Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

herramienta de recuperación económica

Las ferias vuelven reforzadas en septiembre a Ifepa 

1/06/2020 - 

CARTAGENA. Los 27.000 metros cuadrados de superficie de exposición de Ifepa en Torre Pacheco se han convertido en un espacio vacío y sin vida en esos meses de confinamiento y pandemia. La incesante actividad empresarial que brota de las paredes de este enorme recinto de exposiciones aguardan ahora el momento para retomar el pulso y convertirse en un eslabón más en esta cadena que pretende salvar la economía de la Región.

Se ha ganado por derecho propio, tras tres décadas de trabajo, ser un punto de encuentro importante del sector de ferias y exposiciones de nuestro ámbito geográfico en el sureste español y la apuesta de sus rectores es que el trabajo de tantos años no decaiga ahora, justo cuando más necesaria se convierte su labor.

La vigésimo quinta edición del Salón Internacional de Caballos de Razas Puras (Equimur), se quedó preparada y sin poder organizarse una vez empresarios, clientes, expositores, compradores y vendedores no pudieron disfrutar de una de las exposiciones más significativas de Ifepa y con un larguísimo recorrido en el palacio ferial de Torre Pacheco, lo que supuso, un enorme hándicap económico para unos y otros. "El estado de alarma nos pilló con el salón Equimur totalmente montado -infraestructura y campaña de publicidad-, y lo tuvimos que suspender sobre la marcha, lo que supuso un lastre muy importante desde el punto de vista económico para la instalación ferial", dice Antonio Miras, director de Ifepa.

Luego llegó la suspensión del Salón del Vehículo de Ocasión -otro motor económico del recinto- que estaba previsto para mediados de mayo, y dos eventos privados -una exposición del mundo del Dinosaurio y un gran outlet- un bache más que toca sortear para no perder la trayectoria en este difícil camino que atraviesa el sector.

Ahora las miras están puestas en septiembre, con la apertura de las puertas de Ifepa para acoger la decimoctava feria del Desembalaje y Antigüedades, que, inicialmente, está prevista del 25 al 27 de septiembre. "Si los grandes centros comerciales pudieron abrir sus puertas este pasado lunes en la segunda fase, de igual manera las instituciones feriales y los palacios de congresos deberíamos también, con las debidas precauciones, poder desarrollar nuestra actividad. Hay mayor concentración de público con menos espacio libre en un centro comercial que en una institución ferial", dice Miras.

Para Ifepa supone una pérdida importante estar inactivos todavía "aunque nuestro objetivo no es generar beneficios, sino dar cobertura a los sectores comerciales que se dan cita con ocasión de nuestras ferias. No obstante, hemos tenido experiencia de otras situaciones difíciles, nuestra filosofía es de ser precavidos ante situaciones inesperadas -como ocurrió con la crisis de 2010- y contamos con recursos para afrontar la situación, si no se alarga más allá de septiembre", reconoce el director de la institución ferial. "No se cuestiona la viabilidad de Ifepa ni la de las ferias programadas para lo que queda de 2020".

Desde la Asociación de Ferias Españolas se mantuvo una reunión con la Ministra de Comercio donde se le trasladó las inquietudes y la necesidad que en la Fase 3 se mencione de forma específica la actividad ferial y congresual y en qué condiciones se puede arrancar la misma. "Hemos reclamado de forma urgente que se exprese de manera clara en qué situación podrán las instituciones feriales recuperar su actividad. Estamos convencidos de que somos una herramienta clave para la recuperación económica. El confinamiento ha reforzado nuestro carácter de plataformas para las relaciones comerciales interpersonal", explica el director de Ifepa.

"No se cuestiona la viabilidad de Ifepa ni la de las ferias programadas para lo que queda de 2020", dice miras

Las herramientas digitales ayudan a ser más productivos y eficaces "pero no son algo que puedan sustituir la confianza que necesitan este tipo de relaciones comerciales y que eso solo se obtiene con la presencia física y en directo. Eso es lo que se produce en las ferias, el contacto entre la oferta y la demanda. Eso nunca va a faltar y por eso el sector ferial no ha dejado de crecer en los últimos años. No es lo mismo cerrar un negocio de forma telemática que hacerlo de un modo personal, aunque sea con un apretón de manos con guantes".

Recuperar la seguridad de expositores y visitantes será algo que llevará su tiempo "pero está claro que con el compromiso de mantener el control sanitario, las empresas no van a dejar de confiar en nosotros  para promocionar la venta de sus productos y servicios. Esta situación merma la capacidad de participar en eventos para muchas empresas, pero esperamos recuperarlos y que para 2022 podamos decir que hemos vuelto a ese nivel de los últimos años".

Reconoce que habrá que hacer un esfuerzo grande "en promoción e imagen" para retomar ese empuje que pueden perder las empresas pero "tenemos que volver al modelo tradicional de feria. Las ferias digitales están ahí desde hace muchos años, pero se ha demostrado que no pueden suplir a las comerciales".

"Somos una herramienta clave para la recuperación económica. se ha reforzado nuestro carácter de plataforma para las relaciones comerciales interpersonal", explica el director de Ifepa.

Miras lleva en este sector unos 25 años y reconoce que nunca había afrontado una crisis de este tipo en la que se ha detenido la actividad de una forma tan brusca. Es el peor escenario en el que el sector nuestro se ha tenido que ver. La mayor parte de las instituciones feriales tienen a sus equipos en un ERTE. "Lamentarse no nos conduce a ningún sitio, por lo que solo nos cabe pensar en recuperar el pulso y que todo volverá a ser como antes".

La Automoción es uno de los grandes perjudicados en el parón industrial y comercial, por lo que considera que es éste uno de los que más necesita de promoción: "hacemos dos ferias cada año relacionadas con el mundo de motor. Un escaparate como el nuestro será un soporte importantísimo". Pero hay que añadir otras como la construcción "que ha funcionado muy bien hasta el 2010 y que recuperamos para este 2020 con muy buenas perspectivas. En general, todos los sectores se pueden ver beneficiados de la actividad ferial".

Por último, afirma que si bien los clientes le han trasladado sus inquietudes e incertidumbres, han tratado de transmitirles confianza, algo que ellos también demandan de las instituciones. "Esperamos que el Gobierno refleje pronto de qué manera vamos a retomar nuestra actividad".

Noticias relacionadas

next