Hoy es 17 de julio

de 85.000 m2, han requerido una inversión de 50 millones

La molinense Eversia comenzará tras el verano el traslado a sus nuevas instalaciones de Lorquí

Fotos: EVERSIA.

4/06/2024 - 

MURCIA. La cuenta atrás ya está en marcha para que Eversia pueda disfrutar de su nueva sede en Lorquí, que contará con unas instalaciones de 85.000 metros cuadrados y han requerido una inversión de 50 millones. Y es que la empresa molinense espera comenzar el traslado este mismo año, tras el final del verano. 

En concreto, el objetivo es realizar de manera paulatina la transición hacia la nueva sede, de forma que este otoño se espera que arranque el traslado de las estaciones productivas, a lo que más tarde se sumará la mudanza de los departamentos administrativos. Este proceso, cuidadosamente estudiado, ha sido diseñado por la compañía para generar el mínimo impacto en la planificación productiva diaria, asegurando así el servicio de suministro continuo y seguro a sus clientes.

La inauguración de la nueva planta, que aún se encuentra en construcción, es clave en su estrategia de expansión. Esta inversión fortalecerá la capacidad de Eversia e impulsará la oferta de soluciones innovadoras: "Esta nueva etapa no solo representa una modernización en infraestructura, sino una transformación en los procesos productivos y metodologías de trabajo", indican desde la compañía.

El objetivo de este proyecto es cumplir con las exigencias del mercado y atender las demandas de los clientes de forma responsable. Se trata de una apuesta por el futuro, mejorando su capacidad de producción, tanto cualitativa como cuantitativamente, y situándose a la vanguardia en tendencias de sostenibilidad.

El impacto de la nueva sede trasciende lo corporativo, ya que su apertura también posibilitará la creación de nuevos puestos de empleo y, especialmente, aportará una mejora significativa en cuestiones de confort laboral.

Junto a este proyecto, Eversia también está trabajando en la ampliación de su fábrica en Canarias, donde duplicará su capacidad al pasar de los 1.500 metros cuadrados con los que cuenta en estos momentos en Salinetas (Gran Canaria) a unos 3.000 metros cuadrados en total. De esta forma, además de incrementar significativamente su capacidad, también podrá dar cabida a elaboración de nuevos productos.

Noticias relacionadas

next