Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 3 de marzo y se habla de coronavirus covid-19 REGIÓN DE MURCIA gran vía MURCIA

presenta su dimisión al sentir la pérdida de confianza

Ballesteros, la apuesta personal de Martínez Vidal, se despide "desencantada": "Ya no tengo ilusión"

19/02/2021 - 

MRU. Con un correo electrónico enviado a primera hora de la mañana al presidente, Beatriz Ballesteros ponía punto final a su aventura en política. La consejera de Transparencia, jueza de carrera, comunicaba su renuncia a Fernando López Miras mediante una carta en la que expresaba su "profundo pesar" por la dimisión. Se trataba de una decisión "muy meditada" y sin vuelta atrás. Ballesteros admitía que había perdido la ilusión y se sentía desencantada: "La ilusión que tenía cuando empecé se ha tornado en desencanto".

Pero el motivo más poderoso fue el que sutilmente deslizó en el tercer párrafo: "He echado en falta el apoyo de quien me ofreció formar parte de este proyecto". Con esta frase, sin citar nombres ni apellidos, Ballesteros hacía una referencia implícita a la líder regional de Ciudadanos y portavoz del Ejecutivo, Ana Martínez Vidal, quien reconocía en una entrevista con Murcia Plaza que los dos consejeros independientes elegidos por Ciudadanos, tanto Ballesteros como Miguel Motas, eran su "apuesta personal". La ya exconsejera de Transparencia, que a diferencia de Motas no se ha afiliado al partido dada su condición de magistrada en excedencia, explicaba en su carta de dimisión que las "condiciones ofrecidas que le hicieron dar el paso [a la política] ahora son otras totalmente distintas".

Ballesteros (1977, nacida en Madrid, aunque se crio en Murcia) llegó a la arena política para hacerse cargo de Transparencia, una de las carteras más mimada por Ciudadanos. Su estreno no pudo ser más intenso. Afrontó los tráficos accidentes mortales de los pilotos de la AGA y le tocó lidiar con la DANA más grave en décadas, dado que las competencias de Emergencias estaban suscritas a su Consejería. La jueza incluso sufrió una crisis interna al estallarle el escándalo del director general de Emergencias, que fue destituido tras conocerse que había asistido al teatro en plena alerta roja por la gota fría. Fue, como ella misma confesaba a este diario, su lance más amargo. 

Su vida había cambiado como un tsunami. Los tiempos de la política no tenían nada que ver con los ritmos de la justicia. "La palabra rutina no existe en política", comentaba a este periódico en una entrevista en verano. "El mundo de la justicia es mucho más tranquilo: más reflexivo, más rutinario. En cambio, los tiempos de la política son vertiginosos: en una semana puede pasar de todo, las decisiones se toman muy rápido".

La exconsejeraen su texto de despedida, tuvo muy presente sus inicios en el Gobierno y se mostró especialmente agradecida con López Miras, por el apoyo "incondicional" y el "cariño" que le dio. "No olvidaré que estuvieras a mi lado insuflándome ánimos y la tranquilidad que necesitaba cuando esta región vivió uno de los peores momentos de su historia reciente con la DANA que nos asoló en septiembre de 2019", rememora. "Yo estaba recién llegada, las decisiones que tenía que tomar eran muchas y en muy poco tiempo. Fue difícil pero me lo pusiste muy fácil".

Relata además que había aceptado la oportunidad por su "innata vocación de servicio público".  Y apostilla que el recuerdo que se lleva es positivo, pese a todo: "Me siento muy afortunada y orgullosa de haber puesto mi granito de arena a mejorar en algo, por poco que haya sido, la vida del millón y medio de ciudadanos de la Región de Murcia". Pero las circunstancias han cambiado hasta el punto de que, asevera, no le permiten continuar. "Hacen inviable otra salida que no sea esta decisión que te traslado", escribía. "No debo permitir que ello afecte a proyectos que están en marcha, de los que se beneficiarán muchos ciudadanos, y en los que muchas personas han puesto una enorme ilusión, mucho trabajo y sacrificio".

Cs niega la pérdida de confianza

Desde Ciudadanos acogieron la noticia con sorpresa, aunque desde el entorno se daba por hecho que tenía todas las papeletas para no seguir en la remodelación de Gobierno que prepara López Miras, y cuya parte de Ciudadanos pilota Martínez Vidal. La líder naranja negaba en la rueda de prensa del Consejo de Gobierno haber perdido la confianza en Ballesteros. A juicio de la portavoz, es una "apreciación muy subjetiva", que "respeta pero no comparte". Vidal también elogió su "impecable trabajo" y le deseó suerte en su nueva andadura.

Ballesteros se apunta en la mochila iniciativas como la Estrategia de Gobernanza, un proyecto que recoge 73 medidas como un mapa para detectar zonas de riesgo de la corrupción y un registro de lobbies. Pero también deja pendiente la proposición de ley de Buen Gobierno, uno de los temas estrella estrella de Ciudadanos y que aún no ha entrado en la Asamblea Regional. "Tengo la sensación de vivir en una montaña rusa", comentaba, reflexionando sobre el estrés que se vive al frente de una emergencia. La jueza que decidió dejar la toga para probar el desafío del poder ejecutivo podrá al fin descansar del estrés de la política.

Noticias relacionadas

next