Hoy es 20 de julio

entrevista al presidente de la croem

Albarracín: "Metería a los políticos en una sala y no los dejaría salir hasta que se pongan de acuerdo"

"La apertura del cierre perimetral reactivará la Región: tenemos que convivir cuidando salud y economía"

9/05/2021 - 

MURCIA. "Se nota un impulso, una alegría: parece que el comercio se empieza a reactivar y la hostelería, con los pasitos que hemos dado, va a mejor". Así opina el presidente de Croem, José María Albarracín (Murcia, 1962), quien lidera desde 2013 la patronal empresarial murciana, que representa a más de 82.000 empresas. En esta entrevista de Murcia Plaza valora, entre otras muchas cuestiones, la situación política regional, y considera que la moción de censura a López Miras "no venía a cuento en ese momento por la situación tan mala que se estaba atravesando". Sobre las medidas restrictivas llevadas a cabo para contener la pandemia lamenta que "los cierres de sectores económicos impactaron en el tejido productivo", aunque admite que sí eran necesarios. Ahora el reto -o al menos así se lo exige al Gobierno regional- es convivir cuidando salud y economía. "De lo contrario, el retorno a la actividad será mucho más difícil".

 -La Región de Murcia acaba de dejar una tercera ola. ¿Cómo ve la situación de la economía? ¿Despega?

-Estamos comenzando a arrancar. Nos encontramos en un punto de inflexión muy importante. Todos tenemos que aceptar que la situación sanitaria ha sido difícil, pero hay una situación económica compleja y complicada. Salud y economía deben ir de la mano. Lo estamos reclamando al Gobierno regional y se lo he transmitido personalmente al presidente de la Comunidad. Esta semana así se lo expuse en el Comité Covid, donde suelo comparecer cada dos o tres semanas. La Región tiene un músculo empresarial espectacular. Tenemos empresas muy punteras en cualquier sector con una capacidad de aguante y resiliencia. Esto hace que la economía repunte. Aunque no se traslada a los datos macroeconómicos, ni siquiera a los del paro, pero sí se nota un impulso, una alegría. Parece que el comercio se empieza a reactivar. La hostelería, con los pasitos que hemos dado, va a mejor. Si seguimos por esta senda, la Región tiene capacidad para salir de esta situación.

-¿Considera que el Gobierno regional ha sido muy restrictivo? ¿Se han tomado medidas demasiadas duras?

-Fue restrictivo en un momento determinado, y quizá tengamos que alabar que tuviera que serlo. En aquel momento las decisiones de cierre de sectores económicos impactaron en el tejido productivo. Afortunadamente la situación sanitaria ha ido a mejor, lo que da la razón a las medidas que se adoptaron desde el punto de vista técnico. Pero a partir de ahora deben convivir economía y salud. De lo contrario, el retorno a la actividad sería mucho más difícil. 

"Es un disparate que el Presupuesto haya tardado tanto en aprobarse"

-¿Han sido especialmente drásticos con la hostelería?

-Los sectores dañados están clarísimamente identificados: la hostelería, el comercio, el turismo, los hoteles... También el ocio nocturno y los salones de celebraciones. El paquete del sector servicios se tenía que ver dañado. Nadie lo ha hecho de forma intencionada para hacer daño. Se tenía que cerrar en un momento determinado, pero no teníamos la capacidad económica para cubrir los gastos de ese cierre. Recuerdo lo que pasó en los países de nuestro entorno (Alemania, Francia): de forma inmediata el Gobierno respondió cubriendo la práctica totalidad de los gastos. Aquí nos dejaron un poco de la mano de Dios... Nos dejaron ir por libre; dejaron la cogobernanza a las comunidades, y se sufrió bastante. Pero también dimos pasos: conseguimos sacar adelante un primer rescate. Y se pagó antes de acabar el año. Ahora hemos logrado un segundo acuerdo y esperemos que tan pronto como se aprueben los Presupuestos, que ya está bien que se aprueben, se puedan liberar las cantidades acordadas.

-¿Echa en falta más ayudas del Gobierno regional o son suficientes?

