Hoy es 18 de julio

opiniones

Así vive el verano la renovada Plaza Bohemia de La Manga: una obra necesaria con luces y sombras

5/08/2023 - 

CARTAGENA. Con luces... pero también con algunas sombras. Así parece que está siendo percibida por comerciantes y vecinos la remodelación que ha estrenado este verano la Plaza Bohemia de La Manga del Mar Menor, una zona gastronómica y comercial que se llena de bullicio durante los meses de verano al caer el sol. Comer o cenar, tomar un helado, realizar compras en algunos de sus muchos comercios o recorrer los puestos de los 'hippies' -que llevan montando allí su mercadillo desde hace décadas- son los principales atractivos de esta dinámica zona que necesitaba una renovación. En este punto no hay discusión. No obstante, no todo el mundo está de acuerdo con el cómo se ha hecho o piensa que se podía haber hecho mejor. 

La transformación de la Plaza Bohemia se presentó como la creación de un boulevard diáfano y libre de obstáculos, ampliándose la zona peatonal, con más plazas de aparcamientos, zonas de sombra, nuevo mobiliario y un graderío para espectáculos. El objetivo ha sido potenciar la vida social y cultural, y favorecer las oportunidades de negocio en la zona. Así, es cierto que se ha ganado mucho espacio para disfrute de los ciudadanos (casi 1.200 metros cuadrados con la peatonalización del vial anexo a la plaza), por lo que los puestos de los hippies ya no invaden la carretera y se pueden recorrer con más desahogo. A esto se une, que se ha renovado el mobiliario urbano, con unos bancos más actuales, unas gradas para la celebración de actividades culturales que también son utilizadas para el descanso de los visitantes y unos cuestionados árboles artificiales. 

"Era una obra que hacía falta, con la que se le ha dado más espacio al peatón y más aire a la plaza", apunta el presidente de la Asociación de Comerciantes de La Manga y Cabo de Palos, José Espinosa, quien también aplaude la transformación de la Calle Dársena (donde está el Peque Park y diferentes negocios) para lograr más plazas de aparcamiento.

Eso no significa que sea más fácil encontrar aparcamiento, según comentan diferentes vecinos, ya que si bien es verdad que se han aumentado las plazas 'legales' en la calle del Peque Pak -ya que ahora son en batería-, se han eliminado las 'ilegales' que propiciaba la mediana que se ha quitado (siendo común que se aparcarse a ambos lados de la misma aunque no estuviera permitido).

Sobre estas obras en la Calle Dársena, Elena Chacón, de la Asociación vecinal de Cultura, Ocio y Deporte de La Manga, comenta que ha perjudicado a los comerciantes al meterse casi en el verano. "Por favor, que nos tengan en cuenta a los comerciantes y las obras las hagan en invierno, que hay muchos meses que para nosotros no son temporada alta", pide esta vecina que, por otro lado, considera positiva la remodelación de toda la zona... a excepción del cambio de dirección que se ha producido para acceder en coche a la Plaza Bohemia, que "está produciendo confusión y parones".

Vanesa, una vecina de la Plaza Bohemia, manifiesta indignada que se ha eliminado el parking interno -el que había en la parte que da a locales como las pizzerías Rembrant y Mortadelo-, con el perjuicio que ocasiona a las personas mayores que viven en esa zona (y han aparcado allí toda la vida) y a las que trabajan en esos locales.  

Por su parte, Ignacio Martialay, propietario de la tienda marinera La Botavara, considera que lo lógico es que a una zona comercial como es la Plaza Bohemia se acceda por su vía principal, que ahora es un carril de salida, provocando que muchos conductores se equivoquen y se metan en dirección prohibida. Tampoco se muestra satisfecho con la zona de aparcamiento de la plaza, que se transforma en "un caos", y señala la falta de sombra por arbolado o toldos, lo que hace que la zona no sea frecuentada hasta que cae un poco el sol (los árboles artificiales que se han colocado, apunta, no lo resuelven). Este empresario considera que se ha dado un paso para mejorar la zona, pero que se podría haber hecho mucho mejor si se hubieran tenido en cuenta las aportaciones de los propios comerciantes. 

Un ejemplo de lo que dice es -según añade- que se haya puesto suelo blanco en una calle llena de heladerías. O que los cubos de basura estén en primera línea ocupando plazas de aparcamiento. También recuerda que al principio no se había planificado dónde se ponían los puestos de hippies y tuvo que quejarse porque llegaban hasta su tienda, ocultándola a la vista de los visitantes.

Luminita, una de las artesanas que precisamente acude a este popular mercadillo, comenta que está contenta con el nuevo espacio que ocupan, aunque ella está vendiendo lo mismo que otros veranos. "Es un paso", señala, aunque su pretensión es que puedan tener casetas fijas durante el verano para no tener que montar a las cinco de la tarde con tan altas temperaturas. Una demanda a la que se oponen rotundamente los comerciantes de la zona. 

Opiniones para todos los gustos

El mobiliario urbano que se ha instalado no es del agrado de todo el mundo. Unas fotos colgadas en redes sociales hace unos meses sobre los 'árboles artificiales' suscitaron las críticas de un buen grupo de usuarios, siendo criticados por la falta de funcionalidad o mal gusto; y llegando a ser calificados de 'cachivaches'. No obstante, otros muchos consideraron que la renovación de este espacio es muy beneficioso para la zona. "Pues a mí me gustan, tienen un aspecto moderno-futurista. Les doy mi aprobación, eso sí, si pasan el test de tres temporales sin romperse", apuntaba alguien.

Calles Dársena e Isla del Ciervo

La remodelación de la Plaza Bohemia ha ido unida al proyecto de convertir en una gran manzana la zona al adherir las calles Dársena e Isla del Ciervo al proyecto. La adecuación de ambas vías permite conectar con la Plaza Bohemia a través de un carril bici, aceras más anchas y espacios peatonales más accesibles y seguros.

Las principales actuaciones han sido la ampliación del parque infantil de la Gran Vía Isla del Ciervo con nuevo mobiliario urbano, el incremento en un 30% de las plazas de aparcamiento; el reacondicionamiento de las intersecciones; la conexión del carril bici de la Gran Vía con la Gran Vía Isla del Ciervo; nueva iluminación LED en calle Dársena; creación de espacios de sombra con arbolado y nueva red de riego; ampliación de la zona peatonal y mejora de la accesibilidad.

A la movilidad en la zona hay que sumar el alquiler de motos y patinetes eléctricos en la misma Plaza Bohemia, un enclave emblemático en La Manga que está viviendo un verano 'renovado'.

     

Noticias relacionadas

next