Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

desastre ecológico

El recuerdo que más duele: un año desde que el Mar Menor lanzó su mayor grito de socorro

El 12 de octubre de 2019 un episodio de anoxia (falta de oxígeno en el agua) mató a miles de peces y crustáceos en la playa de Villananitos de Lo Pagán, las imágenes dieron la vuelta al mundo y originaron un terremoto político y social

10/10/2020 - 

MURCIA. Era el sábado 12 de octubre de 2019 y una imagen, que daría la vuelta al mundo, rompió los corazones de todos los murcianos y de gran parte de los españoles. Fue el día que el Mar Menor lanzó un grito desesperado del que este lunes se cumple un año. La masiva muerte de peces y crustáceos en playas de Lo Pagán debido a la anoxia (falta de oxígeno en el agua) que evidenció el colapso medioambiental de la laguna tras décadas de agresiones ambientales a este ecosistema, que incluyó el episodio de la famosa 'sopa verde' de 2016 ( en el que murió el 85% de la pradera submarina por la falta de luz)  y la falta de entendimiento entre las administraciones para ponerle remedio, al menos hasta ese momento.

La 'Dana' de septiembre del año pasado, con lluvias que dejaron de media más de cien litros por metro cuadrado,  provocó un mes después la entrada de más de 60 hectómetros cúbicos de agua a un Mar menor que estaba en una situación ambiental crítica, y creó una capa anóxica en las zonas inferiores, que evolucionó y se movió por el viento, hasta centrarse en 210 hectáreas del litoral de Lo Pagán (San Pedro del Pinatar). 

Su resultado fue tan doloroso como rotundo: peces boqueando y saliendo del agua hacia la playa. Unas imágenes que hablaron por sí solas y provocaron  un antes y un después, al menos en el subconsciente colectivo y un auténtico tsunami político, que duraría varios meses.

Ante la rotundidad con la que se mostraba el abandono al que se había sometido a la laguna, el Gobierno regional no tuvo más remedio que reaccionar por fin, obligado por las urgencias, y preparar una nueva normativa para proteger el ecosistema. 

El primer texto veía la luz en diciembre, acordado por decreto en Consejo de Gobierno. Sin embargo, Ciudadanos, miembro de la coalición, se desmarcaba y pedía tramitar la norma como proyecto de ley. Siete meses después, pandemia incluida, y tras muchos 'toma y daca' entre las fuerzas políticas y el rechazo de los agricultores, que habían manifestado sus discrepancias con el proceso, la ley que pretendía blindar a la laguna contra la contaminación era por fin una realidad.

La norma, que finalmente vio la luz con el título de Ley de Recuperación y Protección del Mar Menor -se cayó al final el adjetivo 'integral' que usó el Gobierno murciano en su primer decreto-, salió adelante en la Asamblea Regional gracias al acuerdo de los partidos del Ejecutivo, PP y Ciudadanos, y del PSOE. Los tres grupos alcanzaron un consenso en casi el 90% de las enmiendas mientras que los cuatro diputados de Vox (esta vez el grupo votó unido) y los dos de Podemos rechazaron el texto. 

Un problema ambiental aún por solucionar

Aunque el verano ha sido tranquilo para el Mar Menor y no ha habido lluvias fuertes hasta ahora, mucha gente piensa que la estocada al Mar Menor aún puede llegar. Uno de los motivos es que la llegada de nitratos y los aportes de agua dulce se han duplicado con respecto a 2016, según exponía hace unos meses el catedrático de Ecología y portavoz del Comité Científico del Mar Menor, Ángel Pérez Ruzafa, quien destacaba que el problema ya no está sólo en la Rambla del Albujón, sino que hay numerosos puntos de entrada de agua dulce al Mar Menor.

"Las administraciones tienen que ponerse de acuerdo y actuar para rebajar el nivel de agua del acuífero", destacaba como solución a corto plazo. Ruzafa cree que "la agricultura es compatible con la supervivencia del Mar Menor" pero destaca que es necesario que se construyan infraestructuras para evitar que el Mar Menor sea un receptor de aguas pluviales y de la red de saneamiento.

Pero el debate sobre el origen del problema es muy largo y hay quienes señalan a la agricultura intensiva como origen y mecha del problema. Mientras, se lanzan medidas para echar un capote al herido Mar Menor, como la de Los Alcázares, que ha aprobado por unanimidad una propuesta en la que se propone emprender una iniciativa legislativa popular para dotar al Mar Menor de personalidad jurídica propia y defender así sus derechos e intereses ante su degradación ambiental.

Protestas ciudadanas para recordar el 'ecocidio'

Mientras, se continúa intentando dar soluciones políticas al severo problema del Mar Menor, los ciudadanos no olvidan el episodio de anoxia de hace un año y luchan para que no se repita. Este domingo, 11 de octubre, la plataforma ciudadana Banderas negras/Por un Mar Menor Vivo ha convocado a las seis de la tarde en la playa de Villananitos un 'Memorial'  para recordar la muerte masiva de fauna. El lunes, 12 de octubre, a las doce del mediodía habrá un acto de 'Unión en defensa del Mar Menor y contra el ecocidio' también en la playa en la que se dio el mayor grito que jamás ha lanzado el Mar Menor.

Noticias relacionadas

next