-Todas las ayudas que se puedan dar son insuficientes. Porque no permiten cubrir al 100% las pérdidas de las empresas. Es verdad que ha habido mucha voluntad del Gobierno regional y los acuerdos se alcanzaron de forma ágil y rápida; pero hay que seguir pensando en cómo ayudar a todos los sectores. No sólo con financiación, también hay que pujar por un gran plan para hacer conocer la Región en Europa, para hacerla un polo de atracción turístico. Eso es lo que debe hacer el Gobierno regional. Se lo vamos a exigir.

"Hay que vacunar, vacunar y vacunar, sin reparo y sin ningún tipo de parada"

-La Región ha vivido un periodo político muy convulso, en plena tercera ola además. ¿Qué opinión le merece la moción de censura?

-Nos ha pillado por sorpresa a todos. Porque 24 horas antes (de la presentación de la moción) me había reunido con gran parte de ellos, tanto de un polo como de otro, y no me dieron ninguna pista. No sospechaba absolutamente nada. Lo hicieron muy bien [bromea]. Fue inesperado y atemporal. Y no venía a cuento plantear una situación de este calado en ese momento, por la situación tan mala que estábamos atravesando y que seguimos atravesando. Y sin perjuicio del derecho que tienen todos los partidos a recurrir a las herramientas de la democracia. Eso lo he dicho muchas veces. Pero hay que calcular muy bien el momento. Con una pandemia y unas prioridades distintas, no era el momento de hacerla y de hecho no salió adelante. Yo no quito ni pongo rey, pero ayudo a mis empresarios y los defiendo: no eran el momento ni las formas.

-¿Qué le pasaba por la cabeza cuando veía el debate de la moción de censura?

-Algunas veces he pensado en meter a los líderes políticos en una habitación y que no salgan hasta que lleguen a un acuerdo. Es una manera de que aprendan lo que hacemos las demás instituciones, porque trabajamos en defensa de nuestros intereses pero también estamos al servicio de la Región, apoyando y haciendo propuestas. O apartan sus diferencias y sus enfrentamientos o van a convertir la política en un circo en el que nadie va a creer en ella, ni nadie va a creer a los representantes políticos.

-¿Que le parece la tardanza de los Presupuestos, que han llegado al Consejo de Gobierno en mayo?

-Un auténtico disparate. Se llame Gobierno de la Región de Murcia o Gobierno de España. Las empresas estamos obligadas a saber el 1 de enero cómo empezamos el año; tenemos que tener las cosas estudiadas, preparadas y por supuesto presupuestadas. Si los dirigentes políticos se miraran en los espejos de los empresarios, le garantizo que ganaríamos muchísimo. Desafortunadamente no he sido capaz de conseguirlo ni ya me veo capaz de poder conseguirlo, pero no voy a cejar en el empeño. Es un disparate que los Presupuestos hayan tardado tanto, aunque hay que entender que la moción de censura paralizaba el preacuerdo de las cuentas. Pero se han tardado más de la cuenta. Apelo a la responsabilidad de los dirigentes y políticos de la Asamblea para que el trámite parlamentario sea lo más rápido posible.

-No son unas cuentas cualquiera. El 2021 es crucial para la recuperación.

-Ninguna empresa puede comenzar sin unos presupuestos, insisto. Se equivocaron. Y eso que iban en el camino correcto inicialmente, porque me consta que se había alcanzado un preacuerdo entre los partidos que conformaban el Gobierno regional. Se ha dilatado en el tiempo en exceso. No podemos perder más tiempo.

"Yo no me he vacunado: estoy en la cola, esperando mi turno"

-El Gobierno ha cambiado de consejera de Empresa. ¿Cómo es su relación con Valle Miguélez?

-Muy buena y muy fluida. Yo la conocía anteriormente: había tratado con ella en alguna ocasión como representante de su partido. Me ha sorprendido de una manera positiva. Ha reaccionado muy bien a la interrelación con la Croem. Hemos despachado asuntos importantes y hemos profundizado en temas que quedan pendientes para el sector empresarial. Estoy tranquilo, porque la relación va a ser buena. En cuanto al cambio de consejera, no puedo valorar. No se puede valorar a dos personas que son completamente distintas.

