Hoy es 23 de julio

Sitúa su ratio de morosidad en mínimos históricos

La fortaleza comercial impulsa un 29,7% el beneficio de CaixaBank hasta los 3.145 millones

3/02/2023 - 

VALÈNCIA (EP). CaixaBank tuvo un beneficio neto atribuido de 3.145 millones de euros el año pasado, un 29,7% más que el ejercicio anterior teniendo como base perímetros homogéneos "gracias a la fortaleza comercial y a las sinergias de la integración", informa el grupo este viernes en un comunicado. Pero el resultado bajó un 39,8% si se tienen en cuenta los impactos contables extraordinarios por la fusión con Bankia: el beneficio en 2021 fue de 5.226 millones por la aportación positiva a efectos contables de 4.300 millones del fondo negativo de comercio o badwill y otros resultados extraordinarios asociados a la fusión, ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Caixabank ha destacado que el año en que culminó el proceso de integración ha podido "mantener el ritmo comercial" pese a la incertidumbre por la guerra de Ucrania; ha cumplido sus objetivos financieros y de actividad; la rentabilidad sobre los recursos propios (ROTE) ha subido hasta el 9,8%, y el ratio de eficiencia sin gastos extraordinarios ha mejorado hasta el 51,9%. 

El margen de explotación crece un 19,8%, en perímetros homogéneos; el margen bruto aumenta un 5,5% hasta 11.594 millones, y los gastos recurrentes bajan un 5,6% en tasa interanual "apoyados en la consecución de sinergias asociadas a la integración". El crédito sano crece tanto en clientes particulares como empresas, con un alza de la cartera de crédito sana (se excluyen los saldos dudosos) del 3,3%, hasta 351.225 millones: la cartera sana de empresas crece un 7,6%, la de consumo un 4,1% y la de hipotecas repunta un 0,7%.



La ratio de morosidad baja hasta el 2,7%, "mínimo histórico" y casi 1 punto por debajo de diciembre de 2021 (3,6%), con reducción de la ratio en todos los segmentos de crédito; la ratio de cobertura alcanza el 74%, 11 puntos más que un año antes; la ratio de solvencia CET1 es del 12,8%, y los activos líquidos totales se sitúan en 139.010 millones. La entidad ha destacado sus "importantes esfuerzos" en la gestión de los saldos dudosos, que bajan hasta los 10.690 millones tras la buena evolución de los indicadores de calidad de activo y la gestión activa de la morosidad apoyada por ventas de carteras: los saldos dudosos caen en 2.943 millones en el año y en 952 en el trimestre.

Para la entidad, los resultados 2022, que se comparan con la suma proforma de Bankia y CaixaBank en el ejercicio anterior sin tener en cuenta los extraordinarios de la fusión, reflejan la "fortaleza" de su actividad comercial. Los ingresos core crecen un 5,8%, hasta 11.997 millones, impulsados por el aumento del 7,7% del margen de intereses y del 33,1% de los ingresos y gastos por contratos de seguros, con unos ingresos por comisiones en línea con el ejercicio anterior (+0,6%), y se han compensado los menores ingresos en la línea de participadas de bancaseguros (-26,2%).

Comisiones bancarias

Las comisiones bancarias crecen un 1,7%, aunque las bancarias recurrentes bajan el 0,3% al eliminarse las comisiones de custodia de depósitos y al unificarse los programas de fidelización de clientes particulares tras la fusión, subiendo el número de clientes que no pagan las comisiones de la operativa básica; y las comisiones de banca mayorista suben un 20,5%. Los ingresos por dividendos son de 163 millones (-15%), e incluyen el registro de los dividendos de Telefónica y BFA por 69 y 87 millones, respectivamente.

Los resultados atribuidos de entidades valoradas por el método de la participación, con 264 millones en 2022, bajan un 39,5% en tasa interanual, lo que la entidad atribuye en parte a los cambios de perímetro tras la venta de Erste Group Bank y la consolidación global de Bankia Vida; y suben los ingresos de operaciones financieras (+47%). En 2022 se acabó el proceso de salidas voluntarias de profesionales dentro del acuerdo laboral, y así los gastos de personal bajan el 8,1% en el ejercicio.


CaixaBank considera "reforzado" su dinamismo comercial pese a la incertidumbre, en todos los canales. A cierre del ejercicio, los recursos de clientes se sitúan en 609.133 millones de euros, con un descenso del 1,7% en el conjunto del año al considerar el impacto de la volatilidad de los mercados. Los activos bajo gestión alcanzan los 144.832 millones: su evolución anual (-8,3%) se ha visto afectada sobre todo por el comportamiento desfavorable de los mercados, aunque en el último trimestre del ejercicio recuperaron una evolución positiva al crecer un 0,5%.

La entidad ha obtenido unas suscripciones netas de 3.730 millones en productos de ahorro a largo plazo, lo que ha permitido elevar su cuota de mercado en 25 puntos básicos en el año, hasta el 29,7%. En los activos bajo gestión, el patrimonio gestionado en fondos de inversión, carteras y sicav (101.519 millones) baja un 7,8% en el año, aunque crece un 0,7% en el cuarto trimestre; y en los planes de pensiones (43.312 millones), baja el 9,6% en el año pero se mantiene estable en el último trimestre. CaixaBank también destaca sus "elevados niveles de liquidez y de solvencia": los activos líquidos totales se sitúan en 139.010 millones; el Liquidity Coverage Ratio (LCR) es del 194%, frente al nivel mínimo requerido del 100%; y el saldo dispuesto de la póliza del BCE asciende a 15.620 millones correspondientes a TLTRO III.

Dividendo en abril de 0,23 euros

Durante el año se ha amortizado un saldo de TLTRO III de 65.132 millones (13.495 son amortizaciones ordinarias y 51.637 anticipadas); la ratio Common Equity Tier 1 (CET1) cerró el año en el 12,8% (12,5% sin aplicación de los ajustes transitorios de IFRS9), tras el impacto extraordinario del programa de recompra de acciones (Share buy-back) por importe de 1.800 millones llevado a cabo en 2022 (-83 puntos básicos). La entidad tuvo una generación orgánica de capital de 117 puntos básicos en el año; y la ratio MREL sobre APRs se sitúa en el 26%, cumpliendo holgadamente con el nivel exigido para 2024.

El Consejo de Administración propondrá a la Junta de Accionistas pagar en abril un dividendo de 0,2306 euros por acción con cargo a los resultados de 2022, lo que supone un 58% más que el año anterior (0,1463) y que representa un payout del 55%.

Noticias relacionadas

next