donaciones para proteger la manga del mar menor

El renacer de las Salinas de Marchamalo: Anse reactivará la actividad salinera para recuperar su biodiversidad

15/04/2021 - 

MURCIA (MP/EFE). La Asociación de Naturalistas del Sureste (Anse) pondrá en marcha en los próximos meses el proyecto para la reactivación de la actividad salinera en ocho hectáreas de las salinas de Marchamalo, en La Manga del Mar Menor, para la recuperación de la biodiversidad acuática de la vegetación y fauna característica de zonas someras y salinas.

El proyecto se desarrollará inicialmente sobre una superficie de dominio público de las 8 hectáreas en la zona oriental de las salinas de Marchamalo, de la que la Fundación ANSE cuenta con la titularidad de la concesión para uso salinero para un periodo aproximado de 50 años, y sobre una parcela de 7.000 m2 en el que se encuentran sendas naves en ruinas, con licencia del Ayuntamiento de Cartagena para construcción de almacén de sal.

Entre los usos característicos y específicos de las salinas se encontraba hasta comienzos de los años 90 del siglo XX la producción de sal marina a partir de agua obtenida de la mayor laguna litoral española, el Mar Menor. El abandono de la actividad salinera ha provocado un progresivo deterioro de las diferentes instalaciones, tanto en las naves y oficinas como en las mismas salinas, según han manifestado Pedro García, director de Anse.

García ha confiado en disponer en pocos meses de las autorizaciones administrativas derivadas del proyecto para comenzar los trabajos de recuperación de la zona oriental de las salinas. Para ello, la asociación ecologista ha recibido numerosas donaciones de particulares y algunas entidades, que han permitido trabajar durante un año y medio en la redacción de los proyectos de recuperación de la actividad salinera. Con este motivo, Anse lanzó la campaña Ayúdanos a proteger el Mar Menor. ¡Colabora en la compra de parte de las Salinas de Marchamalo!que sigue abierta y se puede consultar en su página web.

Pedro García ha manifestado que atodavía será necesaria más financiación para, entre otras cosas, acometer el dragado parcial de las charcas salineras, la reparación de motas, la instalación de una nueva bomba de suministro de agua, la reconstrucción de arquetas y la reconstrucción de la nave salinera.

Las salinas de Marchamalo constituyen uno de los espacios naturales más singulares del entorno del Mar Menor y cuentan con cinco figuras de protección, cuatro de ellas internacionales (LIC, ZEPA, ZEPIM, Humedal Ramsar y Espacio Natural Protegido). Destacan las poblaciones del fartet (Aphanius iberus), un pez endémico del Sureste de la Península Ibérica, catalogado como en peligro de extinción, además de poblaciones de aves acuáticas como el flamenco (Phoenicopterus roseus), gaviota de audouin (Larus audouinii), cigüeñuela (Himantopus himantopus), avoceta (Recurvirostra avosetta) o el tarro blanco (Tadorna tadorna), entre otras.

     

Noticias relacionadas

next