malú la semana pasada, evento que no había sido aprobado por el consejo de Orihuela Cultural. De hecho, que el consejo tumbara la programación ya había puesto contra las cuerdas al gerente, después de que también fuera tumbada la programación del trimestre anterior en otra reunión del consejo que fue todavía más polémica, ya que un consejero acabó acusando al concejal de Cultura, Gonzalo Montoya, de haberlo amenazado, presuntamente, con cesarlo si no aprobaba la programación. 

La denuncia ante el alcalde por este supuesto acoso laboral no es nueva. En el escrito registrado por el trabajador de Orihuela Cultural hace referencia a que "el propósito de esta carta es hacerle seguimiento a nuestra conversación del 7 de marzo de 2024, en la que expuse las dificultades laborales que enfrento desde agosto del 2023, coincidiendo con los cambios políticos en la empresa". Las acusaciones de acoso de trasladas también a otro de los altos responsables de Orihuela Cultural. Ambos, según esta denuncia ante el alcalde "han difundido comentarios sobre supuestas quejas de otros trabajadores respecto a mi desempeño laboral. Estas quejas, sin embargo, no han sido presentadas oficialmente ante la empresa, sino que parecen basarse en rumores y habladurías internas. Es preocupante que el Gerente haya tomado decisiones basadas en esta información sin haberme consultado directamente ni haber verificado la veracidad de los hechos". 

Gabín, en su escrito de dimisión, sin embargo, no alude a ninguna de estas cuestiones, y señala que la decisión corresponde a "motivos personas", a la vez que saca pecho de su gestión, ya que desde su nombramiento, asegura, "no he hecho otra cosa que trabajar con toda la profesionalidad toda la pasión y toda la honradez que este cargo necesitaba (...). Recibí una empresa al borde de la disolución legal. La dejo con capacidad financiera suficiente para abordar un futuro tranquilo y ordenado".

Desde Vox han dado la callada por respuesta, remitiendo al gabinete de comunicación de Alcaldía. Vegara, por su parte, se ha limitado a señalar que acepta la dimisión del gerente, sin entrar a valorar el contenido de la carta escrita por una persona integrante de la plantilla ni las consecuencias políticas de esta nueva polémica. 

Tras su dimisión como gerente de la sociedad municipal, el futuro de Gabín como asesor también está en entredicho, debido a las graves acusaciones en cuanto a su gestión.

La continuidad de Montoya, en el aire

La falta de declaraciones públicas tanto por parte del alcalde como de Vox, y en particular del concejal de Cultura, Gonzalo Montoya, quien propuso el nombramiento del asesor de su partido como gerente, no pueden ocultar el terremoto político al que se enfrenta el bipartito de PP y Vox en Orihuela. Fuentes municipales apuntan al hartazgo de Vegara con respecto a estas polémicas, ya no solo con Montoya, que ha ido encadenando una tras otra desde su nombramiento, desde la eliminación de la ayuda a la Fundación Miguel Hernández en 2023, la ya mencionada presunta amenaza a un consejero de Orihuela Cultural, la falta de permisos municipales del tren turístico que usó en su boda y o las continuas críticas tanto de la oposición como de los consejeros independientes de Orihuela Cultural por la "pésima" calidad de la programación turística de Orihuela. Montoya ya esquivó la reprobación de su gestión en el pleno de febrero gracias a la mayoría con la que cuentan PP y Vox en el máximo organismo de representación municipal. 

Son muchas las polémicas a las que ha hecho frente en estos 10 meses de mandato. Su continuidad en el equipo de gobierno ya fue cuestionada a principios de este año y, esta última en torno a Orihuela Cultural, de la que es responsable de forma indirecta, lo deja todavía más en la cuerda floja. El desgaste de Vegara con las polémicas en torno a Vox, que ya se cobraron la cabeza de dos asesores municipales en apenas un mes, primero el de Prensa y después el de la Concejalía de Familia, es "vox pópuli" en el Palacio del Marqués de Arneva. Así, cada vez suena con más fuerza la destitución del edil de Cultura, al que se le trataría de dar una salida digna en forma de dimisión antes de decretar su cese. Vegara y el líder de Vox, Manuel Mestre, han dado muestra públicamente en más de una ocasión, la última con la reciente aprobación de los presupuestos de 2024, de una buena relación, por lo que fuentes cercanas a ambos partidos señalan que se tratará de dar una solución consensuada para atajar las continuas polémicas protagonizadas por la Concejalía de Cultura. 

Tampoco la Concejalía de Familia, también en manos de Vox se ha librado de las polémicas estos meses. Al cese de su asesor se suma el hecho de que la edil del área, Mari Carmen Portugal, esté dando clases en dos universidades sin tener aprobada la compatibilidad y teniendo una dedicación exclusiva por la que percibe 50.500 euros.

Todas estas situaciones han acabado con la paciencia de Vegara, por lo que en los próximos días podrían producirse movimientos tras este nuevo escándalo por la dimisión del gerente de Orihuela Cultural.

Noticias relacionadas

next