Hoy es 29 de febrero y se habla de

la renovación irá en paralelo a los trabajos arqueológicos de la zona

La Plaza de la Merced dará más espacio al peatón para convertirse en un centro cultural de Cartagena

25/03/2022 - 

CARTAGENA. La Plaza de la Merced de Cartagena, popularmente conocida como la plaza del Lago, aspira a convertirse en uno de los puntos neurálgicos de la ciudad. Durante muchos años abandonada por los distintos gobiernos, tanto del Ayuntamiento como de la Comunidad, este 2022 será el de su completa renovación. Al menos, eso es lo que pretende el Ayuntamiento de Cartagena, según anunció la alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, acompañada por la vicealcaldesa, Ana Belén Castejón, y el teniente de alcalde, Manuel Padín. "Desde que llegamos al Ayuntamiento ha sido un lugar estratégico y emblemático para nosotros. En el acuerdo programático ya se encontraba la renovación de la Plaza de la Merced. Y, además, ha sido un empeño personal de Manuel Padín", señaló Arroyo en su intervención.

El Ayuntamiento pretende crear en la plaza de la Merced un lugar de convivencia con un marcado acento cultural. El MURAM, junto a la próxima reapertura del Cine Central, pretende dotar a la plaza de un carácter cultural sin despreciar las necesidades de los vecinos del barrio. "Pretendemos una transformación urbana, dando más espacio al peatón, sin entorpecer la recuperación arqueológica ni los eventos culturales en la zona", afirmó la alcaldesa. Por ello, las obras comenzarán tras la Semana Santa de Cartagena. La plaza, lugar emblemático de la noche del Encuentro, uno de los puntos álgidos de la Semana Santa cartagenera, no sufrirá por tanto ninguna alteración hasta la tercera semana de abril.

Los cambios han contado con la colaboración ciudadana gracias a un proceso participativo llevado a cabo por la UPCT, con entrevistas a más de 200 vecinos de la zona. "La reforma no puede ser sólo la plaza, sino que debe trascender al barrio. Queremos una política urbana transversal", afirmó la vicealcaldesa, Ana Belén Castejón. "La Plaza tiene que responder a las necesidades del barrio. Se organizarán eventos culturales y de ocio, a la vez que un lugar de encuentro amable entre todos los vecinos", añadió Castejón.

Entre los cambios destacan un mayor peso y espacio al peatón. La plaza ganará en superficie peatonal de unos 2.000 metros cuadrados. "Daremos una solución rápida, lo que se denomina ‘urbanismo táctico’, que no molestará demasiado a los vecinos y a la vez tampoco se pondrán obstáculos a las labores arqueológicas". El coste de las obras rondará los 250.000 euros, sujeta esta cifra a modificaciones por el contexto actual de precios de la energía. "Se pondrá mobiliario urbano intergeneracional, tanto para nuestros mayores como para los más pequeños. Además, se replantarán las palmeras históricas de la zona", señaló Arroyo.

De forma paralela a la remodelación urbana de la plaza, se ejecutará la excavación de los restos arqueológicos, según ha explicado Castejón. "Desde este equipo de Gobierno teníamos claro que una de nuestras prioridades es la puesta en valor de los restos arqueológicos de la Plaza de la Merced, ya que se trata de vestigios de gran interés de la antigua ciudad púnica y romana. Un objetivo que los vecinos y empresarios comparten con nosotros, tal y como han dejado de manifiesto en el proceso participativo que hemos llevado a cabo", ha precisado Castejón.

Con respecto a los restos arqueológicos, en la parte norte de la plaza existe un tramo de calzada de 31 metros de longitud y 6 metros de anchura, perteneciente al decumano máximo de la ciudad romana. En la zona meridional, existe un importante conjunto hidráulico romano integrado por una piscina y una fuente monumental, provisto de un ábside en su fachada con un estanque longitudinal a sus pies. Esta fuente estuvo revestida con placas de mármol y decorada con, al menos, una escultura que representa a una ninfa (deidad del agua).

En este mismo sector, pero a una cota inferior, se conserva en muy buen estado, una casa púnica con signos de destrucción violenta que identificamos con el momento de conquista de la ciudad púnica (Qart Hadasht), por las tropas romanas. De las varias estancias documentadas, destaca por la riqueza de su ajuar cerámico, un gran almacén donde se acopiaban ánforas procedentes de todo el mediterráneo occidental.

"Recuperar este patrimonio era necesario y encargamos al arqueólogo Luis García Blánquez, la redacción del Proyecto Arqueológico de Excavación de la Plaza de la Merced, para estudiar la disposición, naturaleza y estado de conservación de los restos arqueológicos para sentar las bases arqueológicas que permitan estudiar y planificar la cimentación de la plaza, con la conservación de los restos arqueológicos en subsuelo para su futura musealización, siempre respetando las masa arbórea protegida y el uso social de la plaza", ha precisado Castejón.

El plazo de ejecución de la excavación arqueológica será de 7 meses aproximadamente, a los que posteriormente se sumarán 4 meses más para la redacción de la memoria arqueológica. La puesta en marcha de este proyecto se llevará a cabo en función de la disposición presupuestaria.

next