- Fernando López Miras llegó a la Presidencia de la Región en 2017; han pasado ya varios años, ¿cómo ve ahora al presidente?

- Esa pregunta sólo me la han hecho dos periodistas antes de esta ocasión. Le voy a decir lo mismo que en aquella ocasión, hace unos meses: Fernando López Miras ha aprendido mucho, ha mejorado muchísimo. Y ha cambiado para mejor. Como presidente necesita el apoyo de todos, como ha tenido el mío y lo va a seguir teniendo, porque creo que interesa que el presidente de la Región vaya bien: eso iría en beneficio de todos.

-¿Qué opinaría si se convocasen elecciones anticipadas en la Región de Murcia?

- Creo que sería un error garrafal, que espero que nadie cometa.

- Hoy domingo llega el fin del estado de alarma, ¿cree que el Gobierno ha hecho bien abriendo la Comunidad y eliminando el toque de queda?

- Tenemos que aprender a convivir con la covid-19. Las medidas sanitarias y la economía deben ir de la mano. Tenemos que dar pasos al frente y la inyección que necesitamos todos es la vacuna. Hay que vacunar, vacunar y vacunar, sin reparo y sin ningún tipo de parada. Eso va a significar la salida de la crisis sanitaria en la Región y el resto de España y el impulso económico que tanto estamos necesitando. No volvamos a caer en errores del pasado. No se deben mantener cierres de actividades económicas. Ha llegado el momento de que se abra la Región y de que fluyan los ciudadanos, para reactivar la economía, la hostelería y el sector turístico. Con esto no estoy poniendo en duda la gran labor que están haciendo y han hecho los técnicos sanitarios. 

"La moción de censura no venía a cuento, no era el momento"

- ¿Qué le parece la forma en la que se está llevando a cabo el proceso de vacunación, con las polémicas con AstraZeneca y demás variables?

- En esto soy contundente: ha sido un absoluto error el que ha cometido la Unión Europea en la gestión y la compra de las vacunas, y esto se ha proyectado en los estados miembros. En cuanto a AstraZeneca, creo que se debe poner la segunda dosis. Hay que seguir vacunando a todos aquellos que están esperando su segunda pauta. Desde las organizaciones empresariales hemos insistido al Gobierno para que nos permitieran vacunar a las empresas, a través de nuestras mutuas, e incluso las empresas directamente, las que por su tamaño tengan una independencia y capacidad interna para hacerlo.

- ¿Usted se ha vacunado?

- No. Le puedo confesar que en un momento determinado te llega algún globo sonda sobre la posibilidad sobre si por mi actividad es necesario que me vacunase. Pero yo no me he vacunado. Estoy en la cola, esperando a que me llegue mi turno y con la vacuna que corresponda. Lo que sí estoy deseando es que sea lo antes posible, como el resto de los ciudadanos.

- ¿Los sindicatos piden una subida del salario mínimo al 60% de la media salarial, ¿qué opina?

- Los empresarios hemos hecho un esfuerzo sobrehumano con el salario mínimo interprofesional, con una subida entre 2019 y 2020 de un 44% en una suma conjunta. El esfuerzo lo hizo el empresario. Ahora lo que hay que hacer es pensar si es el momento o no de hacerlo, porque estamos en plena pandemia. Hay miles y miles de empresas al borde de la quiebra. No es el momento de hacerlo. Vamos a mirar primero por salvar a las empresas, para que estas puedan salvar los empleos. Y cuando se consiga esto, nos sentaremos con los sindicatos y seguro que llegaremos a un acuerdo.

"Sería un error garrafal convocar elecciones anticipadas"

- ¿Cuál es la situación actual con los fondos ‘Next Generation’? ¿Hay dudas? ¿A qué sectores deben llegar preferentemente?

