Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

tramitación parlamentaria

El PP aprieta para sacar los Presupuestos... y Ciudadanos se lo toma con calma

Los populares pedirán un pleno antes de mayo para votar las cuentas regionales, pero la formación liberal quiere tiempo para revisar a fondo el texto

5/04/2020 - 

MURCIA. El Gobierno regional, y muy especialmente el PP, tiene prisas por sacar adelante los Presupuestos. Las cuentas de la Comunidad siguen sin ver la luz, paralizadas en la Asamblea Regional a causa de la pandemia del Covid-19. Y aunque en su momento, en plena negociación por un acuerdo presupuestario, Fernando López Miras deslizaba públicamente que no había premura y que "no había que perder la perspectiva", ahora hay urgencia por dar luz verde a la ley más importante del curso político. La crisis del coronavirus empuja a poner el Presupuesto en marcha para disponer de mayor margen de maniobra, aducen desde San Esteban.

La pelota se encuentra en el tejado de la Asamblea. En la próxima Junta de Portavoces, el grupo parlamentario del PP planteará incluir en el orden del día un pleno en la primera fecha posible para cerrar los Presupuestos, según indican fuentes populares a esta Redacción. Desde el PP argumentan que el incremento del Presupuesto (110 millones más con respecto a las cuentas de 2019) da más margen de maniobra para combatir las consecuencias del Covid-19. También hay, añaden, convenios que sólo se pueden renovar con los Presupuestos validados y que "no pueden esperar más". Sin embargo, desde Ciudadanos aseguran a Murcia Plaza que su grupo no propondrá celebrar una sesión de votación. No hay prisas en Centrofama. La formación liberal quiere tomar el proceso con calma para revisar todo el Presupuesto y comprobar si tiene vigencia en plena pandemia. Si el PP propone un pleno, aseveran, "lo estudiarían", pero no garantizan que lo apoyen. Necesitan tiempo, insisten.

El coronavirus, que ha paralizado a todo un país, también frenó los Presupuestos de la Región. El pleno de votación estaba fijado para el 23 de marzo y la tramitación parlamentaria, que comenzó a principios de febrero y discurrió sin sorpresas, estaba a un paso de completarse. El acuerdo que sellaron PPCiudadanos Vox salvó todos los trámites, sin obstáculos por su mayoría absoluta, pero su culminación se quedó finalmente a las puertas. Cuando ya sólo faltaba por celebrar la comisión de las enmiendas parciales y la votación definitiva, la propagación imparable del virus por todo el país y la declaración del estado de alarma obligaron a la Asamblea Regional a suspender su actividad

Los populares lucharon por que las cuentas no se retrasaran. El PP pidió adelantar los dos últimos plenos para convocarlos el lunes 16 de marzo en una doble sesión junto con la convalidación del decreto del personal de las gasolineras. Joaquín Segado, el portavoz, planteó que las enmiendas se resolvieran por la mañana y por la tarde se desarrollara la votación definitiva, y dejar así zanjados los Presupuestos, según apuntan fuentes populares, pero finalmente la propuesta no prosperó. El PSOE la rechazó, Ciudadanos no la apoyó y la Junta de Portavoces, sin Vox ni Podemos (ausentes ambos por la cuarentena), acordaba el cese de la actividad parlamentaria mientras durara el estado de alarma.

Con España confinada y la pandemia golpeando con dureza, los partidos de la oposición reclamaron la necesidad de rehacer los Presupuestos para plantar cara al shock del coronavirus. Podemos propuso la retirada del proyecto de ley que presentó el Gobierno regional y Diego Conesa se volvió a ofrecer para sacar adelante las cuentas sin recurrir a Vox. Ambas peticiones fueron ignoradas por el Ejecutivo, que respondía que el texto trasladado a la Cámara era "una prioridad". El Presupuesto se adaptará, pero no se retirará, sostuvo San Esteban.

La portavoz del Ejecutivo, la dirigente naranja Ana Martínez Vidal, insistía esta semana en la importancia de tener las cuentas cuanto antes. "Es responsabilidad del Gobierno y del legislativo aprobarlas lo antes posible para tener más margen de maniobra a la hora de gestionar la crisis", argumentaba. La consejera, que admitía que son unos "Presupuestos de guerra, diseñados en un escenario de déficit", mantenía que no modificarán la mayoría de las partidas porque "estaban ya comprometidas". Pero a pesar de que Martínez Vidal apremiaba a aprobar las cuentas, su grupo parlamentario no va a proponer una votación en el Parlamento. Los populares, en cambio, sí buscan un encaje en el calendario de abril.

¿Qué fechas hay disponibles? Semana Santa no es periodo ordinario en la Cámara, por lo que no se podría convocar ninguna sesión durante esos días. Además, el pleno debe ser presencial, pues el Reglamento no recoge la opción de que se pueda realizar por vía telemática. Y queda otro asunto parlamentario por resolver: el decreto-ley sobre tributos, aprobado por el Consejo de Gobierno, cuyo plazo de convalidación expira el 27 de abril. Eso significa que, si se quiere convalidar en tiempo, habría que convocar la Junta de Portavoces en la semana del 20 de abril. Si persistiera el estado de alarma, fuentes de la Asamblea aclaran que el pleno se realizaría con un número limitado de diputados y adoptando las medidas de seguridad recomendadas. Si el pleno de Presupuestos sale adelante, las cuentas pueden ser una realidad antes de final de mes. Si no, el pacto que en enero firmaron a tres bandas PP, Ciudadanos y Vox entraría en el mes de mayo sin materializarse.

Noticias relacionadas

next