Ayuso pide la expulsión del ciezano pero Pons le defiende

El futuro de Teodoro en el PP, en manos de Feijóo

3/03/2022 - 

MURCIA. ¿Qué pasará con Teo? El que fuera todopoderoso secretario general del PP se encamina hacia una nueva etapa, lejos de las decisiones de poder de su partido. En estos primeros días de transición entre el fin del Casadismo y el congreso que viene en abril, el ciezano guarda silencio y se mantiene como diputado raso, ya sin poderes orgánicos en Génova. Por el momento su escaño en el Congreso ya no estará en primera fila, sino en la cuarta, muy cerca de una de las dirigentes más críticas con su gestión, la otrora portavoz parlamentaria Cayetana Álvarez de Toledo, la misma que bautizó su modus operandi como "la teodacracia".

¿Y orgánicamente? ¿En qué situación quedará García Egea? Su posición actual no le favorece. El hombre de confianza de Pablo Casado ha quedado señalado por muchos como el gran responsable de la mayor crisis que ha vivido el partido en décadas. El enfrentamiento público contra Isabel Díaz Ayuso se volvió en su contra. Y la batalla la ganó la baronesa madrileña. El terremoto acabó con la carrera del ciezano en Génova y también con la era Casado, que aspiraba a convertirse en el futuro presidente de España.

El PP se lanza ahora a la tarea de enterrar el hacha de guerra y recuperar la ilusión perdida en estos días negros. Y lo hace con un horizonte claro: Alberto Núñez Feijóo, el previsible líder del PP, salvo giro de los acontecimientos. La elección del nuevo presidente tendrá lugar en Sevilla los próximos 1 y 2 de abril. Mientras llega el cónclave, todos los dirigentes populares se afanan en hablar públicamente de unidad, intentando guardar la ropa y olvidar el conflicto interno. Todos menos una persona: Ayuso

"No creo en las heridas cerradas en falso", sentenció la presidenta madrileña durante su intervención en la Junta Directiva Nacional del PP, en la que pidió expulsar del partido a quienes formaron parte de la campaña contra ella. Esa advertencia incluye a Teodoro García Egea, además de Pablo Casado. Todavía dolida por la afrenta, dejó muy clara su postura con un discurso contundente y sin pelos en la lengua: "Esto nunca se había visto en nuestra casa y nunca se había repetido así contra un Gobierno autonómico. Nunca había visto estas prácticas y no creo en las heridas cerradas en falso", afirmó Ayuso. "Y por eso pido que todo el que haya formado parte de esta campaña sea puesto de inmediato en la calle".

Sin embargo, esta opinión no la comparte Esteban González Pons, el hombre que pilotará la organización del congreso. En una entrevista concedida a Telecinco, el presidente del Comité Organizador aseguraba: "A García Egea le pediré que no deje la política. El PP se renueva por adición, por suma. No tenemos que pedirle a nadie que se vaya, sino sumar muchos más". Pons también defendió a su todavía jefe de filas: "Casado está en el futuro sin ninguna duda". El valenciano no está por la labor de 'matar' políticamente a los dos gerifaltes que han regido los designios del PP en los últimos cuatro años. Al menos no en la transición hacia el congreso.

Así las cosas, la pelota quedará en el tejado del futuro líder... salvo que García Egea tome una decisión personal. Será Feijóo quien marque la línea a seguir. El futuro de Teodoro, con todo, es delicado. En política, por lo general (y más desde que hay primarias), no suele haber piedad con los derrotados. Por eso el PP regional, hoy huérfano de una voz murciana en Génova, no dudó en retirar su apoyo a la dirección saliente y en respaldar a la nueva referencia: "Feijóo es la solución". A él se encomiendan.  

Noticias relacionadas

next