- Llevamos meses oyendo hablar de esos fondos y no terminan de llegar, pero evidentemente llegarán. España tiene que cumplir con Europa; a España se le ha solicitado la presentación de un estudio de viabilidad y de un proyecto razonablemente creíble por parte de la Comunidad Económica Europea. Apenas 36 horas después de presentar el proyecto, el Gobierno central ya estaba rectificando por el asunto sobre el IRPF que podría afectar a 133.000 familias en la Región. Europa tiene que estar convencida de que España tiene un proyecto. Ojalá suceda pronto y que lleguen los fondos cuanto antes. Los fondos deben ir fundamentalmente a las empresas, y no sólo a las grandes empresas. Tenemos que pensar en las pymes, en las micropymes, que suponen el 90% del tejido productivo de este país. A ellas deben ir también, para que puedan entrar en el mundo de la economía y la energía verde, de la digitalización y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Tiene que haber tabla rasa, para que lleguen a todos por igual y no priorizar proyectos que pueden dejar fuera a muchas empresas, que se pueden quedar atrás.

- La última vez que le entrevistamos nos confesaba que temía un aluvión de cierres de empresas a raíz de la pandemia. ¿Está sucediendo? ¿Son demasiadas las empresas que se han visto obligadas a cerrar en la Región?

- Yo no puedo decir si son muchas, ya que yo creo que son muchas en el momento en que cierra una sola empresa, o dos o tres. Lo cierto es que esa expectativa se ha reducido parcialmente. Pero han cerrado muchas. Estamos sufriendo el cierre de muchos pequeños comercios, como cafeterías, bares, restaurantes; en torno al 20% en el sector servicios. No podemos dejarlos caer. Tenemos que arrimar el hombro en la misma dirección. Hay que seguir pidiendo al Gobierno autonómico que continúe con las líneas de ayudas, que deben ser directas. Las que lleguen del Gobierno de España también deben ser directas y que no estén sujetas a ningún tipo de ley como se pretende con esos 142 millones de euros que nos han asignado como comunidad autónoma y que van a estar sujetos, casi con toda seguridad, a la Ley de Subvenciones, por lo que va a haber muchas empresas que no pueden cumplir los requisitos y no puedan optar a ellas. Una pena que hayamos perdido esa parte del sector productivo. Hay que centrarnos en las pequeñas empresas y autónomos para recuperar todo el tejido productivo perdido.

"Llegué a una Croem decaída, y me iré satisfecho"

- Hace unos meses anunció que no iba a optar a la reelección para seguir al frente de la Croem en 2022. ¿Sigue manteniéndolo o ha cambiado de opinión?

- Yo soy un hombre de palabra. Cuando llegué a la Presidencia de la Croem hace algo más de siete años modifiqué los estatutos. Llevé a la Asamblea General y a los órganos de gobierno que se pusiera un máximo de dos mandatos de cuatro años. Yo en marzo del año que viene llegaré a los ocho años y me marcharé. Llegará alguien que lo hará mucho mejor, que tendrá más capacidad y que estará más preparado que yo.

- ¿Tiene algún nombre favorito para que lo sustituya al frente de la patronal?

- Francamente no. Lo que espero es que llegue alguien que cuente con el consenso y la unanimidad de todos los empresarios, como lo hemos tenido hasta ahora. La unidad y fortaleza que tenemos hace que Croem sea un referente a nivel nacional, en el que se miran otras organizaciones de otros territorios. Tenemos el respeto de organizaciones a nivel nacional como Ceoe y Cepyme, donde estamos en los órganos de gobierno más importantes. Espero que esta unidad se siga manteniendo.

- ¿Ha faltado algo por hacer en los ocho años de mandato?, ¿tiene algún objetivo pendiente?, ¿cómo valora todo este tiempo?

- Siempre puede quedar algo en el tintero, pero creo que me voy a marchar satisfecho. Llegué a una confederación que estaba algo decaída, a la que le faltaba actividad y dinamismo, y que, como muchas otras, con motivo de la crisis de 2008, estaba en una situación económica no precisamente boyante. Pero tras hacer el trabajo de campo, de inicio, el primer año, empezamos a trabajar en una línea directa en defensa de los intereses empresariales, que nos ha llevado ser un referente nacional como confederación empresarial. Por primera vez en la historia podemos decir que el 99% del tejido económico de la Región está integrado en Croem. Eso creo que dice mucho.

Noticias relacionadas

next