Diecisiete adjudicaciones de treinta y ocho

Más de la mitad de los chiringuitos de las playas de Cartagena están sin adjudicar en el inicio del verano    

22/06/2021 - 

CARTAGENA. Tal y como anunciaban los hosteleros, el verano ha arrancado y los chiringuitos en las playas de Cartagena tienen un papel más que testimonial. Solo hay 17 adjudicaciones formales de los 38 lotes que se sacaron a concurso el pasado mes de abril y cuyo plazo quedó cerrado el pasado 10 de mayo. "Para el 10 de julio no tenemos los establecimientos montados en las playas", auguraba uno de ellos y parece que tiene razón. El proceso continúa una vez iniciado el verano, por lo que es muy probable que llegue el mes de julio y haya ubicaciones en los arenales de Cartagena que no cuenten con los establecimientos hosteleros.

Desde el Ayuntamiento explican que se continúa en estos momentos revisando y formalizando los expedientes. Ayer se sumaron un par más de adjudicaciones formales, y a lo largo de esta misma semana se espera liquidar los pendientes de revisión. En cuanto a aquellos emplazamientos que han quedado desiertos -principalmente en las playas de Cartagena-, se trabaja en poder sacarlos lo antes posible.  

Algunos, como es el caso de la Cangreja o el Rokola sí que iniciaron días atrás la instalación, para llegar al mes de julio con sus chiringuitos montados, en un arreón final que parece una carrera contra el reloj. No todos van a contar con la misma suerte. Algunos siguen insistiendo que esta situación es fruto de la precipitación final y la falta de planificación en los meses anteriores, cuando se retrasó en exceso el proceso de licitación. "Ya dijimos en su día que nos íbamos a plantar en el mes de julio y sin chiringuitos y así va a ser", manifestaba uno de los empresarios que han optado, sin éxito, a una de las licitaciones.

Las adjudicaciones se parecen mucho a lo que ocurrió hace exactamente cuatro años, en el anterior proceso licitador, cuando se llegó también tarde y a mitad del mes de julio quedaban un buen número de chiringuitos no por instalar sino por adjudicar. En esta ocasión el proceso ha sido criticado, además, por ser más farragoso, a pesar de que la tramitación online perseguía todo lo contrario.

Este año se ha puesto el acento en los criterios de calidad en la autorización. El Ayuntamiento ha decidido eliminar durante el primer año el canon municipal para reducir los costes a los hosteleros en el actual contexto de crisis económica, lo que supondrá  un ahorro para los hosteleros de 130.000 euros.

Además, se ha limitado el peso de la puja a cinco veces la cuantía de salida para que no solo tengan opción a estas instalaciones los mejores postores. También como novedad, se tuvo en cuenta la calidad de los proyectos hosteleros y no se han concedido directamente por subasta, valorando aspectos como la sostenibilidad ambiental y la reducción del impacto paisajístico, además de la disposición de medios electrónicos para el pago o las consultas telemáticas de la carta de menú.

Noticias relacionadas

next